Conflicto Mapuche

Ministras a domicilio

Losardo y Frederic volaron al sur por segunda vez en 15 días. Atención personalizada al explosivo conflicto con el pueblo mapuche. La sombra del PRO.

El gobierno nacional busca darle una solución al conflicto con los pueblos originarios en el sur, un tema de arrastre, de larga data y difícil de cerrar. Con ese objetivo, las ministras Sabina Frederic (Seguridad) y Marcela Losardo (Justicia y DDHH) volaron por segunda vez en 15 días a la Patagonia para reparar el problema que divide a la sociedad de San Carlos de Bariloche y Río Negro.

 

Una atención puerta a puerta, de visitante y sin intermediarios, no es habitual para titulares de carteras nacionales. Menos, en un conflicto que reverbera tan lejos de la Capital Federal. El gesto da cuenta de la prioridad que le otorga el Gobierno al asunto. En espejo, el riesgo es que el alto volumen institucional abra expectativas mucho más grandes que el tamaño de las respuestas a los problemas.

 

Bajo el compromiso del presidente Alberto Fernández ante la gobernadora Arabela Carreras de alcanzar una salida pacífica, la comitiva avanza en el camino de diálogo. Encuentra escollos, como sectores de vecinos afines al PRO y de visible inclinación a no respetar la convivencia con las comunidades mapuches. Las voces de los pueblos originarios quieren, además, otra reunión el mes que viene en Catriel, para discutir los problemas ambientales, con el ministro del área Juan Cabandié.

 

La Mesa de Resolución de Conflictos en Río Negro tuvo su segundo encuentro este miércoles, muy cerca de Villa Mascardi, el área más caliente por el problema con la comunidad Winkul Lafken Mapu. Las ministras escucharon a todas las partes involucradas y visitaron el barrio del joven Rafael Nahuel, asesinado en un operativo de fuerzas especiales cuando Mauricio Macri era presidente. Carreras, una vez más, fue intermediaria con los vecinos en conflicto. En otra línea, la Coordinadora del Parlamento Mapuche–Tehuelche denunció intromisión del ala más dura de Juntos por el Cambio a través de Patricia Bullrich, Florencia Arietto y de la pata rionegrina que llegó a reunirse con las ministras.

 

Losardo, Frederic y Fuks con el werken mapuche (Foto: Luis Zamora).

 

La comitiva de funcionarios, que incluyó al secretario de Articulación Federal de Seguridad, Gabriel Fuks, atravesó diferentes momentos en la primera jornada. Las críticas llegaron de varios lados, sobre todo del que tiene propiedades en las inmediaciones de Mascardi. En un encuentro gestionado por Carreras, autoconvocados apuntaron a todos los enviados de la Nación a través del texto firmado por Diego Frutos, cercano al PRO patagónico, asiduo participante de reuniones virtuales antimapuches.

 

“El Poder Ejecutivo tiene el deber de hacer cumplir la ley, hacer cesar la comisión de los delitos, restituir la posesión de la tierra a sus propietario”, dijeron en el texto que difundieron medios locales. A Frutos se lo liga directamente al macrismo de Bariloche.

 

Losardo carga con un problema adicional. Es que tiene bajo su órbita a la titular del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), Magdalena Odarda, apuntada por supuesta complicidad con la comunidad más radicalizada, hoy como caso testigo por la supuesta anarquía que se vive en esa zona de la cordillera patagónica. Hasta el oficialismo provincial, Juntos Somos Río Negro (JSRN), culpa a Odarda por incentivar la actividad del lof a orillas del lago Mascardi. Y en el Frente de Todos (FdT) existe resistencia para quien fuera compañera de fórmula de Martín Soria en la elección de 2019.

 

Con ese antecedente inmediato, los vecinos que sí dialogaron con las ministras, recibieron promesas de “libre transitabilidad” por la ruta nacional 40. Como informó Letra P, el mal momento que pasó Carreras con uno de los integrantes de la comunidad reavivó el debate sobre quién tiene el mando en esa parte de la provincia. “Creo que este es un avance fundamental que combina la tecnología, con la presencia permanente de Gendarmería y con la posibilidad de evitar los cortes, este ha sido el compromiso de la ministra Frederic y de la ministra Losardo”, ratificó la gobernadora.

 

 

Carreras habla con las ministras en Bariloche.

 

AGENDA. Los voceros del Parlamento Mapuche fueron precisos en la reunión con las ministras. Una vez más, instaron a que se reconozca el genocidio contra sus antepasados. Ese fue el punto de partida para el diálogo extenso, durante la tarde, donde no sólo se abordó el tema Mascardi; en el encuentro, se citaron los más de 25 conflictos que ya se habían adelantado en la reunión de Viedma. “Remarcamos la disposición al diálogo, pero ese es nuestro punto de partida”, respondió Orlando Carriqueo, werken (vocero) del Parlamento, a Letra P.

 

La mesura fue destacada por el obispo de Bariloche, Juan José Chaparro, quien citó el discurso del Papa Francisco en Chile cuando llamó al diálogo para frenar la escalada de violencia en la región de la Araucanía, pero les pidió a las autoridades del vecino país “reconocer” la historia de los pueblos originarios. Chaparro fue un protagonista importante en los días posteriores a la muerte de Rafael Nahuel; mientras se gestaba la teoría de un grupo anarquista y subversivo con influencia internacional, siempre llamó al consenso y hasta criticó la intención de crear “un enemigo interno” con la teoría del grupo Resistencia Ancestral Mapuche (RAM).

 

Algo de esa historia escucharon Frederic y Losardo cuando recorrieron las calles que caminaba a diario Nahuel, Rafita, el pibe pobre del alto barilochense que fue asesinado por las fuerzas especiales de Prefectura. “Queremos justicia, queremos que todos paguen”, le repitieron sus padres, al relatarles los problemas diarios que capean los más necesitados del barrio Nahuel Hue, en las afueras de la ciudad lacustre.

 

No menor es el pedio de una próxima reunión, con Losardo, Frederic y Cabandié. Quieren recibirlos en Catriel, la histórica región petrolera rionegrina. Los espera otra agenda pesada: la pérdida de tierras y el temor por la salud del río Colorado ante el avance del megaproyecto hidroeléctrico Portezuelo del Viento en Mendoza.

 

Jorge Sapag mira de reojo a Rolando Figueroa. Se reconfigura el mapa en Neuquén y el MPN busca protagonismo.
Tierra del Fuego: la pelea entre Walter Vuoto y Martín Pérez sigue viva y ahora desborda al PJ

Las Más Leídas

También te puede interesar