Misión europea

Efecto coronavirus: suspenden visita de la ONU a cárceles bonaerenses

Los expertos ya estaban en La Plata. Pero el gobierno nacional ordenó que se dejara sin efecto esa actividad por temor a contagios en presidios provinciales donde hay hacinamiento.

La crisis humanitaria que padecen los internos de cárceles que dependen del Servicio Penitenciario Bonaerense iba a ser retratada en un informe de escala internacional, pero eso quedará para otra oportunidad. La crisis del coronavirus dejó sin efecto una visita de funcionarios de la Organización de la Naciones Unidas (ONU) que iban a recorres presidios en la provincia de Buenos Aires para realizar una publicación con los resultados de la recorrida.

 

Según pudo confirmar Letra P, todos los enviados de la ONU provienen de Europa, donde se registra uno de los epicentros mundiales de la epidemia, por lo que el gobierno nacional dio la orden de suspender hasta nuevo aviso esa actividad. La última visita del organismo fue en el año 2012.

 

Los anfitriones en las visitas iban a ser el ministro de Justicia bonaerense, Julio Alak, y funcionarios de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) en su rol de preventor de torturas y tratos inhumanos a las personas privadas de su libertad.

 

La CPM detalló que "hubo 140 muertes en cárceles en 2019."

Como informó este medio, las cárceles bonaerenses muestran una elevada tasa de sobrepoblación que obligó a dictar el estado de “crisis humanitaria” por parte de organismos defensores de Derechos Humanos en el continente americano que recorrieron varias unidades penitenciarias.

 

Antes de asumir la actual gestión provincial, miles de internos realizaron una huelga de hambre que se extendió por varios días en reclamo de mejores condiciones de habitabilidad. La creación de una mesa de diálogo multisectorial desactivó el conflicto, pero la realidad sigue siendo la misma que en diciembre de 2019.

 

Ante este panorama, los internos se exponían a un potencial contagio por coronavirus que, de concretarse, agravaría aún más el cuadro de emergencia.

 

Distintos sectores de la sociedad extremaron sus medidas de seguridad. En áreas como transporte y hotelería en la provincia de Buenos Aires se afinaron los controles y tareas de higiene.

 

Uno de los factores que preocupa a las autoridades es que, a mayor concentración de personas, aumentan las chances de una rápida propagación del virus covid-19. Según datos oficiales, en la provincia de Buenos Aires se registra el 113% de sobrepoblación carcelaria, con 42 mil personas detenidas en instituciones con capacidad para 20 mil.

 

 

 

Un dato que no es menor: la provincia de Buenos Aires es la única denunciada y sancionada ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por el sistema penitenciario y carcelario fundamentalmente, según reconoció al inicio de su gestión el ministro de Justicia bonaerense.

 

También te puede interesar