PERONISMO PARA ARMAR

Acá no pasó nada: después del temblor, mil flores entre Fernández y Bordet

El gobernador de Entre Ríos y el Presidente montaron un escenario de paz y amor tras los chispazos de enero. Los pies en el plato ¿reeleccionista?

CONCORDIA (Corresponsalía Entre Ríos) Aquí no ha pasado nada. Con abrazo y gestos de cercanía, el gobernador Gustavo Bordet se reencontró este viernes con el presidente Alberto Fernández tras el cruce entre ambos a comienzo de año por el juicio a la Corte. Montaron un escenario de amor y paz: hubo flores de cada lado y una nueva visita pautada para el próximo lunes.

 

El Presidente arribó poco antes del mediodía a Concepción del Uruguay, una ciudad turística de la costa del río Uruguay, para encabezar una reunión con operadores turísticos de la región y anunciar obras de infraestructura para la zona.

 

Esta es la primera actividad que Bordet y Fernández comparten tras el choque público que tuvieron cuando en enero el presidente incluyó entre los gobernadores firmantes en el pedido de juicio político a la Corte Suprema al mandatario entrerriano. El mandatario entrerriano desmintió su adhesión públicamente y eso frizó el vínculo entre ambos, hasta este viernes.

 

Durante el acto, el gobernador se ocupó de agradecer a Fernández y señalar específicamente que el rumbo de su gobierno era el correcto. “Nos falta mucho, pero el camino es este” aseguró. Para ejemplificarlo, se refirió a la temporada de verano récord en el país y en la provincia. “Si no hubiese habido recuperación económica no hubiera sido posible”, dijo, y confirmó que el Presidente volverá este lunes a Entre Ríos para entregar viviendas en Paraná.

 

Fernández aceptó la deferencia y, sin rencores, devolvió la gentileza agradeciéndole a Bordet el afecto “que siempre me ofrecés”. El Presidente aprovechó su discurso para referirse a la interna del Frente de Todos y pedir unidad. Dijo que su espacio político debe escuchar menos "el barullo de los que gritan" y más "la voz silenciosa" de los que viven “en el interior” y quieren un país mejor. “Así es más fácil ganar”, afirmó. Hacia el tramo final, agradeció que su "amigo" haya sido gobernador porque lo ayudó “a gobernar la Patria”.

 

Las declaraciones de ambos, que no hablaron con la prensa por orden de Presidencia, dejaron una primera señal del posicionamiento que podría tomar el gobernador de cara a las elecciones de este año. En su círculo más cercano, no dudan de que continúe próximo al Presidente y de que acompañará su reelección. Niegan que la actividad de hoy se trate de un reencuentro porque sostienen que nunca hubo desencuentro.

 

Sobre el motivo del cortocircuito de enero, aseguran que sobre el juicio político ya no hay más nada que decir porque el gobernador ya expresó una posición y dejó que los legisladores entrerrianos expresen la suya. “La agenda de Bordet no pasa por el juicio a la Corte. Tiene cuestiones de gobierno y gestión que importan en Entre Ríos”, aseguran.

 

Un funcionario de diálogo con ambos mandatarios y que estuvo este viernes en Concepción del Uruguay aseguró a Letra P que “la relación entre Alberto y Bordet siempre ha sido excelente, desde 2019 hasta hoy. Es una relación privilegiada y así va a seguir”.   

 

Otra fuente de la mesa chica del gobernador también se refirió al rol de Bordet en el 2019 y diagnosticó que el juego político del gobernador seguirá como desde entonces. “No lo veo rompiendo nada”, dijo en alusión a las especulaciones que surgieron sobre un posible acercamiento a sus pares de Córdoba y Santa Fe, Juan Schiaretti y Omar Perotti.

 

El desembarco de Fernández en la provincia, tras el paso de Sergio Massa hace algunas semanas, ubica al vínculo entre ambos en una suerte de tregua electoral. “Es que Bordet está preocupado por la cuestión provincial, tiene que entregarle a un peronista el gobierno y esa es su mayor preocupación”, dijo un alto funcionario, consultado por este medio.

 

“Si bien tiene sus reclamos al gobierno nacional, la situación no es la misma que en Córdoba ni en Santa Fe. La imagen de Perotti no es buena, Schiaretti nunca estuvo con el Frente y Bordet está muy bien acá. Por más que coincidan en la Región Centro, lo veo trabajando por la unidad” analizó.

 

Alfredo Francolini firmó como funcionario de Rogelio Frigerio, ante la mirada del ministro Manuel Troncoso y Gastón Bagnat, titular de la Caja de Jubilaciones.
Javier Milei y Rogelio Frigerio, luego de que éste firmara el Pacto de Mayo.

También te puede interesar