04|7|2022

El FdT estalla contra el MPN ante las críticas a Martínez por las represas

24 de mayo de 2022

24 de mayo de 2022

En una carta abierta, la bancada del panperonismo neuquino apuntó contra el gobierno de Gutiérrez por los palos al secretario de Energía.

GENERAL ROCA (Corresponsalía Patagonia) La bancada del Frente de Todos (FdT) de Neuquén le apuntó al gobierno de Omar Gutiérrez por las críticas vertidas desde diversos sectores del Movimiento Popular Neuquino (MPN) al secretario de Energía, Darío Martínez, ante la conformación de una comisión para estudiar el estado de las represas que deberán ser concesionadas en 2023. El descargo sucedió después de que, entre otros, el representante neuquino en la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), Elías Sapag, exigiera detalles del funcionamiento del Equipo de Trabajo de Aprovechamientos Hidroeléctricos Concesionados (ETAHC), el espacio ideado en la Casa Rosada para interiorizarse sobre el estado de las hidroeléctricas.

 

“Solo queremos saber cómo se quiere auditar a las hidroeléctricas”, reclamó Sapag ante el llamado de Letra P. En forma de respuesta, diputados y diputadas del FdT fueron críticos con los voceros del MPN. “Lo mejor que le puede pasar a la provincia y a los neuquinos y neuquinas es una auditoría para saber el estado real de las hidroeléctricas y que el tema no se convierta en un discurso berretín al que nos tienen acostumbrados y acostumbradas”, comienza el texto firmado por Ayelén Gutiérrez, Gonzalo Bertoldi, Soledad Martínez, Soledad Salaburu y Darío Peralta, legislador que integra la mesa chica de Martínez.

 

“Lo que hizo la secretaría de Energía fue poner en marcha un mecanismo de auditoría técnica de las centrales hidroeléctricas de todo el país, cuyas concesiones vencen en 2023”, sostuvo el bloque, y lanzó la pregunta: “¿A quiénes defienden los personeros del gobierno provincial?”.

 

“Esta comisión de auditoría que puso en marcha la Secretaría de Energía no va a sugerir ni va a proponer ninguna forma de disposición de las centrales hidroeléctricas, por lo tanto, la verdad que no se entiende cuál es la crítica que hace el gobierno provincial o los personeros del gobierno provincial”, machacaron.

 

El cruce es una muestra de la tensión con el gobierno neuquino, que trabaja a la par del Ejecutivo rionegrino por el futuro de las hidroeléctricas del Comahue. De fondo, hay un negocio de 800 millones de dólares que hoy absorben empresas como Pampa Energía y Enel, entre otras.

 

Este cortocircuito tuvo su primera etapa en la campaña electoral del año pasado. Fue el propio gobernador Gutiérrez quien reclamó la deuda por el canon que generan las presas, que por entonces rondaba los 1000 millones de pesos. Después de las primarias, en la que la lista Azul sucumbió por un puñado de votos ante la boleta Violeta de Rolando Figueroa, fue el vicegobernador Marcos Koopmann el que retomó con la pelea.

 

Una muestra de ese proceso se dio este lunes, cuando Koopmann le envió una carta al presidente Alberto Fernández para recuperar la denominada tarifa Comahue, un diferencial que significaría una reducción de entre el 15 y el 40% en el costo de la energía, de acuerdo a la categoría de las facturas residenciales, para Neuquén y Río Negro.

 

“Será un grupo de abogados el que analice el comportamiento de las concesionarias en relación a las obligaciones que tenían de la concesión, si han cumplido con el pago de los cánones que estaban previstos, con el pago de las regalías que tenían previstas, con las obras de mantenimiento de prevención y de inversión a las que se habían comprometido”, cierra el texto del FdT, con promesas de continuar.