22|1|2023

La misión de Maggiotti: terminar 130 mil viviendas antes de las elecciones

31 de octubre de 2022

31 de octubre de 2022

Asume al frente del Ministerio de Hábitat en reemplazo de Ferraresi, que vuelve a Avellaneda. Llega con el presupuesto recortado de Massa. El espejo Duhalde.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) El intendente de Navarro en uso de licencia, Santiago Maggiotti, asume en reemplazo de Jorge Ferraresi al frente del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat, con una misión específica para el año electoral: finalizar en 2023 las 130 mil viviendas que se encuentran en ejecución.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

En medio del éxodo de sus colegas intendentes del gabinete nacional, Maggiotti aceptó la propuesta de Alberto Fernández de reemplazar a Ferraresi, con la idea de darle continuidad a los principales programas del ministerio: el Procrear, el Casa Propia y el plan Reconstruir.

 

Entre esos programas, la idea antes de la elaboración del Presupuesto 2023 era proyectar un objetivo de más de 200 mil viviendas para el año próximo, pero la definición de los recursos que hizo Sergio Massa en el Presupuesto hizo más modestas esas metas. En agosto pasado, a poco de asumir, el ministro de Economía anunció un recorte de fondos que afectó fuerte a la cartera que conducirá Maggiotti: cincuenta mil millones de pesos para este año, una poda que tiene su correlato en el cálculo de recursos para 2023.

 

Desarrollo Territorial y Hábitat proyecta entregar 130 mil viviendas que están en construcción y que Maggiotti debería terminar antes de culminar la gestión y, de ser posible, antes de las elecciones. El Presupuesto 2023 solo alcanza para finalizar las obras empezadas y no para nuevos proyectos.

 

Maggiotti, cuyo padre, Santiago “Pichí” Maggiotti, trabajó en política habitacional en el gobierno de Eduardo Duhalde en los ‘90, estima que el déficit habitacional en el país alcanza unos 3 millones de viviendas y se imagina proyectando un plan de gestión más allá de 2023, porque repite que la única manera de solucionarlo es con programas sostenidos por 20 años o más.

 

A contramano de los intendentes que dejan o piensan dejar sus cargos en la nación y Buenos Aires para volver a sus distritos, Maggiotiti aceptó la propuesta de Fernández de reemplazar a Ferraresi, con quien llegó a ese ministerio en noviembre del año pasado como virtual número 2 y con quien, según dicen a su lado, trabaja “en espejo”.

 

“Va a ser una continuidad clara de la gestión de Ferraresi. Eso es lo que le pidió el Presidente. Él es un hombre del interior y sabe perfectamente cuáles son las necesidades de las provincias sobre el tema habitacional”, dicen a su lado.

 

En Navarro, un municipio de 20 mil habitantes, ubicado a 150 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, entre Lobos y Chivilcoy, el apellido Maggiotti está vinculado desde hace décadas a la política; mejor dicho, al peronismo. El futuro ministro nació el 9 de septiembre de 1974 en un hogar justicialista. Su padre fue un militante que en la década del ‘80, con la renovación peronista, fue primero concejal en Navarro, después diputado bonaerense (1987-1991) y después, intendente del pueblo. Su madre, Marta Teglia, también fue intendenta, entre el ‘95 y el ‘99. Su hermana, Paola, es concejala.

 

Pichín Maggiotti se impuso en las elecciones locales del ‘91 al radicalismo y logró que el PJ volviera a controlar el municipio después de cuatro décadas. También ocupó cargos en el gobierno bonaerense, convocado por Duhalde, que lo designó al frente del Plan Familia Propietaria, un programa de acceso a la vivienda con créditos hipotecarios a 20 años que tuvo mucho impacto en el interior bonaerense. Es uno de los espejos donde se mira el futuro ministro.

 

En 2011, Santiago llegó a la intendencia con un triunfo que -como había ocurrido con su padre- marcó el retorno del peronismo al poder en Navarro tras largos períodos de hegemonía de la UCR. Venció a Leonardo Poysegú y cortó una racha de 12 años de gobierno radical.

 

Fue reelecto en 2015, un triunfo muy importante porque logró resistir a la ola amarilla de Cambiemos que en el interior bonaerense arrasó y arrebató decenas de intendencias al peronismo. Desde 2014, Maggiotti integró junto a un grupo de intendentes del conurbano y del interior bonaerense el grupo “Los Oktubres” junto a Patricio Mussi, Juan Pablo De Jesús y Eduardo “Bali” Bucca, entre otros, apuntalado por figuras como el entonces ministro de Planificación Julio De Vido. La derrota nacional y provincial en las elecciones de 2015 dejó sin vida a ese espacio.

 

Maggiotti volvió a ganar las elecciones de su municipio en 2019 y en 2020 tomó licencia para acompañar a Ferraresi en Hábitat, desde donde aceitó sus vínculos políticos con gobernadores de todo el país. En ese dato político pueden buscarse algunas de las razones por las cuales Maggiotti decidió quedarse en un gabinete del que sus colegas huyen.