23|1|2021

“Bahía Blanca es un gigante dormido y un polo industrial clave”

28 de noviembre de 2020

28 de noviembre de 2020

El flamante titular de la Unión Industrial bahiense focaliza en la articulación público-privada. Perfil propositivo y objetivos con el puerto como protagonista.

“Bahía Blanca es un gigante dormido”. A pocos días de asumir al frente de la Unión Industrial de Bahía Blanca (UIBB), Gustavo Elías no duda en posar la lupa sobre las potencialidades del polo emplazado en el sur bonaerense para el país y la región. “Lo que debemos hacer en este momento de tanta oscuridad es poner un poco de luz, salir de la queja y poner propuestas arriba de la mesa”, dijo en una entrevista con Letra P. Y en esa línea, afirmó que “no hay que tenerle miedo” a la articulación público-privada; “la política sola no puede”, argumentó. Así, destacó el rol estratégico del puerto como bastión de desarrollo industrial e instó a un cambio de paradigma en la matriz exportadora “que salga de la primarización para entrar a generar desarrollo con valor agregado”.

 

A la vez, enumeró los atributos bahienses para consolidarse como bastión industrial, resaltó el link con Vaca Muerta y, de paso, pidió por el gasoducto que conecte con el yacimiento patagónico. A favor del aporte extraordinario de grandes fortunas, llamó a una salida mancomunada de la crisis.

 

 

BIO. Empresario. Integra la Unión Industrial de Bahía Blanca (UIBB) desde los inicios, hace 28 años. Antes de acceder a la presidencia de esta entidad de peso en el distrito, fue vice segundo de tres gestiones previas.




-¿Qué aspectos habría que apuntalar en materia industrial en el distrito?

 

-Primero, tenemos que pensarnos a nosotros mismos. Bahía es una ciudad que está lejos de la Capital Federal y provincial, pero que tiene el puerto más importante de la Argentina, un puerto de aguas profundas que completa los barcos granarios que después cruzan el océano.

 

-¿El puerto tiene un rol estratégico para el desarrollo industrial bahiense?

 

-Un rol estratégico no solo para Bahía, sino para todo el país. Nuestro puerto debe ser el puerto del futuro en Argentina, tanto en cargas generales líquidas -con todo lo que es combustible- como en carga por contenedores.

 

-¿La conexión con Vaca Muerta es relevante?

 

-Sí, por supuesto. Somos el puerto de la Patagonia. El puerto es a Vaca Muerta lo que Vaca Muerta es al puerto en todo lo que es el desarrollo gasífero.

 

 

 

-¿Cuáles son los principales desafíos para su gestión?

 

-Que la industria tenga un perfil propositivo. Hace un año y medio creamos también la Unión Industrial de la Patagonia, que luego se vio en una meseta por la pandemia, pero rápidamente vamos a seguir con esta búsqueda de encuentros en la Patagonia, para pensarla en toda su dimensión. Las patagónicas, son provincias ricas en recursos y poco pensadas. Tenemos que idear la manera de articular eso en busca de desarrollar nuestro puerto, nuestras empresas de servicios e incentivar a aquellos industriales que quieran venir a desarrollarse. Un foro de encuentro. No todo termina en Buenos Aires.

 

“Creo firmemente en la articulación público-privada, en potenciar los consorcios de gestión.”

-Y en la articulación con los diversos estamentos estatales, ¿a qué perfil apunta?

 

-Ir a discutir a la Provincia y la Nación las cosas que hacen al desarrollo de Bahía. Se trata de meter propuestas arriba de la mesa, más que de ir a pedir. Creo firmemente en la articulación público-privada, en potenciar los consorcios de gestión, en cambiar nuestra matriz exportadora, salir de la primarización para entrar a generar desarrollo con valor agregado y acompañar a los pequeños empresarios.

 

-¿Cómo es el diálogo con el intendente Héctor Gay y el titular del consorcio portuario Federico Susbielles?

 

-Federico está haciendo un muy buen papel al frente del consorcio. También lo está haciendo el intendente, acompañando las políticas que de él emanan.

