X

Antes de cambios en el directorio, prende un contrato para darle futuro a la empresa. Se aleja el litigio como salida y sigue con aire el Plan Perotti.

Por 15/07/2020 20:25

Vicentin y la provincia de Santa Fe coincidieron en que la salida para la empresa es la figura de un fideicomiso con participación del Estado y de privados, entre los cuales estarían accionistas y también acreedores. También entendieron que lo mejor es la figura del rescate para evitar un litigio futuro. Esto se puso sobre la mesa en la conciliación que estableció el juez del concurso de la empresa, Fabián Lorenzini, para determinar quién conduce la agroexportadora. 

Poco más de una hora y media duró la reunión entre representantes de la firma y de la provincia de Santa Fe. Hubo desahogo y algo de tensión antes de avanzar en términos generales. Por ahora no se concreta el desplazamiento del directorio, tal como pidió la Inspección General de Personas Jurídicas de Santa Fe (IGPJ), tema al que atendió en un expediente paralelo el juez y llamó a la conciliación para resolver la cuestión. Sin perjuicio de esto, el proceso concursal continúa.

 

 

“Ambos coincidimos en que un fideicomiso puede ser la herramienta que satisfaga los intereses de las partes, ahora hay que estudiar todas las condiciones y quiénes lo integrarían”, explicó a Letra P el secretario de Justicia, Gabriel Somaglia. Luego resaltó la conformidad de ambas partes para evitar un litigio. 

Antes de un cambio en la conformación del directorio, primero se debería consumar el contrato para establecer el futuro de la empresa, tal como adelantó Letra P. Es ahí cuando toma fuerza el fideicomiso mixto, al estilo que busca el plan del gobernador Omar Perotti con inversores, como forma de rescatar no sólo a una empresa con crisis en los números, con un pasivo de 1.400 millones de dólares, sino también de confianza. Es decir, de gerenciamiento. Por lo tanto, si se logra un acuerdo será lógico que los actuales directores deban dar un paso al costado. Vale aclarar que los bienes transferidos a un fiduciario, jurídico en este caso, pueden ser sumas de dinero pero también derechos. De ahí que accionistas y acreedores puedan ingresar en el contrato.