X
Se reunieron para reclamar no ser perjudicados y denunciaron fugas de inversiones. El senador Pereyra busca derogar el decreto presidencial que congeló los precios.
Por 27/08/2019 10:23

El decreto de necesidad y urgencia que congeló el precio de los combustibles puso en alerta a los gobiernos de Neuquén y Río Negro. Atemorizados por el impacto en las arcas, los gobernadores de ambas provincias, Omar Gutiérrez y Alberto Weretilneck, respectivamente, exigieron una marcha atrás para que los municipios no sufran una sensible modificación de sus cuentas. Ante este peligro inminente, intendentes se reunieron este lunes en Catriel para exigir que no alteren el normal funcionamiento de sus distritos. A la par, y en plena campaña, el senador nacional Guillermo Pereyra que conduce el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa presentó un proyecto para derogar el DNU de Mauricio Macri.

Dos provincias aliadas vuelven a plantarse. Aunque este lunes no fueron a la Corte Suprema por el impacto en su territorio ante los cambios en el IVA o impuesto a las ganancias, todavía persiste el reclamo por los combustibles. En esta oportunidad, la presión se sintió de abajo hacia arriba: la voz de las ciudades productoras.

 

 

“Planteamos que el Gobierno Nacional puede tomar las decisiones que entienda correctas e implementar el plan económico que les parezca más razonable, pero con sus fondos, no con el dinero de las provincias. Los rionegrinos no tenemos por qué financiar una política económica para otras provincias”, se quejó Weretilneck, apenas los gobernadores se enteraron del plan Nacional.

Gutiérrez, en igual sintonía, advirtió que “fue una medida inconsulta, injusta, inequitativa, no solidaria”, pero no “nos oponemos a frenar el precio de las naftas, algo con efectos en la inflación”, indicó. Llamativo fue el cambio de postura este lunes, cuando descartaron la vía legal para elegir el diálogo.

Reunidos en la histórica ciudad petrolera de Catriel, intendentes manifestaron la preocupación y el impacto en sus cuentas. “Para los municipios productores de hidrocarburos, como para los no productores, es un fuerte impacto en la economía regional”, comienza el texto difundido en la tarde del lunes por los mandatarios locales rionegrinos.

 

 

 

Un dato no menor para estos funcionarios es que no se podrá mantener la renegociación de los contratos petroleros de la provincia alcanzada en 2014. “Peligran las inversiones alcanzadas en esos contratos”, cuentan. También plantearon la salida de inversiones y lo que costará “recuperar la confianza” a futuro.

Los que asistieron a la reunión, además del anfitrión Carlos Jonstjon, fueron Sabina Costa (Allen), Pedro Dantas (Campo Grande), Germán Epul (Cinco Saltos), Claudia Montanaro (Cervantes) y Gustavo Pita (Contralmirante Cordero). 

 

 

PROYECTO. Pereyra, quien busca sortear la polarización y renovar su banca en el Senado, quiere que se derogue el DNU en el Congreso. Este domingo anunció que “atenta directamente contra las economías provinciales y contra el sector trabajador vinculado directa e indirectamente con la industria hidrocarburífera”.

“Como se sabe, las provincias son las titulares del dominio originario, cuya contrapartida clara y directa es la regalía. El Estado Nacional, por medio de este instrumento, interviene en un vínculo en el cual no es parte”, recordó.