X
La iniciativa fue presentada en varios municipios de la provincia de Buenos Aires por representantes del peronismo. En San Nicolás, la medida la aplicó el intendente vía decreto.
Redacción 13/09/2019 13:10

Tras el acuerdo entre oficialismo y oposición, la Cámara de Diputados de la nación aprobó el proyecto para prorrogar la emergencia alimentaria hasta 2022 y aumentar las partidas para comedores y merenderos en un 50% de los "créditos vigentes". Además de esa respuesta del Congreso al reclamo de las organizaciones sociales, en distintos distritos de la provincia de Buenos Aires avanzaron iniciativas en ese sentido.

El proyecto que ahora espera ser aprobado en la Cámara de Senadores tuvo replicas en varios municipios bonaerenses, donde la medida se adaptó a las herramientas disponibles en los Ejecutivos distritales y a las necesidades locales.

El Concejo Deliberante de Quilmes fue uno de los primeros en el que se avanzó con la Emergencia Alimentaria. En el distrito conducido por el macrista Martiniano Molina la normativa fue aprobada a fines del mes de agosto y permitirá reforzar y fortalecer las partidas presupuestarias distritales, en el Servicio Alimentario Escolar, las líneas de acción para merenderos y comedores barriales, la distribución de leche en las Unidades Sanitarias y organismos estatales pertinentes y aquellas instituciones que necesiten repartir alimentos para sectores más vulnerables de Quilmes.

 

 

La iniciativa, impulsada por el Consejo Local de Niñez ante la grave situación económica, fue aprobada por unanimidad por los 23 concejales presentes, y tendrá vigencia hasta el 9 de diciembre: un día antes de que el intendente reasuma su mandato o que se produzca el cambio de gobierno.

“Describimos una realidad triste ante las autoridades que nos recibieron, contándoles que los niños regresaban a la escuela con hambre tras el fin de semana. Una situación idéntica ocurría en los merenderos porque ninguna institución lograba satisfacer la demanda”, relató Viviana Buscaglia, integrante de la delegación del Consejo de Niñez que protagonizó el encuentro con funcionarios y ediles.

En San Nicolás la medida no se activó vía Concejo Deliberante, sino por iniciativa del macrista Manuel Passaglia, intendente de San Nicolás, quien lo implementó por decreto con el objetivo de "asistir a los sectores más vulnerables y garantizar la alimentación en los más pequeños".

El decreto contempla la compra de 10 mil kilos de alimentos, destinados a los varios comedores que funcionan en dicha ciudad y que, según organizaciones sociales, se ven desbordados ante la crisis. "Pongo a disposición del Departamento Ejecutivo todas las herramientas necesarias para poder garantizar que los chicos de San Nicolás coman absolutamente todos los días", dijo el alcalde a RadioNet. Tras el anuncio, el municipio queda habilitado para agilizar los procesos de compra de alimentos y otros productos, con el fin de reforzar merenderos y comedores.

 

 

En el municipio de Tres de Febrero, conducido por el periodista macrista Diego Valenzuela, el bloque de concejales del Frente de Todos presentó un proyecto de ordenanza para que se declare la Emergencia Alimentaria en el ámbito distrital. “Con cierre de pymes, despidos continuos e inflación creciente ya no alcanza con medidas de alivio, como le llama el Gobierno. Y el municipio debe poder reforzar partidas para comedores, SAE, Caps y toda institución que asista a la población más vulnerable. Nosotros queremos darle las herramientas necesarias al Ejecutivo, porque el hambre no puede esperar”, destacó el concejal y ex ministro de Salud bonaerense Alejandro Collia.

El proyecto iba a ser tratado este viernes, pero – según destacaron desde la oposición - el bloque de Cambiemos desistió de sesionar, con la anuencia de otros espacios políticos. La iniciativa faculta al Departamento Ejecutivo a reforzar todas las partidas presupuestarias distritales del Servicio Alimentario Escolar (SAE), las diversas líneas de acción destinadas a merenderos y comedores barriales, la distribución de leche a través de los Caps y organismos estatales pertinentes, y “ toda aquella institución que resulte necesaria para repartir alimentos a los sectores más vulnerables del distrito de Tres de Febrero, como ONGs, Sociedades de Fomento, Clubes de Barrio y Centros de Jubilados”.

En los últimos días, el Concejo Deliberante de Lomas de Zamora, gobernado por el peronista Martín Insaurralde, aprobó la declaración de la Emergencia Alimentaria en el distrito. La ordenanza, impulsada por el bloque oficialista de Unidad Ciudadana- PJ (UC-PJ) fue aprobada  en general por la totalidad de los concejales.

 

 

“Cuando hablamos de niveles de indigencia, estamos hablando de personas que no pueden acceder a la canasta básica: no pueden comer”, planteó la concejal Laura Berardo, según detalla el portal Política del Sur. Según detalló, durante 2018 en el municipio “se asistía alimentariamente a 2200 personas”, cifra que en lo que va del 2019 ascendió “a 4900”, y en los meses de junio y julio se les tuvo que brindar “un refuerzo alimentario a veinte mil familias”.

