CORONAVIRUS

Una sí, una no: Larreta espera que mueva Fernández para clonar medidas

Aboga por evitar restringir la circulación, pero está de acuerdo con limitar la nocturnidad. Gestión home office y sintonía con Olivos.

Aislado en su casa por haber contraído coronavirus, Horacio Rodríguez Larreta sigue la gestión porteña de manera remota y prepara un abanico de opciones para replicar las medidas nacionales ante el incremento de casos de la enfermedad. Al mismo tiempo, utiliza el mismo método para mantener el vínculo con Alberto Fernández y Axel Kicillof, en una especie de resurgimiento de la Triple Alianza del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) tras meses de congelamiento por la definición de pasar de la etapa de "aislamiento social" a "distanciamiento". Ese freno del diálogo cotidiano también se aceleró por la lucha sorda por el quite de la coparticipación porteña. Sin embargo, el vínculo entre mandatarios continúa sobre el andarivel de la pandemia y el jefe de Gobierno participó este miércoles de la reunión del Presidente y con las gobernadoras y los gobernadores.

 

El alcalde PRO esperó esa reunión virtual para definir la clonación de las medidas nacionales en territorio porteño. Tras culminar la videoconferencia con Fernández, tuvo reunión remota con sus asesores y definió esperar la definición de la Casa Rosada. Por lo pronto, cerró filas en torno a dos posturas: rechaza la propuesta de frenar al 100% la circulación entre las 23 y las 5 de la mañana, pero respalda el cierre de la nocturnidad para neutralizar encuentros sociales en bares, boliches, restaurantes y espacio público durante las 24 y las 6 de la mañana.

 

Ambos temas se debatieron el miércoles por la tarde durante la videoconferencia de Fernández con las autoridades provinciales. El anuncio del Gobierno era inminente este jueves y, pese a la resistencia de Rodríguez Larreta y el mendocino Rodolfo Suárez, si la Casa Rosada define limitar la nocturnidad bajo el manto de un "toque sanitario", todos los estados subnacionales deberán atacar la medida.

 

Fernández y Rodríguez Larreta coinciden en limitar la nocturnidad con el argumento que reza que la ola de contagios golpeó a los sectores jóvenes -personas de entre 20 y 35 años-, que pueden elevar el ritmo de contagio en adultos mayores y grupo de riesgo. Esa información les llevaron Ginés González GarcíaFernán Quirós a ambos mandatarios hace una semana. Los informes de los ministros de salud de la Nación y la Ciudad coinciden con los que recibió el gobernador Kicillof, que también es partidario de un cese de la actividad nocturna por un horario limitado. A su vez, los tres mandatarios sostienen que es primordial mantener la actividad comercial y priorizan poner el foco en reuniones y eventos sociales.

 

En la reunión veloz del miércoles 30 de diciembre entre Fernández, Rodríguez Larreta y Kicillof empezó a discutirse esa posibilidad, que luego se habló por mensajes telefónicos esporádicos y finalmente se cerró en la videoconferencia de este miércoles. "En lo inmediato, no creemos que sea el momento de restringir la circulación. La ocupación del sistema sanitario sigue siendo estable", refuerzan en la Jefatura de Gobierno.

 

Ariel Lijo, candidato a juez de la Corte Suprema. 
Victoria Villarruel. 

También te puede interesar