23|11|2022

Por recomendación médica, Fernández suspendió su viaje a Corrientes

23 de noviembre de 2022

23 de noviembre de 2022

El jefe de Estado se recupera de una gastritis erosiva. Iba a participar de reunión de los gobernadores del Norte Grande, pero no irá. Tampoco viajará a México.

El presidente Alberto Fernández suspendió su viaje a Corrientes, donde iba a encabezar la 15° Asamblea de Gobernadores del Norte Grande, por recomendación médica tras la gastritis erosiva que sufrió la semana pasada cuando participaba de la Cumbre del G20 en Bali y que lo obligó a reducir actividades durante su gira. El jefe de Estado tampoco viajará a México para reunirse con su par Andrés Manuel López Obrador, como tenía programado.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El pasado sábado, el Presidente se realizó controles endoscópicos en el Sanatorio Otamendi y, según la Unidad Médica Presidencial, “no se le encontraron lesiones con sangrado activo”. Los médicos le indicaron “reposo y retomar en forma paulatina sus actividades laborales". De hecho, este martes estuvo en la Casa Rosada y mantuvo un encuentro de trabajo con el jefe de Gabinete, Juan Manzur, con quien repasó la marcha del Gobierno durante su ausencia por el viaje.

 

Tras el episodio que sufrió en Bali, Fernández admitió que se asustó por la gastritis sangrante y contó que los médicos le recomendaron que "pare un poco". "Fue un mal momento, tuve un problema que arrastro hace muchos años pero nunca se había manifestado de esa forma, que el estómago sangre”, explicó.

 

El Presidente tenía programado viajar a México para reunirse con López Obrador el próximo jueves , pero tampoco no irá. "No van estar el presidente electo Lula ni el presidente Alberto Fernández de Argentina, pero esta es la casa de los dos, somos muy buenos amigos, y más adelante, seguramente, van a visitarnos", confirmó el mandatario mexicano en conferencia de prensa. 

 

La descompensación que sufrió Fernández ocurrió hace ocho días mientras mantenía una conversación con el mandatario español, Pedro Sánchez, durante su estadía en la isla asiática. Tras ser recibir atención médica, el diagnóstico fue un cuadro de hipotensión y mareos debido a una “gastritis nerviosa con signos de sangrado” que lo obligó a suspender sus dos intervenciones ante la cumbre de líderes del G20.

 

A su regreso al país, este sábado el Presidente se realizó controles endoscópicos en el Sanatorio Otamendi, “no encontrándose lesiones con sangrado activo". La recomendación fue continuar con “reposo y retomar en forma paulatina sus actividades laborales".