24|10|2021

Julián Álvarez ganó la interna del FdT en Lanús y se perfila para 2023

14 de septiembre de 2021

14 de septiembre de 2021

Superó a las listas encabezadas por Balladares y Galdurralde. El camporista busca ahora fidelizar el voto de sus rivales internos. Objetivo intendencia.

La interna del Frente Todos (FdT) en Lanús se la quedó el camporista Julián Álvarez, quien aventajó por casi nueve puntos al director Nacional de Agenda Política en Jefatura de Gabinete de Ministros Agustín Balladares, y por 20 al presidente del Instituto de Lotería y Casinos de la provincia de Buenos Aires, Omar Galdurralde. La alianza peronista, además, superó en cantidad de votos a la propuesta del oficialismo local que lidera el único intendente PRO en la región sur del conurbano, Néstor Grindetti. De cara a noviembre, el camporista tendrá el desafío de fidelizar el caudal electoral de los tres espacios para poder quedarse con la victoria en las generales.

 

Tras la derrota de 2015, Lanús se convirtió en un distrito hostil para las ambiciones del peronismo. No sólo porque con el paso de los años Grindetti potenció su poder, sino porque las internas y las aspiraciones personales de la dirigencia superaron el objetivo electoral del espacio.

 

El Frente de Todos llegó a las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias con tres listas. Como alianza, el respaldo al peronismo superó a la propuesta de Juntos, que también se midió en internas, por menos de un punto y medio. Sin embargo el candidato oficialista, el secretario de Educación, Empleo y Deportes municipal, Damián Sala, no sólo se quedó con el triunfo de la primaria al derrotar al radical Emiliano Bursese sino que fue el precandidato más elegido con 70.600 votos.

 

Los números que obtuvo Álvarez le alcanzaron para festejar el domingo, pero en la campaña que resta a noviembre deberá trabajar para fidelizar el caudal de votos que obtuvieron sus adversarios internos. De lograrlo, achica la distancia para instalarse definitivamente como el próximo candidato a intendente del peronismo en el distrito. 

 

Álvarez, referenciado con La Cámpora y en alianza con el sindicalista Víctor De Gennaro y la concejala Natalia Gradaschi, obtuvo 43,18% de los votos que fueron al frente. En segundo lugar quedó Balladares, dirigente del Movimiento Evita y cercano al presidente Alberto Fernández, con 34,27%. Tercero se ubicó Galdurralde, que encabezó un armado que unificó al sector que lidera Sergio Massa con el del intendente lomense Martín Insaurralde y alcanzó 22,53% de los votos dirigidos al Frente de Todos.