23|11|2022

Milei suma errores no forzados y cruje la leonera

13 de junio de 2022

13 de junio de 2022

Estalló la interna libertaria alrededor del diputado. En menos de un mes protagonizó cuatro polémicas coronadas con El Porvenir medio vacío.  

Javier Milei experimentó en el último mes la combinación de varios factores que a los políticos de carrera le suceden a lo largo de años. El acto en el club el Porvenir, que el diputado libertario cerró con una "clase magistral", fue la gota que rebalsó el vaso: sus organizadores esperaban más de 10.000 espectadores, la capacidad era de 14.000, y solamente llegaron 5.000 personas.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La convocatoria frustrada generó que las internas latentes que había dentro de la Libertad Avanza quedaran expuestas. De ahí los reproches de uno de sus integrantes, Carlos Maslatón, contra la hermana del diputado nacional, Karina Milei, y su principal asesor, Carlos Kikuchi. El reproche pasó de un hilo de Twitter a un raid mediático este lunes. “Milei debe escuchar al pueblo o colapsará. En los últimos seis meses fue rodeado por el Eje Karina-Kikuchi, dos desequilibrados que lo están llevando al desastre. Parecen dos infiltrados de Sombrilla Larreta”, fue lo que primero dijo en su cuenta de la red social, para luego ratificarlo en diferentes declaraciones a la prensa. 

 

Puertas adentro, 48 horas después del traspié en la planificación del evento en el conurbano, todavía el frío del acto del viernes estaba fresco entre los seguidores de Milei al sumarse el temor de no saber, todavía, si lo que sucedió fue consecuencia de una reciente serie de pasos en falso. En un lapso menor a 30 días, el economista habló a favor de la libre portación de armas en el país, de la posibilidad de que se vendan órganos como un bien más, quedó nivelado con “la casta” que él mismo denuncia por usar los pasajes del Congreso para viajes y, por último, se vio envuelto en las denuncias por estafa de otra empresa que decía operar con criptomonedas, Coinx.

 

Todo antes del acto del viernes. “No comments”, fue la frase que dijo a Letra P, en estricto off the record, uno de los dirigentes que está codo a codo con Milei, al ser consultado sobre el impacto directo de las polémicas. Por primera vez, en el entorno del economista no sólo miran con preocupación los errores no forzados, sino también sus consecuencias. "Maslatón no es un militante orgánico de la Libertad Avanza. Se autocatalogó como un 'puntero gratuito' pero no es vocero del espacio, por lo que no se puede hablar de interna", se desentendieron en el entorno cercano del diputado

 

Más allá de Maslatón, las broncas lanzadas contra Karina Milei y Kikuchi son variopintas. Van desde lo estrictamente vinculado a la organización de los eventos y el armado de la agenda, hasta las decisiones del economista en las votaciones y en la rosca. “Había poca gente en el acto y, encima, las fotos oficiales mostraban justamente eso”, bramaron desde el entorno del legislador, para sumar temperatura al enojo. 

 

Milei, consciente de todo esto, después de El Porvenir, aprovechó su gira internacional para mandar un claro respaldo a su hermana: ella apareció en la foto que el diputado nacional se sacó junto al hijo del presidente de Brasil y también legislador, Eduardo Bolsonaro, con quien ya había compartido una charla hace semanas. 

 

Otro de los reclamos que sobrevuelan a la hermana de Milei y Kikuchi se destaca la acusación por la supuesta falta de profesionalización de la mesa chica del diputado nacional. “Sólo está preparado para el debate sobre economía. En el resto de los temas no es que hace agua, pero queda muy expuesto”, dijo visiblemente enojado uno de los integrantes justamente de ese círculo que cada vez se volvió más reducido. Maslatón le puso fecha a la interna: los últimos seis meses. 

 

Ese achicamiento se volvió más evidente después de las PASO del año pasado, en donde no sólo se profundizaron sus diferencias con el candidato de ese espacio en la provincia de Buenos Aires, José Luis Espert, sino que se empezó a gestar el alejamiento de “personalidades” del mundo de las redes que le brindaban asistencia a la hora de convocar a los jóvenes. Uno de los casos es el youtuber Eduardo “El Presto” Prestofelippo, condenado por difamar a la primera dama, Fabiola Yañez, que era uno de los influencers de los que se servía Milei para sus convocatorias.  

 

Ahora, con una gira preelectoral iniciada, una de las dudas es si habrá un retiro temporal de la primera plana del discurso público. Como para dejar que pase la tormenta. A la falta de personas alrededor que puedan aportar miradas sobre otros temas, como es el caso de políticas sociales, se le suma cierto malestar con la forma en la que se maneja el mencionado dúo Milei. En especial, en el caso de la hermana del diputado nacional la acusan de manejos autoritarios. “Tengo demasiados temas de los que ocuparme mientras viajo por el mundo para hablar sobre el liberalismo como para perder tiempo en marginales con necesidad de figurar”, escribió Milei en sus redes sociales en la única referencia que realizó, hasta ahora, a las denuncias de Maslatón.  

 

“No estamos hablando de que se está yendo alguien de mucha trascendencia dentro del espacio. Javier no va a contestar en público. No esperen que suceda al menos en el corto plazo”, explicaron cerca de Milei. En su entorno, incluso, buscan invertir la carga de lo que pasó con la escasa concurrencia en Gerli. “Fue un día complicado, en un horario difícil, con un clima adverso y sin aparato hubo una convocatoria que otras fuerzas no tendrían”, argumentaron. 

 

Sin embargo, hay algunos movimientos que no logran acallar el ruido existente. A la salida del mencionado “Presto”, se le sumó luego Emmanuel Danann, otro youtuber que se acercó a Patricia Bullrich. La cuestión llegó al punto de que el dúo que se encargaba del armado político de Milei, conformado por los legisladores porteños Ramiro Marra y Eugenio Casielles, fue reemplazado a principio de año; casi en simultáneo con el inicio de la interna que agendó Maslatón.