23|1|2021

El debate del aborto, en cuatro comisiones controladas por el FdT

24 de noviembre de 2020

24 de noviembre de 2020

El oficialismo puso en marcha su relojería para acelerar el tratamiento del proyecto. Quiere llevarlo al recinto en dos semanas junto al "texto compensador".

El nuevo proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), que ingresó a la Cámara de Diputados con la firma del presidente Alberto Fernández, será girado a las comisiones de Legislación General, Legislación Penal, Salud y Mujer, todas conducidas por el oficialista Frente de Todos, que buscará evitar repetir el extenso debate que tuvo la iniciativa en 2018. Al mismo tiempo, el proyecto para acompañar los primeros mil días de los niños y niñas pasará por esos mismos comités y por el de Presupuesto, que encabeza Carlos Heller, también del FdT. 

 

Según confiaron a Letra P fuentes parlamentarias, ambos plenarios de comisiones buscarán contar con dictamen en dos semanas para luego tratar en forma conjunta los dos temas en el recinto. La primera reunión informativa contará con la presencia de la secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra; el ministro de Salud, Ginés González García, y su par de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

 

La comisión de cabecera del proyecto de IVE será Legislación General, a cargo de la massista Cecilia Moreau, que tendrá en sus manos la organización del debate junto a sus pares Carolina Gaillard (Legislación Penal), Pablo Yedlin (Salud) y Mónica Macha (Mujer). El proyecto de los "mil días" tendrá a Salud como cabecera. 

 

 

 

Las tres diputadas y el diputado integran la bancada del Frente de Todos y buscarán que el tratamiento sea realizado en forma plenaria para agilizar el debate. El esquema de trabajo se conocerá este jueves, pero "la idea es que haya entre 30 y 60 expositores, divididos en cuatro grupos: científicos, sanitaristas médicos, ético religiosos y juristas", confiaron a Letra P desde una de las comisiones involucradas. 

 

La cantidad de expositores fue uno de los temas que quedó por definir, luego de la reunión que el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, mantuvo con los cuatro jefes de las comisiones. El total de invitados se resolverá el jueves y dependerá de las propuestas que haga cada bloque y las opciones que ofrezca. 

 

 

 

Esta vez, el proceso contará con una garantía adicional: los titulares de las cuatro comisiones impulsarán "una resolución de la Cámara para pedir que trabajen en evitar adjetivaciones personales y calificaciones peyorativas para que sea un debate serio y respetuoso". También habrá una advertencia: "cualquier escrache a domicilios" o a celulares personales "que realice uno u otro sector, indistintamente, será denunciando penalmente por la Cámara dado que se vería afectado el fuero y la libertad de opinión de los las legisladores".