-Para contrarrestar los efectos de la pandemia, ¿se tomaron las medidas adecuadas desde la Nación y la Provincia o se podría haber hecho más?

 

-Nada es suficiente ante semejante parate. Pero la Nación y la Provincia estuvieron presentes.

 

-Para contribuir a la reactivación pospandemia, ¿está de acuerdo con aspectos como el aporte extraordinario de las grandes fortunas?

 

-No quiero dar una opinión institucional del tema. En lo personal, estoy a favor. Hay que entender que la gente la está pasando mal y que los que tenemos, debemos hacer un esfuerzo y aceptarlo. También tenemos que dar una discusión importante en nuestra matriz de impuestos. Hay que tratar de simplificar, de buscarle la vuelta. Hay impuestos que han venido a ser paliativos y terminaron siendo permanentes.

 

-¿Presidir una entidad de estas características en una ciudad de relevancia como Bahía es un paso hacia una carrera política?

 

-No. Mi aporte es desde este lugar. Desde acá tenemos que propiciar encuentros con la política, el sector del trabajo y articular mancomunadamente. No veo otro camino. Tenemos que discutir la matriz logística, la matriz exportadora, nuestra identidad, cuál es nuestro lugar en el mundo, cuáles son los ejes de crecimiento, tener nuestra propia identidad, salir del commodity y empezar a buscar productos por calidad.
 

 


-¿Qué hay que potenciar para lograr eso?

 

-Tenemos que potenciar el ferrocarril, los puertos secos, la integración de todos esos nodos con el agua, propiciar la carga aérea. Hay mucho por discutir y la salida es en conjunto, ninguno tiene la receta acá y menos las puntas. Hay que propiciar un medio, hay que propiciar el encuentro.

 

-¿Observa una voluntad en esa línea, tanto del sector industrial como de los diferentes actores políticos?

 

-En lo personal, en esto de achicar distancias, creo que un actor que está tratando de propiciar el camino del medio es Sergio Massa. Por otro lado, creo que la carta de la vicepresidenta va en ese sentido. Ahora, a eso nosotros tenemos que intentar darle contenido. Y no hay otra salida, no tenemos otra chance. Tenemos que ver cómo nos integramos con el norte, con China, Rusia, Medio Oriente, tenemos que ser eficientes, bajar costos, hay que discutir y repensar todos estos aspectos.

 

“Bahía ha sufrido también el amesetamiento que ha tenido todo el interior. Tenemos que recuperar el federalismo.”

-¿De qué manera la industria bahiense puede contribuir a esa discusión?

 

-Bahía Blanca tiene numerosas cualidades para aportar. Primero, porque tenemos un respaldo académico muy importante por tener todas las carreras de posgrado; es una ciudad –aun siendo portuaria- segura para que los jóvenes puedan venir a estudiar; tenemos que potenciar la infraestructura hotelera; tenemos respaldo técnico al complejo petroquímico, que es el más grande de Sudamérica; tenemos la planta de urea ampliándose y que va a ser una de las más grandes del mundo, que va a sustituir importaciones con la Unión Europea; y todos los derivados del gas que vienen de Vaca Muerta.

-Hace poco enviaron una nota a Kicillof pidiendo por el gasoducto que transporta la producción de Vaca Muerta a la región…

 

-Sí, pidiendo que las terminales del gasoducto lleguen a la región de Bahía porque aquí producimos polietileno, polipropileno y todos los derivados del gas.

 

-¿Tuvieron alguna respuesta del Ejecutivo bonaerense?

 

-Estuvimos charlándolo. Creo que son conscientes de que Bahía Blanca es un polo industrial clave para Argentina y la región. Bahía Blanca es un gigante dormido y tenemos muchas cosas para aportar desde acá. Bahía ha sufrido también el amesetamiento que ha tenido todo el interior. Tenemos que recuperar el federalismo.

 

-¿Para eso la reactivación ferroviaria es importante?

 

-Sí. Para Bahía es fundamental la conectividad ferroviaria con el norte, con puertos secos en el interior de la provincia. Este país no tiene futuro sin una matriz ferroviaria eficiente y complementaria con camiones, barco y avión. Hay que repensar la plataforma logística de Argentina.