El expediente, en su artículo 3, solicita al gobierno nacional y de la provincia de Buenos Aires que dupliquen la asistencia alimentaria que envían al distrito, mientras que en el inciso 4, pide a la Jefatura Provincial que informe cantidad y tipos de alimentos enviados a comedores escolares, parroquias y otras entidades civiles. A pesar del acompañamiento en general, la bancada de Cambiemos rechazó el artículo 2 del expediente, que autoriza al Departamento Ejecutivo a reacomodar las partidas presupuestarias necesarias “para atender los efectos de la crisis que han motivado la presente declaración de Emergencia Alimentaria”. Según alegaron los macristas, esto ya estaba autorizado con “superpoderes” votados con el presupuesto municipal, los cuales no habían acompañado.

En Almirante Brown, gobernado por Mariano Cascallares, el deliberativo respaldó el pedido de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social al gobierno del presidente Mauricio Macri para que declare la Emergencia Alimentaria en el territorio nacional y en la provincia de Buenos Aires, proyecto que finalmente el jueves avanzó en la Cámara de Diputados y ahora espera su aprobación en el Senado provincial.

La medida no fue respalda por los concejales del PRO quienes rechazaron la iniciativa. “No es un eslogan electoral que hay hambre: la hay. Desde donde uno puede, hay que pensar en esto. El día que seamos gobierno, nos haremos responsables. Lo que podemos hacer ahora es denunciar”, afirmó Ángel Akike, concejal del FpV-PJ.

 

 

En igual sentido se avanzó en Florencio Varela, conducido por el peronista Andrés Watson, donde se aprobó por mayoría la solicitud al Ejecutivo nacional y provincial para que se declare la emergencia alimentaria y nutricional. La medida avanzó a través de un proyecto de resolución, que finalmente fue acompañado por todos los bloques excepto por Cambiemos.

La iniciativa también será debatida en el Concejo Deliberante de Mar del Plata, donde conduce el ex vidalista Carlos Arroyo, intendente que abandonará el distrito en diciembre. Se espera que este viernes se debata el proyecto hace dos años por Unidad Ciudadana para implementar la emergencia en el partido. Según precisa el diario La Capital, dicho expediente ya contaba el visto bueno de la comisión de Calidad de Vida y Salud Pública y ahora será abordado en el recinto.

Además de este expediente se tendrá en cuenta un proyecto del bloque Sumar que propone poner en marcha un programa de emergencia alimentaria, reclamo de varias organizaciones sociales que se manifestaron en la Autovía 2 y luego iniciaron el acampe que se sostiene frente al Municipio.

Debido a la cantidad de proyectos presentados con el mismo objetivo, aunque con matices diferentes, una de las posibilidades que analizan los presidentes de bloque de cara a la sesión de es que puedan unificarse algunos de los expedientes para debatir la cuestión central, que  contaría con el apoyo de buena parte del oficialismo.

 

 

También avanzó este viernes en el distrito conducido por el macrista Néstor Grindetti, Lanús. Se esperaba que, en sintonía con el Congreso de la Nación, el Concejo Deliberante, en sesión extraordinaria, declarara la Emergencia Alimentaria en todo el municipio hasta el 31 de diciembre próximo. Además del proyecto que presentaron los tres bloques de Unidad Ciudadana y del Frente Renovador, el oficialismo también llevará proyecto propio al recinto.

La diferencia entre ambos expedientes radica en que el bloque de Cambiemos no lanza críticas al gobierno nacional, sino que se remite a la Constitución Nacional, a la Constitución Provincial y a distintas leyes y prórrogas vinculadas a esta problemática, entre ellas, la 27.345 de Emergencia Social, que rige hasta el último día de este año. Además, pondera el decreto firmado semanas atrás por el Ejecutivo nacional que establece la venta de los productos de la canasta alimentaria con una alícuota equivalente al cero por ciento en el IVA para consumidores finales. Lo que propone en este sentido el municipio es crear el Programa de Emergencia Alimentaria y reasignar partidas presupuestarias de hasta 15 millones de pesos destinados a “la compra de alimentos para la atención prioritaria de las necesidades básicas de la población de alta vulnerabilidad y en riesgo de subsistencia”.

 

 

Ante el debate nacional, en Bahía Blanca, comandada por el macrista Héctor Gay, representantes del oficialismo salieron a advertir que la iniciativa fue tema de discusión en el recinto el año pasado. “Este proyecto se planteó en 2018 y básicamente implica una reasignación de partidas, cosa que se hizo, de hecho quedó reflejado en este presupuesto donde las partidas de Políticas Sociales fue donde más se invirtió", detalló por LU2 la concejal de Cambiemos Soledad Martínez.

“En lugar de sancionar un proyecto tomamos las decisiones políticas necesarias, reforzamos las partidas y actuamos acompañando a las personas e instituciones que lo necesitan", aseguró y explicó que “hay algunos pedidos puntuales de algunos comedores y un incremento de aproximadamente un 10 % de gente que solicitó tarjeta social celeste”.