X

En las últimas semanas, la Policía y AFIP secuestraron miles de paquetes de cigarrillos sin su documentación. Marlboro, Philip Morris,Lucky Strike y Camel, las marcas más traficadas.

Redacción 20/05/2020 9:42

A partir de diferentes allanamientos que se realizaron en las últimas dos semanas, la AFIP y la Policía confirmaron que el índice de tabaco ilegal en la Argentina creció durante el aislamiento obligatorio que comenzó el 19 de marzo. 

La Policía Federal y Gendarmería incautaron en las últimas dos semanas decenas de miles de paquetes de cigarrillos, sin la documentación que exige la AFIP.

En tanto, la policía de Santa Fe detuvo este miércoles a dos hombres en el departamento de General Obligado, en la ciudad de Avellaneda que viajaban a bordo de un vehículo.

 

  

 

Los detenidos transportaban 4.250 unidades de cigarrillos de dudosa procedencia, marca PIER, cuya fábrica que los elabora está ubicada en Rosario. Ambos individuos presentaron una factura de compra electrónica irregular, por lo que fueron puestos a disposición de los organismos competentes para continuar con dicha investigación. 

Gendarmería secuestró también hace 72 horas más de 5.000 paquetes de cigarrillos en San Salvador (Entre Ríos) sobre la Ruta Nacional 18. En ese operativo, fue demorado un hombre sin la documentación legal pertinente exigida por AFIP. Todo el material incautado pertenecía a industria argentina y su valuación estimada supera el millón de pesos. 

En estas últimas semanas aumentó el tabaco ilegal, proveniente de países limítrofes como Paraguay, Bolivia o Brasil, que según fuentes oficiales estiman en más del 10% del tabaco que circula y se vende en nuestro país. 

 

 

Ese tabaco que no paga impuestos ni genera empleo en Argentina. Las marcas ilegales más traficadas y sin control oficial son Marlboro, Philip Morris, lucky Strike, Pier, Camel, Dolchester, Melbour, entre otras. 

La Policía constató a través de investigaciones y detenciones el aumento de bandas organizadas que operan en Argentina con marcas nacionales y extranjeras, sin control de calidad de ningún tipo, falsificando marquillas y facturas digitales.