11|9|2021

“El PRO insiste en llevar candidatos de Capital que desconocen la provincia”

ENTREVISTAS

31 de julio de 2021

31 de julio de 2021

El senador que busca renovar en la Séptima focaliza en el poder territorial de la UCR para ganar la interna. Palos a Posse. Acusa discrecionalidad de Kicillof.

Dirigente con anclaje en el centro de la provincia de Buenos Aires, Alejandro Cellillo no duda en identificar dónde está la clave del radicalismo para inclinar la balanza en la interna que se avizora con el armado amarillo que impulsa a Diego Santilli: “La llegada al territorio, el poder del interior de la provincia”. Exintendente de General Alvear y actual senador provincial por la Séptima sección, Cellillo va por la renovación de su banca pero, en primer turno, tendrá que afrontar un cruce interno en las PASO ante la nómina que impulsan los intendentes Ezequiel Galli (Olavarría) y Hernán Bertellys (Azul).

 

Evita sumergirse en tensiones con los socios frentistas con los que confrontará seccionalmente y se enfoca en la “insistencia” del PRO por motorizar candidaturas oriundas de la Ciudad. “Evidencian desconocimiento del territorio”, apuntan para dejar en claro por dónde pasará parte de la discusión interna de Juntos provincia adentro.

 

En diálogo con Letra P, Cellillo también dirige dardos al sanisidrense Gustavo Posse por mostrarse con el ala larretista y le recuerda sus posicionamientos previos por fuera del plato radical. Al mirar a la Gobernación, acusa “discrecionalidad” de la Provincia en materia de obras y cuestiona el abordaje de la pandemia.

 

¿Qué diferencia a la UCR de la propuesta del PRO?

 

-Se destaca el partido fundamentalmente en su llegada al territorio, el poder del interior de la provincia, un partido que aporta dirigentes bonaerenses, candidatos de la provincia misma. El PRO insiste en la fórmula de llevar candidatos de la Capital Federal que después evidencian lo que sucede incluso con el actual gobernador.

 

-¿Qué evidencian?

 

-El desconocimiento del territorio, de la provincia, lo cual hace difícil la implementación de políticas beneficiosas para la gente.

 

-¿Ese fue un factor determinante para que no se alcance la unidad?

 

-Seguramente. Nosotros leemos que la gente de la provincia no quiere ser gobernada por gente de la Capital, aunque tenga injerencia en la función pública bonaerense, el ambiente político de la Capital es muy diferente.

 

-¿Cuál es el correlato de la interna en la Séptima sección?

 

-En el ámbito seccional no hubo desencuentros tan profundos, tiene que ver con una cuestión macro más que nada. Pero estamos convencidos del debate interno, el radicalismo es el único partido político de Argentina que se somete a una elección interna para un recambio de autoridades cada dos años y eso lo legitima mucho más que ser el favorito de tal o cual mandamás.

 

-Sin embargo, después de una elección interna en la UCR bonaerense, hay diferencias que no se lograron zanjar con Posse, que se muestra con Santilli. ¿Cómo toma eso?

 

-Posse ha cambiado de bandera política muchas veces. Fue un gesto de generosidad del radicalismo haberle permitido participar de la interna de marzo, siendo que Gustavo ha sido radical K, estuvo en el Frente Renovador, en el propio PRO y volvió al radicalismo sin dar ninguna seguridad de que permaneciera. No habla bien de él que pierda una interna y después se muestre en otro lugar del que está el partido. No habla bien de él. Habría que tener cierta coherencia en la forma de hacer política.

 

-¿La figura de Manes puede darle impulso a la listas seccional?

 

-Seguramente. Facundo, cada vez que ha estado en el interior, se movió como en su casa y ha sido muy bien recibido por la gente. Ya inició la campaña en Salto, en un par de semanas estará en la Séptima y va recorrer toda la provincia; ya lo ha hecho, nos ayudó en la interna, no es una persona ajena a nuestro medio y hay mucha expectativa positiva por el hecho de que Facundo participe y se meta profundamente en política.

 

-¿Hasta dónde puede llegar esa proyección?

 

-Lo tiene que decidir Facundo, pero considero que estará ligada con la vocación de protagonismo que tiene el partido.

 

-¿La UCR tiene figuras que puedan dar la pelea por la Gobernación en 2023?

 

-Hay dirigentes importantes, varios de ellos intendentes, legisladores, pero falta mucho para la carrera al 2023.

 

-¿En cuáles aspectos pretende focalizarse si alcanza la reelección?

 

-Seguir trabajando por la salud, el ambiente, la educación que siempre fue un faro de mi trabajo como intendente y en la política. A eso se suma el aspecto sanitario derivado de la pandemia y la situación particular de la agricultura y la ganadería, que han sido sumamente damnificadas por este gobierno.

 

-Como dirigente de un municipio administrado por la UCR, ¿cómo analiza la relación de la Provincia con los intendentes de la oposición?

 

-Hubo discrecionalidad, a pesar de que apoyamos al Gobierno con pedidos de emergencia. El último fue el pedido de compra de vacunas, rápidamente nos pusimos a disposición de lo que consideramos positivo y sin embargo en el reparto de obras de la Provincia y la Nación se vuelve a observar la tan remanida discrecionalidad que tanto perjudica a los ciudadanos, incluso a sus propios votantes, que viven en los distritos gobernados por el radicalismo o el PRO.

 

-¿Cómo analiza la gestión de la pandemia en la provincia?

 

-Hay una infinidad de críticas en ese aspecto. Primero, la escasez de testeos, la demora en gestionar la compra de vacunas, la cuarentena interminable que tanto daño hizo, generó la perdida de tantas pymes, quiebras de comercios y el resentimiento de la actividad gastronómica  y hotelera que prácticamente se ha herida de muerte, y lo errático que ha sido en la previsibilidad a la hora de tomar medidas para contener la pandemia.