X
Reunió a Jatón, a Javkin y al resto de los mandatarios electos de su fuerza. Contención y regeneración. "El 75 por ciento de los santafesinos, bajo el progresismo", afirma el gobernador.
Por 06/07/2019 10:09

Tras la derrota a manos del peronismo en las elecciones provinciales, el gobernador saliente de Santa Fe, Miguel Lifschitzinició el camino del líder de la oposición para conducir el proceso de reconstrucción del Frente Progresista.

Al igual que diez días atrás, cuando convocó a los 28 diputados provinciales progresistas electos, el mandatario reunió en Santa Fe a 210 concejales electos, 181 presidentes de comuna y 29 intendentes.

Sin ánimo de descansar, Lifschitz considera que es momento de contención y orden, vitales en este  momento peculiar del progresismo santafesino. Con la derrota de Antonio Bonfatti, el camino de referencia y liderazgo le quedó allanado al gobernador. No obstante, por las dudas, congregó a toda la tropa del Frente. “El 75 por ciento de los santafesinos vive en localidades con gobiernos del Frente”, destacan en el entorno de Lifschitz.

Sobresalió la presencia de los intendentes electos de las dos ciudades más importantes de la provincia, el rosarino Pablo Javkin y el santafesino Emilio Jatón. Curioso caso el de ambos, porque provienen de fuerzas distritales no socialistas.

 

 

Lifschitz será seguramente a partir del 10 de diciembre el presidente de la Cámara de Diputados santafesina, puesto en el que reemplazará a Bonfatti. Desde allí, por un lado, ejercerá su rol de opositor al gobernador electo, Omar Perotti, y, por otro, procurará reconstruir el Frente Progresista.

“Estaban todos”, afirmó uno de los presentes. Al lado del mandatario aseguran que el objetivo es “trabajar de forma conjunta y establecer criterios para adelante”. El progresismo será oposición tras 12 años de gestión y tres mandatos. Ahora, en pleno proceso de transición, Lifschitz quiere evitar sorpresas.