X

El Gobierno no confía en los pícaros y planea un congelamiento de precios XL

Con productores de alimentos y bebidas amenazando con levantarse en armas, Desarrollo Productivo prorrogará Precios Máximos hasta mediados de junio. Tampoco habrá aumentos en el otro plan, Cuidados.

Por 06/05/2020 17:00

La decisión generará tensiones, dado que se da justo cuando las empresas que producen bienes esenciales presionan para aumentar, pero el Gobierno tiene decidido avanzar en un congelamiento de precios XL que dure hasta el momento más álgido de la curva de contagios del COVID 19. El Ministerio de Desarrollo Productivo ya trabaja en la extensión al menos hasta el 15 de junio de los Precios Máximos y, además, es altamente probable que tampoco se habiliten actualizaciones del otro programa, Precios Cuidados.

Puesto en marcha a mediados de marzo, los Máximos obligaron a todos los comercios y proveedores a mantener sus precios al valor de lista al 6 de marzo. La semana próxima se cumplirá el segundo mes del congelamiento.

 

 

Hace unos días, diferentes cámaras empresarias le hicieron llegar al ministro Matías Kulfas notas pidiendo flexibilizar los máximos, entre ellas la Coordinadora de Productores de Alimentos (Copal), la Cámara de Empresas Estadounidenses (Amcham) y cámaras de vinos como Bodegas de Argentina y el propio titular de la Corporación Vitivinícola (Coviar), José Zuccardi. A la par, las entidades CAS y FASA, que agrupa a los supermercados del interior,del país le aclararon al Gobierno que ya no tienen plafón para no trasladar subas a las góndolas si los productores siguen enviando listas con aumentos.

Lo mismo hicieron los mayoristas de CADAM. El único aliado firme con el que cuenta la Nación en la pelea es la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), que agrupa a Coto, La Anónima, WalMart, Carrefour, Jumbo y Día, entre otros. Esta entidad es la que le reporta qué aumenta, qué no y es la que le garantiza que no hay subas en sus góndolas. Pero por fuera subsiste el problema.

 

 

De todos modos, desde el Gobierno creen que hay cuestiones que las empresas que quieren aumentos no están atendiendo. Una de ellas, es que el Estado ya les está ayudando a muchas a pagar salarios, les habilitó créditos y asistencia y hasta salió públicamente a bancar los acuerdos de rebajas de salarios y suspensiones que acordó la CGT con diferentes sectores del comercio.

En ese sentido, les pide a los sectores un compromiso mayor para sostener los precios hasta que la curva de contagios empiece a caer y la actividad se normalice. Pero el tema es una olla a presión y hay reuniones casi diarias de las cámaras para buscarle la vuelta a la aplicación de actualizaciones. De hecho, las últimas subas autorizadas fueron a principios de marzo, dicen las empresas, y después hubo una devaluación de hecho aún con cepo, que subió todos los costos. Para el Gobierno, el eje de los precios es una de las patas de la mesa que no se pueden mover.