23|6|2022

"El Colegio abandonó a los abogados y a las abogadas durante la pandemia"

18 de abril de 2022

18 de abril de 2022

El dirigente radical, que encabeza la lista de unidad de la oposición, critica la permanencia y la gestión de Jorge Rizzo al frente de la entidad. 

Gente de Derecho, la agrupación que lidera Jorge Rizzo y conduce el Colegio Público de Abogados desde 2006, tiene un retador de peso de cara a las elecciones, previstas para el 26, 27 y 28 de abrilRicardo Gil Lavedra. El dirigente radical encabeza la lista de Unidad en Defensa de la Abogacía, que reúne a 13 espacios opositores, y se muestra crítico con la actual gestión al afirmar que la entidad "abandonó" a los matriculados durante la pandemia. 

 

En declaraciones a  Letra P, el exministro de Justicia admite que no estaba en sus planes postularse para enfrentar a Rizzo en las urnas, pero explica que aceptó el pedido de las agrupaciones de la oposición porque hace falta "un cambio de época". 

 

 "Hay que recuperar la confianza con un servicio personalizado y escuchar los problemas concretos que enfrentan los profesionales. La pandemia puso en crisis un modo tradicional de ejercicio y hay que adecuarse a los nuevos tiempos", señaló. 

 

-¿Qué lo motivó a aceptar la candidatura?

 

-Hubo agrupaciones que consideraron reunirse para buscar una alternancia en el Colegio y me ofrecieron la posibilidad de liderar ese proceso. La permanencia de una agrupación en el poder durante tanto tiempo le quita frescura a la gestión. Hay una tendencia al personalismo.

 

-¿Cómo evalúa a la actual gestión del Colegio de Abogados?

 

-La gestión de Gente de Derecho tuvo momentos bueno, pero el vínculo con los matriculados se perdió con el tiempo. Durante la pandemia, el Colegio abandonó a los abogados y a las abogadas, y aumentó la matrícula en un momento muy difícil. Por lo tanto, hay que recuperar la confianza con un servicio personalizado y escuchar los problemas concretos que enfrentan los profesionales. La pandemia puso en crisis un modo tradicional de ejercicio y hay que adecuarse a los nuevos tiempos. Hay que modernizar la gestión, con una administración transparente y austera. Hay muchas quejas por los honorarios. También necesitamos una capacitación de excelencia, sobre todo para los jóvenes.

 

-¿Cómo fue el cierre de la lista?

 

-Los puestos son pocos y las aspiraciones son muchas, siempre ocurre en el cierre de listas. Fue difícil pero destaco la gran generosidad que tuvieron todos los dirigentes. Las agrupaciones, que tienen pensamientos políticos distintos, compitieron entre sí. Lo importante es que todos entendimos que era necesario unirse para tratar de provocar un cambio de época, en defensa de la abogacía. Prevaleció una perspectiva de género, las mujeres tendrán una gran relevancia.

 

-¿En caso de ganar las elecciones, descarta una fractura?

 

-Absolutamente. Hay un gran deseo de mejorar las cosas, los cambios traen esperanza. Tenemos la posibilidad de materializar esas modificaciones.

 

-¿Qué recepción tuvo su candidatura entre los abogados?

 

-Hay mucha confianza, pero el matriculado es quien va a decidir. Como en todo ciclo democrático, hay que empezar algo nuevo pero el colegiado decidirá.