X
El mandatario provincial arremetió contra su rival en la interna del PJ para dirimir la candidatura a gobernador y aclaró que el objetivo a nivel nacional "es ganar la Presidencia".
Redacción 20/07/2019 15:21

La interna de los precandidatos a gobernadores de Chaco subió de tono en los últimos días. El gobernador Domingo Peppo marcó sus diferencias con su rival en la interna del PJ, Jorge Capitanich, al sostener que "es de una mezquindad inentendible intentar apropiarse de la fórmula Fernández-Fernández".

"Vamos a sumar votos a la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández sin perseguir a nadie, porque el objetivo del Frente de Todos es ganar la elección presidencial, no saber quién fue o es kirchnerista", indicó Peppo. 

En esta línea, consideró que "no tiene sentido intentar dividir en la provincia al amplio espacio que respalda a Alberto y Cristina", al tiempo que lamentó que "se intente poner de un lado a quienes se sienten puros y únicos" y a otros "condenar por sus pensamientos políticos". 

 

 

"En la inmensa mayoría de las provincias que gobernó el peronismo desde 2015 hasta ahora hubo una relación institucional con el gobierno nacional, por un lado, y por otro se plantearon posibilidades de desarrollo de espacios políticos alternativos, pero eso no hace traidor a nadie", dijo Peppo.

De esta manera, salió a responder las críticas de Capitanich sobre una supuesta actitud "colaboracionista" del gobierno chaqueño durante los últimos tres años y medio con la administración de Mauricio Macri. 

"La mayoría de quienes fueron electos gobernadores en distintas provincias en estos años no fueron hombres ni mujeres parte del entorno kirchnerista y ejercieron en libertad su decisión de avanzar en distintos roles políticos", resaltó Peppo. 

“No se le debe reclamar a nadie un certificado de pureza ideológica", agregó el gobernador chaqueño, quien manifestó que “no es correcto ni conveniente intentar plantear en la campaña políticas de divisionistas porque el peronismo es integrador".


"Pensar distinto no es un pecado porque o si no, algunos que asumen posiciones fundamentalistas no hubiesen sido parte de los gobiernos de Carlos Menem, Eduardo Duhalde, Néstor y Cristina Kirchner", acotó, para recordar que la trayectoria de Capitanich en el peronismo no comenzó con las gestiones del Frente para la Victoria sino que se inició con otros gobiernos del PJ.