Ramón Rioseco

“Rompemos el techo o nos resignamos a que gobierne el MPN”

El último candidato a gobernador del panperonismo en Neuquén tiene una idea fija: armar un frente XXL que incluya al PRO y a la izquierda. Ideologías, afuera.

GENERAL ROCA (Corresponsalía Patagonia) El histórico dirigente piquetero de Neuquén Ramón Rioseco, último candidato a gobernador del panperonismo y exintendente de Cutral Co, trabaja en la conformación de un gran frente electoral que incluya al Frente de Todos (FdT), a Juntos por el Cambio (JxC) y al Frente de Izquierda (FIT-U). Es una idea que parece imposible de hacerse realidad pero ya cosechó algunas adhesiones y lo tiene ocupado en esta etapa previa al año electoral. “Hay un dato matemático y político: con lo que tenemos, no nos alcanza. Si repetimos estrategias, gana el Movimiento Popular Neuquino (MPN)”, le dice a Letra P el hoy parlamentario del Mercosur.

 

Convencido de que es necesario un plan de “diez o 15 puntos” para avanzar en un proyecto de gobierno común para frenar al poderoso MPN, aboga por “dejar las ideologías de lado” y arenga la unidad opositora al partido de la familia Sapag. “En Cutral Co lo hicimos, tenemos la experiencia”, sostiene.

 

 

Amplio. Rioseco imagina un frente que incluya al FIT y a JxC.

-¿Su proyecto provincial anti-MPN es viable?

 

-Todavía estamos en los primeros aprestos, tenemos la idea de lograr una coalición mucho más amplia que el Frente de Todos (FdT) con los sectores de la oposición. La idea es romper el techo, sumando a la izquierda, al kirchnerismo y a Juntos por el Cambio. Así como estamos, no llegamos a ningún lado nosotros, ni los radicales ni el PRO. Debemos generar un programa de gobierno, planteando una salida distinta. Hay que pergeñar una alianza que exceda a todos los espacios.

 

-¿Este frente multicolor puede unir al panperonismo y a la centroderecha neuquina?

 

-Y a la izquierda también.

 

-¿Al trotskismo?

 

-Sí, exactamente. Todo se puede. En Cutral Co lo hicimos, tenemos experiencia. Los problemas de la grieta están en Buenos Aires, acá nos conocemos todos.

 

-¿Qué le responde la dirigencia de esos espacios cuando les plantea la idea?

 

-Tengo buena relación con todos, los conozco. Hicimos, en tiempos distintos, acuerdos que se respetaron. En el caso del PJ, hace años que trabajamos cerca. Lo mismo con el Frente Grande o Libres del Sur. Con los radicales y el resto de JxC, deben recordar que tuvimos una alianza con Horacio Pechi Quiroga. Es una buena síntesis de lo que puede suceder, si lo comparamos con lo que sucede en nuestra ciudad.

 

-¿Habló de esta posibilidad con Parrilli?

 

-Oscar está totalmente de acuerdo. Hay un dato matemático y político: con lo que tenemos, no nos alcanza. Si repetimos estrategias, gana el MPN. O rompemos el techo o nos resignamos a que gobierne el MPN.

 

-¿Y con Darío Martínez habló de este tema?

 

-Con Darío tenemos una relación de mucho tiempo, fue mi compañero de fórmula en 2019. Está invitado a que sea candidato. Trabajo para que podamos desarrollar una gran interna. Hagamos un programa de gobierno y una elección interna popular.

 

-¿Cómo recibieron esta propuesta en JxC?

 

-La mitad bien, la otra con dudas. Hay contradicciones e intereses personales, pero se nota que falta un liderazgo fuerte en ese espacio. Como en todos los partidos, estos procesos son de maduración.

 

-¿Esa maduración tiene un plazo?

 

-No hay dudas de que antes de octubre. Debe tener un tiempo de comprensión para el electorado, para que sepa por qué ideamos esta gran alianza.

 

-¿Cómo podrán converger espacios tan antagónicos?

 

-Hay que dejar de lado la ideología, hay que pensar en Neuquén. Tenemos una provincia rica, con mucha gente pobre. Hay que pensar en diez puntos básicos para avanzar en un frente bien amplio.

 

La Ruta Nacional 152 de La Pampa tiene 290 kilómetros de extensión y hace años que presenta precarias condiciones. Foto: diario Río Negro.
Ignacio TorresCuenta de Twitter @NachoTorresCH

Las Más Leídas

También te puede interesar