Jorge Bortolozzi

En la huella de Sain: quién es el nuevo francotirador mediático de Santa Fe

El flamante secretario de Seguridad disparó declaraciones inconvenientes en entrevistas radiales. El gobernador, inquieto. Ajuste interno y tirón de orejas.

De contar presos a contar la “guerra” del gobierno de Santa Fe contra el narcotráfico. Jorge Bortolozzi pasó de la cúpula del Servicio Penitenciario a encabezar la Secretaría de Seguridad provincial, una suerte de viceministerio de la cartera más compleja de la gestión de Omar Perotti. En sólo dos meses en su cargo produjo declaraciones altisonantes que hicieron ruido mediáticamente y, sobre todo, hacia el interior del gobierno santafesino. La consecuencia: ajustes internos y tirón de orejas.    

 

Sin el incendiario Marcelo Sain en escena parecía que bajarían los niveles de ruido, pero, consultado por una serie de balaceras contra comisarías de Rosario, Bortolozzi se lanzó a hablar de “guerra”. “No tengo ninguna duda de eso. No quiero exagerar porque siempre sostuve que una guerra es con un país extranjero, pero acá hay 44 personas muertas en lo que va del año; atacan patrulleros, comisarías, amenazan personas, magistrados, fiscales. ¿De qué estamos hablando?”, aseguró en diálogo con la radio LT8.

 

La declaración no cayó nada bien en el entorno de Perotti y se tomó como la gota que rebalsó el vaso. Bortolozzi, de larga experiencia en asuntos penitenciarios, asumió en diciembre y, desde entonces, hizo una seguidilla de declaraciones, metáforas y comparaciones en entrevistas radiales que ya no quieren oír en el gobierno, más allá de que sus análisis de situación sean certeros. 

 

En primer término sostuvo que los presos de alto perfil en Santa Fe deberían estar en celdas de máximo control -y cuestionadas condiciones humanas- como en la que se encuentra el narcotraficante mexicano Chapo Guzmán en Estados Unidos. En otra oportunidad aludió a una serie de Netflix para graficar un salvaje triple crimen tras un casamiento narco.

 

Según explicaron en las entrañas del gobierno a Letra P, no impondrán censura para el funcionario porque no ven mala fe, pero habrá una bajada de línea para que cuide las palabras y no haya una línea discursiva que incomode a Perotti en su área más delicada. ¿Habrá pérdida de poder? Nadie, por ahora, lo sugiere. Probablemente no le haya caído muy bien el episodio al ministro de Seguridad, Jorge Lagna, quien se encargará de tomar los micrófonos durante los próximos días para enderezar el discurso público.

 

La primera interpretación fue que había un cambio de paradigma de Perotti, en el cual Bortolozzi estaba ganando protagonismo. Según comentaron fuentes del gobierno a Letra P, se trata de una descoordinación comunicacional en la que Bortolozzi “aprovechaba el vacío” que dejaba la ausencia de un vocero en la materia. Confiado en su conocimiento, se lanzaba. Esta idea encastraba con los rumores sobre un posible corrimiento de Lagna, a casi un año de su designación tras el alejamiento de Sain, que en el gobierno desmintieron a este medio.

 

Una vez más, Perotti tiene dificultades comunicacionales en el área Seguridad. Mientras Sain mostraba análisis académico con un tono belicoso que dinamitaba puentes a su paso, Bortolozzi usa un lenguaje más coloquial y conceptual. La oposición le cuestiona al secretario de Seguridad la abundancia de análisis de la violenta situación.

 

Bortolozzi ya amasó protagonismo durante su paso por el Servicio Penitenciario. Cuando era segundo del secretario de Asuntos Penitenciarios de Santa Fe, Walter Gálvez, se destacó por su carácter y sus condiciones de mando. Eso lo llevó a ser una carta para la Secretaría de Seguridad Pública cuando Perotti barajó de nuevo en el ministerio tras la salida polémica del equipo que había dejado Sain.

 

Maximiliano Pullaro y el concejal de Funes Juan Ignacio Rimini, aspirante máximo a liderar la UCR del Gran Rosario.
Telefe Rosario, el canal de Paramount que seduce a Grupo Plus.

También te puede interesar