X

El titular de la Federación de Entidades Empresarias trazó a Letra P un diagnóstico desolador en la previa de la temporada de invierno, clave para la provincia.

Por 22/05/2020 18:30

Las pequeñas y medianas empresas de Río Negro están al límite. Al menos eso deja entrever el titular de la Federación de Entidades Empresarias (Feern), la organización que aglutina a las pymes de las principales ciudades de la provincia. Según relató a Letra P su titular, Walter Sequeira, es incierto el futuro cercano a poco de iniciarse la temporada de inverno, una de las más importantes en el sur argentino. Eso, si la pandemia lo permite.

“Este viernes hablamos con autoridades del Banco Nación y, en breve, hablaremos con el ministro de Turismo, Matías Lammens”, explica Sequeira, quien forma parte de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME). En total, Río Negro tiene cerca de 60 mil firmas que le dan vida a su economía, pero hoy se ven en un claro riesgo.

“Los lugares más complicados son los que tienen casos de Covid-19. Bariloche, que tiene varios, depende del turismo. Y en breve se viene la temporada de invierno. La incertidumbre es enorme”, relata.

 

 

-¿Específicamente, cómo es la situación de las pymes en la provincia?

-Que se corta la cadena de pagos. Las empresas tienen que ir al banco y como no hay banca provincial en Río Negro, deben ir al Banco Patagonia (N de R: Patagonia es el agente financiero rionegrino). Solo un 18% de las pymes accedió al crédito. El resto no pudo. Lo que le pedimos a la gobernadora Carreras son créditos blandos, a través del sistema CREAR, que estaban destinados a compra de capital. Ahora están evaluando la situación. Hoy, sólo dependemos de este sistema. Las que funcionan facturan el 30% de lo que facturaban en 2019.

-Tuvieron una reunión virtual con Carreras hace poco ¿Le pidieron la emergencia? ¿Qué respuesta tuvieron?

-Reclamamos una emergencia comercial y turística. También le pedimos que gestione ante quien corresponda, el tema de alquileres y servicios. Llegan facturas de gas de casi 20 mil pesos a negocios cerrados. Lo mismo sucede con la energía. Nosotros pedimos que nos cobren lo consumido. Entendemos que un sector de la política no entiende nada porque nunca pagó un sueldo. La situación se está poniendo durísima, las medidas del gobierno nacional no están ayudando. Los ATP son uno cada diez, la IFE no se está cobrando y los comerciantes no tienen acceso a créditos.

-¿Bariloche es la localidad más complicada?

-Lo de Bariloche es terrible. A eso hay que sumarle la cantidad de casos que tiene la ciudad. Todos los días hay tres o cuatro casos. Armaron cordones sanitarios. El gobierno tiene que sentarse con nosotros y ponerle el pecho a las balas, porque los bancos le dan la espalda a las Pymes. Si no hay garantías, es muy difícil que te den algo.