El renacido

Resucita el Grupo Callao y ya pulsea con La Cámpora camino a 2023

Otra vez la fractura expuesta del FdT: la agrupación fundada por Alberto Fernández y la que conduce Kirchner chocaron de frente por el FMI. Lo que viene.

 

Para cerrar el capítulo del endeudamiento irresponsable y consolidar esta etapa de desarrollo e inclusión social, el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional que anunció nuestro Presidente es indispensable. Se trata de un acuerdo que no condiciona las bases sobre las cuales construir nuestro futuro, ni impone reformas que alteran el contrato social que garantiza un Estado presente. Esto no significa que ignoremos las implicancias de tener un acuerdo con el FMI; jamás nuestra fuerza política hubiese propiciado un acuerdo de este tipo”, reza el comunicado difundido bajo el título “Firmes en el camino de la reconstrucción”.

 

La publicidad del documento cobra un significado particular dos días después del discurso del Presidente frente a la Asamblea Legislativa, justo cuando el Gobierno anunció el cierre de las negociaciones con el Fondo y en plena tensión dentro del oficialismo por la resistencia del cristinismo al acuerdo final.

 

El espacio identificado con el albertismo no suele emitir comunicados. Tuvo su minuto de alta exposición en 2019, cuando Cristina Fernández de Kirchner convirtió a su exjefe de Gabinete en candidato, pero después mantuvo un perfil bajo por pedido expreso del mismo Presidente, que siempre desalentó el armado de un espacio propio que pudiera verse como un desafío al espacio que lidera CFK. El grupo nuclea al canciller Santiago Cafiero; a su vice, Cecilia Todesca; al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; al subsecretario general de la Presidencia, Miguel Cuberos; al antropólogo Alejandro Grimson, a la subsecretaria de Relaciones Parlamentarias, Cecilia Gómez Mirada; a la titular de Cascos Blancos, Sabina Frederic, y a la secretaria de Gestión y Empleo, Ana Castellani, entre otras figuras.    

 

El texto que emitió la agrupación hace una alusión elíptica a las diferencias internas. “La unidad de quienes creemos en una Argentina de producción y trabajo es clave. Confiamos en los actores socioeconómicos que integran el tejido vital de la Argentina para afianzar la alianza social para el desarrollo que necesitamos: gobernadores y gobernadoras, intendentes e intendentas, sindicatos, movimientos sociales, cámaras empresarias, pymes, universidades, organismos de derechos humanos y todos los espacios que integran el Frente de Todos, con el peronismo como columna vertebral”, dice.

 

Según pudo saber Letra P, la decisión de la dirigencia que forma parte del Grupo Callao es salir a instalar un temario relacionado con el modelo de desarrollo productivo que, entiende, impulsa el Gobierno. De esa manera, pretende evitar “la agenda de las internas” junto a cualquier referencia a la construcción política del albertismo. “No es una agrupación en el sentido de acumulación territorial, es más de debate de ideas. Apostamos a marcar posiciones y a defender y a explicar las acciones del Gobierno, del Presidente y del rumbo”, apunta una de sus integrantes.

 

Las especulaciones, sin embargo, están sobre la mesa cuando las críticas internas llueven sobre Fernández. Este jueves, después de que el Gobierno anunciara el cierre del acuerdo con el Fondo, La Cámpora difundió un video con un fuerte discurso de Néstor Kirchner en contra del FMI y de los programas monitoreados por el organismo.

 

A contramano de lo que entiende la agrupación que encabeza Máximo Kirchner, el sector ligado al Presidente sostiene que el acuerdo tendrá un efecto positivo en la economía del corto plazo y que eso le abrirá a Fernández la posibilidad de pensar en 2023.

 

Victoria Villarruel. 
Adrián Luque - Sergio Massa. La era antes de Milei.

También te puede interesar