14|6|2021

La continuidad de una dinastía en el sillón municipal de Cañuelas

20 de abril de 2021

20 de abril de 2021

El matrimonio Arrieta-Fassi maneja el municipio desde hace 15 años. El posible desembarco de un hijo al Concejo para preparar otro pase de manos en 2023.

El distrito bonaerense de Cañuelas está comandado hace 15 años por el matrimonio Marisa Fassi- Gustavo Arrieta, una dupla que comparte el liderazgo y la sucesión política a manera de estrategia para seguir al frente de la conducción local. A esta alternancia de poder se le sumaría uno de sus hijos, quien se menciona como posible candidato a concejal en la próxima rueda electoral.

 

El punto de partida es 2007 cuando Gustavo Arrieta se transforma en intendente de la ciudad y cuatro años después vuelve a ganar las elecciones, solo que esta vez pide licencia en el cargo, tras ser convocado por el entonces gobernador Daniel Scioli para conducir el Ministerio de Asuntos Agrarios provincial.

 

Es ahí, cuando a través de una sucesión instantánea, la intendencia queda en manos de su mujer, Marisa Fassi -que había encabezado la nómina de candidatos a concejales- hasta diciembre de 2013, cuando el jefe comunal regresa para hacerse cargo del Ejecutivo y del armado local.

 

El desembarco de Arrieta en el terreno provincial en 2011 surge de un acuerdo entre intendentes kirchneristas que, si bien no pertenecían a la estructura orgánica del PJ, si fueron fieles a la Casa Rosada, en particular en 2009, cuando Néstor Kirchner pierde la elección legislativa. El actual titular de Vialidad Nacional supo construir fuertes nexos con los ex ministros del kirchnerismo Julio De Vido (Planificación Federal) y Alicia Kirchner (Desarrollo Social). En el plano provincial sus lazos más fuertes estuvieron con el Movimiento Evita y cierta cercanía con el que fue ministro de Infraestructura bonaerense, Alejandro Arlía.

 

Arrieta se vuelve a presentar en las elecciones de 2015 y obtiene la reelección en el cargo. En diciembre del mismo año a través de una sesión controvertida, el Concejo Deliberante aprueba su licencia para asumir como diputado nacional en reemplazo de Verónica Magario, electa como intendenta de La Matanza. Es que en 2013 el ex funcionario provincial integró la lista de diputados del FpV por la provincia de Buenos Aires. Nuevamente en una jugada de enroque, le toca a Fassi ocupar interinamente el sillón de mando. Y dos años después, Arrieta retorna a la intendencia.

 

En 2019, Marisa Fassi se presenta encabezando la lista del Frente de Todos y logra la victoria como intendenta. Cuando en 2023 culmine el mandato de Fassi, el matrimonio  habrá cumplido 17 años ininterrumpidos ostentando el poder político del distrito.

 

La ley provincial que en 2016 reformó el sistema electoral y que permite solo dos mandatos consecutivos. Si bien por ahora esta limitación no sería un problema, en Cañuelas se menciona que el matrimonio analiza incluir en la carrera electoral a alguno de los hijos mayores para garantizar la continuidad de los apellidos.