18|9|2022

Casi el doble de planes en un año para evitar el desborde

Entre 2020 y 2021, el Potenciar Trabajo creció 81% en el territorio circundante a la Ciudad conformado por 24 distritos. El ranking de las comunas beneficiadas.

La transferencia de recursos a la población fue la herramienta del Gobierno para contener la tensión social durante la pandemia. El dato es elocuente: los planes Potenciar Trabajo repartidos en el conurbano crecieron 81,4% entre 2020 y 2021; pasaron de 235.181 a 426.568 en sólo un año, según los datos de la Dirección General de Información Social Estratégica del Ministerio de Desarrollo de la Nación procesados por el Observatorio del Conurbano de la Universidad Nacional de General Sarmiento.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Los 24 distritos que conforman el conurbano se llevan el grueso de los planes distribuidos en toda Buenos Aires. Sin embargo, donde más creció el número en términos proporcionales fue en el resto de la provincia, donde casi se cuadruplicó: de 16.621 a 65.315. Cuando se mira el total del territorio bonaerense, la variación fue de 90%: pasó de 310.562 a 591.234 planes entregados. 

 

El plan Potenciar Trabajo se creó por decreto en 2020 para unificar los programas Hacemos Futuro y Proyectos Productivos Comunitarios. Es para las trabajadoras y los trabajadores de la economía popular y corresponde a la mitad de un salario mínimo, vital y móvil: $22.700 que en agosto pasarán a ser $23.925. A cambio, se exige una contraprestación laboral de cuatro horas diarias en proyectos productivos, comunitarios y laborales y la culminación educativa, con el fin de promover la inclusión social plena para personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad social y económica.

 

Los distritos más ricos crecieron más

En relación a la cantidad de personas que las habitan, las intendencias más ricas son las que registraron un aumento mayor en el número de planes. Vicente López (gobernada por la jorgemacrista Soledad Martínez) y San Isidro (en manos de Gustavo Posse) encabezan el ranking con un aumento de 145% y 139%, respectivamente. En términos relativos, los dos municipios son los que tienen la menor parte de su población con planes sociales. Por encima del 100% de aumento también están Ezeiza, Merlo y Moreno, los tres gobernados por el Frente de Todos.

 

El distrito que más planes tiene es Florencio Varela: 7,6 de cada 100 habitantes recibe un Potenciar Trabajo. Le siguen José C. Paz (5,9), Berazategui y Ezeiza (5,3) y Lomas de Zamora (5,1). Fuera del conurbano, en la Región Metropolitana de Buenos Aires (RMBA), hay distritos en los que la proporción es aún mayor: en Presidente Perón, 8,5 de cada 100 personas tiene un plan; en Ensenada, 7,8; en San Vicente, 6,7, y en Cañuelas 6,5. 

 

Una variable atraviesa los números en toda la provincia: las mujeres son las principales beneficiarias de los planes Potenciar Trabajo en todos los distritos. En alguna medida, la cifra se explica en otro dato: son las más precarizadas y las que más tareas vinculadas con trabajos comunitarios y cooperativos llevan adelante en barrios populares.