19|10|2021

Evangelismo bonaerense: la potencia de Juntos no alcanzó

28 de septiembre de 2021

28 de septiembre de 2021

No tendrá representantes en los concejos deliberantes. En dos distritos tiene chances de meter consejeros escolares. Balance positivo para la dirigencia.

Pese al triunfo de Juntos, la pata evangélica de la alianza no tendrá representantes en lugares de decisión en la provincia de Buenos Aires. En su primera experiencia electoral, la oferta dirigencial del partido Una Nueva Oportunidad (UNO) fue relegado a lugares pocos expectantes. Sin embargo, la cúpula del espacio califica de “ganancia” la performance porque el larretismo lo incluyó en las listas e integró su agenda a las propuestas de campaña.

 

En el territorio gobernado por Axel Kicillof, el referente evangélico es el lanusense Diego Villamayor. Como contó Letra P, integró el gobierno de María Eugenia Vidal como asesor de la Dirección General de Cultura y Educación y llegó a UNO luego de trabajar para “Gobernar bien”, la fundación creada por Gastón Bruno, exfuncionario de esa cartera bonaerense. Aunque no formalmente desde la gestión, Villamayor trabajó políticamente para el intendente PRO Néstor Grindetti en las elecciones de 2017 y 2019.

 

Hace unos días, fue el anfitrión del plenario nacional desarrollado, en la segunda jornada, en suelo bonaerense. “Fue un gesto de UNO Argentina en el que se reconoció el trabajo importante que se viene haciendo en Buenos Aires”, dijo Villamayor en diálogo con este portal.

 

Nacido al calor de la derrota de Juntos en 2019 y con un discurso a favor del aborto clandestino, aceitado durante las largas jornadas del primer debate sobre la interrupción voluntario del embarazo, UNO tuvo su primera experiencia electoral como partido en la elección del 12 de septiembre.

 

En Buenos Aires, los resultados dejaron un sabor semiamargo. La trampa fue el cierre de listas. En el acuerdo, UNO quedó relegado a casilleros con poca oportunidad de ingreso. "Convenimos estar dentro de Juntos apoyando la lista de Diego Santilli (candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires) en todos los distritos que tenemos en la provincia. Lo que negociamos es que pudiéramos incluir a la mayoría de nuestros candidatos dentro de la lista con la idea de participar por primera vez como espacio político", explicó Villamayor y evaluó que fue una buena elección porque pudieron incluir gente en las listas. “Cuando decidimos fundar el espacio, en 2019, nuestro corto plazo era 2023. Ocupar algunos lugares ahora ya es una ganancia para la idea original que teníamos”, agregó.

 

En la provincia, UNO no tiene representantes en los concejos deliberantes y, si los resultados de las PASO fueran definitivos, tampoco los tendrían. Según precisó el referente bonaerense, algunos dirigentes afines con el espacio ocupan una banca, pero, como en elecciones pasadas ingresaron con otros sellos, representan a otras fuerzas. Villamayor es esposo de Patricia Werenicz, concejala en Lanús, integrante del bloque macrista. Si bien ella no forma parte de UNO, en redes sociales se define “hija de Dios”.

 

“Para nosotros, un eje fundamental es la educación y por eso nos interesa tener presencia en los consejos escolares”, agregó el dirigente. De repetirse los resultados, podrían ingresar a los de José C. Paz y Berazategui. En la actualidad, UNO cuenta con una representante en Florencio Varela.

 

Desde el espacio destacan, además, que tienen la atención de los socios fundadores de Juntos. “Que Horacio Rodríguez Larreta y Santilli hayan participado del plenario es una muestra del respaldo que tenemos de parte de Juntos”, señaló el pastor y añadió: “Queríamos que nuestros candidatos tuvieran una primera experiencia dentro de Juntos y plantear nuestros temas. Vemos plasmada nuestra agenda de valores en la propuesta”.