PROYECCIÓN ‘23

La UCR, entre el Operativo Conurbano y el posicionamiento intendentista

Las tribus radicales hacen foco en el GBA. En el interior, jefes comunales miran la gobernación. “Empatía”, el eslogan que agrupa dirigencia bajo el ala Manes.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Territorio clave para cualquier aspiración nacional o bonaerense, la construcción en el conurbano es una de las prioridades del radicalismo, que busca ganar volumen para competir por el liderazgo de la coalición opositora en 2023. Con concejales boinablanca en la gran mayoría de los distritos de la Primera y la Tercera, el historial cambiemista en ambas secciones electorales exhibe, no obstante, una evidente carencia de liderazgos radicales en las listas frentistas pasadas.

 

En muchas comunas predomina el objetivo de impulsar esquemas propios en las PASO bajo el doble mecanismo de acentuar la presencia territorial vía “comités abiertos” y reforzar recorridas por los barrios, con desembarcos legislativos de alcance provincial o nacional. A sabiendas de lo complejo que históricamente significó el Gran Buenos Aires (GBA) para el posicionamiento de propuestas radicales, muchas expectativas van atadas a figuras de alcance nacional.

 

El caso más visible es el de Facundo Manes. Promovido el año pasado por el oficialismo partidario bonaerense, el neurólogo camina ahora con traje de presidenciable. Apostando a la tracción de su imagen, la línea que baja a la dirigencia distrital encuadrada en Adelante Buenos Aires (sector interno que conduce el Comité Provincia) es dejar en claro quiénes son las y los soldados del neurólogo en cada territorio. Y así como en 2021 el lei motiv fue “Dar el Paso”, de cara a 2023 el concepto aglutinante de la tropa de Manes es “Empatía”.

 

Ese disparador que protagonizó, por ejemplo, la reciente charla del neurólogo-diputado en San Miguel, comienza a advertirse en las intervenciones en redes sociales de numerosas referencias locales de la UCR en el conurbano, incluso con la creación de colectivos con ese nombre, como sucede con el lanzamiento “Empatía x Lanús”, espacio lanzado por el concejal Emiliano Bursese, quien, desde diciembre pasado, encabeza un bloque radical propio, separado de la bancada que reporta directamente al intendente lanunense del PRO, Néstor Grindetti. Para apuntalar ese esquema, el próximo 26 de abril desembarcará el neurocientífico en este distrito de la Tercera.

 

En esa sección, la UCR gobierna dos municipios, Brandsen (con Daniel Cappelletti) y Magdalena (con Gonzalo Peluso), aunque ambos con perfiles más ligados al interior. En otras comunas de la Tercera con esas características, el radicalismo se esperanza con alcanzar la intendencia, como en Cañuelas, donde Leonardo Iturmendi ganó las PASO del año pasado y en las generales quedó a solo un punto del oficialismo.

 

En la Primera, también ya se avizoran encuadramientos bajo ese concepto, como en Ituzaingó, donde el comité local es comandado por Pablo Brizuela, quien el año pasado compitió en las PASO bajo el ala de Dar el Paso, posicionándose en segundo lugar dentro de una interna de tres en Juntos que, post integración, logró superar a la lista del FdT bendecida por el histórico caudillo Alberto Descalzo. Con expectativas de pelear por la intendencia en el ‘23, dirigentes del radicalismo distrital afirman que presentarán lista propia en las primarias.  

 

“La idea es fortificar Empatía”, admitió a Letra P una voz radical del conurbano para dar cuenta de un neurólogo “volcado en la competencia por la presidencia” y una candidatura a la gobernación de Buenos Aires que aún “no está definida” en el armado del oficialismo partidario.

 

En otra tribu interna del radicalismo bonaerense, Evolución acentúa las recorridas de Martín Tetaz por los grandes centros urbanos, para posicionar al diputado porteño como dirigente bonaerense y potable carta para disputar el sillón que tiene Axel Kicillof. En ese sentido, voces del armado liderado a nivel nacional por Martín Lousteau consideran que Tetaz no solo aporta “una cara conocida” del radicalismo para la compulsa provincial, sino que también consideran que su perfil orientado a la economía puede “generar receptividad” en el territorio ante la preocupación central en el GBA, la inflación.

 

Esta semana, Tetaz recorrió La Matanza, donde agitó como bandera su denuncia contra el intendente Fernando Espinoza por “alteración de datos del censo 2010 para beneficiar a La Matanza en la distribución de fondos públicos”. La Tercera es una de las secciones donde Evolución apunta a pisar fuerte, con aspiraciones distritales como las ya expuestas en Esteban Echeverría por parte del actual diputado provincial Pablo Domenichini.

 

En la reciente recorrida matancera, tanto Tetaz como Domenichini caminaron a la par de dos diputados PRO, Cristian Ritondo y Alejandro Finochiaro. Lo mismo se vio días antes en Lanús, donde se reunieron con el intendente Grindetti y su aspirante a sucederlo, Diego Kravetz. En Quilmes, en tanto, también se plasma un trabajo articulado entre el radicalismo local liderado por el concejal Fernando Pérez y el ala amarilla referenciada por el exintendente Martiniano Molina.

 

En otro rincón de la interna radical, el único intendente de la UCR netamente del conurbano, Gustavo Posse, acentúa sus lazos con el aspirante amarillo a la gobernación Diego Santilli, quien visitó su distrito este miércoles para realizar recorridas en dupla.

 

Intendentes levantan la mano

Por fuera del possismo (que alista al intendente de San Cayetano, Miguel Gargaglione) y Evolución (donde reporta el jefe comunal de Puan, Facundo Castelli), el grueso de la tropa intendentista del radicalismo bonaerense está alineado al oficialismo partidario encabezado por Maximiliano Abad que impulsa a Manes para la presidencia.

 

Voces que allí se posicionan deslizaron a Letra P la pretensión de contar con un candidato radical a la gobernación “que no venga de afuera” y, en lo posible, “mejor un intendente”. No dan nombres, pero sostienen que “hay voluntad y ganas”, algo que, detallaron, se plasma en charlas políticas como las que buena parte de los intendentes mantuvieron por Zoom el último fin de semana con el diputado Fabio Quetglas.  

 

Dirigentes del intendentismo confían en que, de crecer la imagen de Manes, la intención de voto del neurólogo podría levantar a una figura menos taquillera para buscar el sillón de Dardo Rocha. “En materia política estamos muy afilados y con ganas de tener un gobierno provincial nuestro”, sostienen.

 

Así, hay quienes consideran que es importante que la candidatura bonaerense esté “bien rodeada” por una figura competitiva a la presidencia y dirigentes con fuerte anclaje territorial en las listas distritales. Como fuere, consideran que lo más importante es “empezar a trazar un programa de gobierno”. En ese punto, exaltan la creación de la Fundación Poder, el think tank de la UCR bonaerense.

 

Urribarri quiere ser gobernador de Entre Ríos por tercera vez aunque la Constitución se lo impide.
El Socialismo confirmó su integración al Frente de Frentes opositor en Santa Fe.

También te puede interesar