X
Nicolás Terrera, que buscará comandar el distrito del conurbano, recibió al precandidato a gobernador y la postulante al Senado de la Nación. Agua, seguridad y salud, los temas abordados.
Redacción 11/07/2019 18:01

En su camino proselitista rumbo a las PASO, el precandidato a intendente de Berazategui de Consenso Federal 2030, Nicolás Terrera, recibió un fuerte espaldarazo este jueves, al recibir al precandidato a gobernador de Buenos Aires y la primera precandidata al Senado bonaerense por esa fuerza, Eduardo “Bali” Bucca e Hilda “Chiche” González, respectivamente.

Terrera destacó la conjunción de juventud y experiencia que aportan ambos dirigentes al frente que lleva como precandidato presidencial al ex ministro de Economía Roberto Lavagna, y trazó las bases de un eventual gobierno suyo en el distrito del conurbano sur que hoy gobierna el peronismo de la mano de Patricio Mussi.

Los dirigentes abordaron diversos temas, entre los cuales se incluyeron el servicio de agua potable, la seguridad y el sistema de salud local, temas sobre los cuales se amontona la mayoría de las quejas de los vecinos.

 

 

Con el objetivo de brindar mejores obras y servicios, el precandidato Terrera planteó un camino inverso al muchas veces recorrido: bajar las tasas municipales para aumentar la cobrabilidad y, así, recaudar más.

En efecto, el dirigente sorprendió con la idea de “una baja en las tasas que cobra el Municipio”, con el objetivo que “hacer crecer la recaudación y contar así con mejores recursos para obras y servicios”.

“Está demostrado que la reducción de impuestos aumenta su pagabilidad e incrementa el monto final recaudado. Es por eso que proponemos la baja de las diferentes tasas a todos los vecinos, para que puedan más fácilmente estar al día con sus obligaciones, y así el municipio cuente con mayores recursos para volcar luego en obras y servicios”, señaló Terrera.

Asimismo, el postulante de Consenso Federal dijo no estar a favor de “ningún tipo de ajuste contra el pueblo”, y –destacó- “mucho menos contra el trabajador”. En ese sentido, sostuvo que hay que terminar con los “gastos innecesarios en lujos para los funcionarios”.

 

 

Propuso además cambiar el sistema de recolección de residuos domiciliarios, y poner en funcionamiento una planta de tratamiento municipal “para aprovechar los residuos y generar energía, elaborar fertilizantes y comercializar los materiales reciclables”.

Terrera sostuvo también que buscan reformular el sistema completo de alumbrado para que sea 100% con sistema LED, iluminación más potente, con mínimo consumo. Y fue más allá al proponer sistema LED alimentado por energía solar, “para que ni el municipio ni los vecinos tengan que abonar por el alumbrado público a las empresas eléctricas”.