X
El candidato a diputado nacional del gobernador Weretilneck diferencia los proyectos de Todos y Juntos por el Cambio del partido provincial. "Cristina es una persona egocéntrica y autoritaria", dice.
Por 30/07/2019 10:11

Luis Di Giácomo aceptó salir al ruedo en un cargo electivo. Después de ocho años como ministro de Gobierno, la mano derecha del gobernador Alberto Weretilneck competirá como candidato a diputado nacional en la lista corta de Juntos Somos Río Negro, la alternativa a Juntos por el Cambiemos y al Frente de Todos en la provincia patagónica. Elogioso con Miguel Ángel Pichetto, advierte que es “bueno para Río Negro” que se presente como vice de Mauricio Macri, pero se distancia de los intereses provinciales. También apunta contra el kirchnerismo, que destrató a la gestión rionegrina en tiempos de Cristina presidenta. “Es una persona egocéntrica y autoritaria”, dice a Letra P sobre la senadora.

 

 

-¿No los asusta la grieta? Puede complicar el respaldo a sus candidatos.

-Nosotros confiamos en que hay un proceso de toma de conciencia de la identidad rionegrina. Esto se ha verificado en la elección provincial, y en las elecciones municipales que ratifica la conducción territorial. Creemos en la apropiación del ciudadano de la boleta verde, la de Juntos Somos Río Negro (JSRN), y la consolidación de Alberto Weretilneck como un líder de la provincia.

-¿Cómo se hace una campaña en este contexto de división tan marcada entre dos opciones, que son nacionales?

-La abordamos con el lema de que somos la única representación genuinamente rionegrina. ¿Qué queremos decir con esto? Que las otras dos representaciones, con posibilidades de llegar al congreso, tienen que obedecer a una trama nacional, a un mandato donde Río Negro tiene importancia de cuarta categoría. El Frente de Todos y Juntos por el Cambio abrevan a Buenos Aires, CABA, Córdoba, Santa Fe; nosotros somos los únicos que tenemos las manos libres de votar a favor o en contra de lo que perjudique o beneficie como provincia. Las PASO serán la gran encuesta para ver qué hacemos en octubre, ahí veremos cómo seguimos.

-La lista verde, en la pelea nacional, tiene un antecedente cercano del 2017, cuando Weretilneck bajó su lista después de las primarias….

-Esa fue una experiencia negativa, pero el esquema provincial es diferente. En esa época, entendemos, no estaba tan consolidada la identidad rionegrina. Esta provincia tiene fuertes regionalismos, por eso el trabajo de Weretilneck fue darle unidad a todas las localidades. Y, a nivel nacional, también es distinto el esquema porque en 2017 era la confirmación de Cambiemos; hoy, lo que registran los analistas, es que hay mucha bronca de uno u otro lado. Por eso entendemos que podemos colarnos nosotros, con la defensa de nuestra propia realidad.

 

 

-¿Lo que pasó en 2017, sumado a que Frigerio y Pichetto sacaron el tramo de senadores para esta elección, no muestran un acuerdo que beneficia a su fuerza y al gobierno nacional?

-Cuando nos bajamos, en 2017, lo hicimos tomando conciencia de que podría ser peor la segunda instancia. ¿Por qué no analizar, cuando hablamos de senadores, de que Cambiemos pensó que no tenían posibilidad? En la provincia, los deja en un lejano tercer puesto. Que subsidiariamente nos favorezcan, que muchos de esos votos vayan a Alberto, seguro (…) los votantes de JSRN provienen del macrismo y del kirchnerismo. La prueba de que acá no hubo un arreglo está en que, en diputados, donde sí pueden meter uno por el reparto del sistema D´Hont, llevan un candidato (N de R: por el barilochense Sergio Wisky).

-¿Este escenario no puede confundir al electorado? Hay que hacer un corte obligatorio sea cual sea el candidato a presidente que elijan con la boleta verde.

-Lo interesante de esto es que los partidos nacionales están interesados en presentar su boleta cortada. Ellos también saben que hay una gran mayoría que quieren votarlo a Alberto senador. Nosotros nos llevamos en el contexto de que el rionegrino puede elegir la boleta verde y que le agregue el candidato a presidente que quiera. O, si no, que vote solo la boleta verde (risas).

 

 

 

-¿Qué cambió, del 2015, cuando Weretilneck apoyó la candidatura de Daniel Scioli a no pronunciarse por ningún presidenciable?

-A que somos un partido provincial que, de acuerdo a las circunstancias, votaremos lo que le conviene a la provincia. No tenemos voto ideologizado. No importa quién esté arriba. Nosotros reconocemos que Miguel Ángel Pichetto es un buen candidato, pero no somos socios. Es un dato de la realidad, hizo mucho por Río Negro, solo lo reconocemos.

-¿Y si ganan los Fernández?

-Si ganan, veremos cómo hablamos de lo mismo y defendemos nuestros propios intereses. Cuando estuvo Cristina la pasamos mal. Nos sacaron del desendeudamiento, nos dejaron de lado con un maltrato bastante ostentoso (…) la ex presidenta es una persona egocéntrica y autoritaria. Nosotros entendemos, claro, que la mejor forma de defender los intereses provinciales es votar a los candidatos provinciales de JSRN.

-Usted maneja encuestas, Cristina Fernández tiene una alta intención de voto en Río Negro…

-Pero el que tiene mejor imagen en la provincia es Alberto Weretilneck. Pero, bueno, hay que reconocer que la gente va a elegir presidente. Esa alta intención no se corresponderá, puede haber una disminución atendible que está por encima de la base para tener representación y triunfar inclusive.