X
El diputado nacional y vice de la UCR bonaerense le baja el tono a la pelea por la jefatura de Diputados. Destaca el acuerdo en su provincia y dice que nunca estuvo en duda la candidatura de Salvador.
Por 14/06/2019 9:42
Plan Z

El diputado nacional y vicepresidente de la UCR bonaerense, Carlos Fernández, le restó urgencia a la pelea por la presidencia de la Cámara de Diputados de la Nación entre el PRO y el radicalismo y desestimó que la intención de su partido sea la búsqueda de cargos sino que se pretende –dijo- la amplitud del espacio. “No mezquinamos cargos sino que pretendemos una coalición amplia de gobierno”, afirmó el legislador a Letra P, y destacó el acuerdo alcanzado en la provincia de Buenos Aires, donde se repetirá la fórmula al Ejecutivo con María Eugenia Vidal y el radical Daniel Salvador. También remarcó que ese lugar “nunca estuvo en discusión”.

“Es como la pregunta de quién llegó primero, el huevo o la gallina”, bromea Fernández ante la consulta sobre la elección de Miguel Ángel Pichetto como candidato a la vicepresidencia de la Nación en fórmula con Mauricio Macri.

 

 

“Yo no puedo afirmar, porque no estuve ahí, quién llevo el nombre de Pichetto a la mesa. Pero sí puedo decir que el radicalismo planteó la necesidad de ampliar el espacio y en su discurso en la Convención Nacional, Alfredo Cornejo, mencionó la necesidad de mirar el proceso de Alternativa Federal y planteó la convocatoria a sectores del peronismo” remarcó.

“En todo caso no fue una medida inconsulta y en contradicción con lo que nosotros pedíamos”, destacó Fernández.

-La elección de Pichetto les habilitó el reclamo por la presidencia de la Cámara de Diputados.

-El radicalismo tenía varias alternativas, planteaba centralmente la apertura del gobierno a otras expresiones. La vice era una manera, también se planteó una interna.

-Pero entre esas opciones no estaba la vice de Pichetto.

-Lo importante no es el detalle, la cuestión de fondo es la apertura. Ampliar las bases de sustentabilidad política. Después, en conjunto con esa ampliación se van definiendo otras cuestiones. La apertura se está cumpliendo y Pichetto es la expresión.

 

 

 

-¿Obtener la vicepresidencia no era algo importante para el radicalismo?

-El cargo es lo de menos. Se lo habían ofrecido a Ernesto Sanz y no lo aceptó.

-¿Por qué?

-Fue una decisión personal.

-Pero Sanz representa a la UCR. Es extraño que en esa circunstancia de negociación tome una decisión a título personal.

-No, porque la oferta fue para él. Según entiendo y lo que estaba en discusión, lo que nosotros planteábamos, era un cambio de actitud, una apertura. Quien ocupe los cargos es secundario. Nosotros no mezquinamos cargos sino que pretendemos una coalición amplia de gobierno. Queremos participar en el proceso de toma de decisiones más allá de quién ocupe el cargo.

 

 

-¿Qué opina de la elección de Cristian Ritondo como candidato diputado nacional y jefe de Diputados?

-Se decidió postergar esa discusión porque hay que ver primero si se gana o no la elección.

-Pero generó una discusión la elección…

-Está claro que es un cargo que genera tensión porque hablamos de espacios importantes. Pero es una discusión de segunda jerarquía en el marco de la discusión política general.

-¿Cree que está bien que Vidal reclame ese lugar para su ministro?

-Claro. Hace lo que tiene que hacer por el interés de la provincia y es legítimo que lo haga. Pero esa discusión se inscribe en un debate político posterior a la elección.

 

 

-A diferencia de la Nación, en la provincia de Buenos Aires no hubo sorpresas y se reeditó sin problemas la fórmula de 2015.

-En la provincia somos actores diferentes, privilegiamos un proceso de unidad partidaria que dio certidumbre y tenemos un espacio para poder negociar.  Y los resultados están a la vista.

-¿La elección de Pichetto, un peronista, determinó la candidatura de Salvador?

-No, lo de salvador estaba definido de antemano.

-¿Quiere decir que se hubiera repetido la fórmula bonaerense aunque el candidato a la vicepresidencia hubiese sido un radical?

-Sí, porque la decisión fue fruto de un proceso previo, y tuvo mucho que ver con cómo se organizó el radicalismo bonaerense.

“No mezquinamos cargos, queremos una coalición amplia de gobierno”

El diputado nacional y vice de la UCR bonaerense le baja el tono a la pelea por la jefatura de Diputados. Destaca el acuerdo en su provincia y dice que nunca estuvo en duda la candidatura de Salvador.

El diputado nacional y vicepresidente de la UCR bonaerense, Carlos Fernández, le restó urgencia a la pelea por la presidencia de la Cámara de Diputados de la Nación entre el PRO y el radicalismo y desestimó que la intención de su partido sea la búsqueda de cargos sino que se pretende –dijo- la amplitud del espacio. “No mezquinamos cargos sino que pretendemos una coalición amplia de gobierno”, afirmó el legislador a Letra P, y destacó el acuerdo alcanzado en la provincia de Buenos Aires, donde se repetirá la fórmula al Ejecutivo con María Eugenia Vidal y el radical Daniel Salvador. También remarcó que ese lugar “nunca estuvo en discusión”.

“Es como la pregunta de quién llegó primero, el huevo o la gallina”, bromea Fernández ante la consulta sobre la elección de Miguel Ángel Pichetto como candidato a la vicepresidencia de la Nación en fórmula con Mauricio Macri.

 

 

“Yo no puedo afirmar, porque no estuve ahí, quién llevo el nombre de Pichetto a la mesa. Pero sí puedo decir que el radicalismo planteó la necesidad de ampliar el espacio y en su discurso en la Convención Nacional, Alfredo Cornejo, mencionó la necesidad de mirar el proceso de Alternativa Federal y planteó la convocatoria a sectores del peronismo” remarcó.

“En todo caso no fue una medida inconsulta y en contradicción con lo que nosotros pedíamos”, destacó Fernández.

-La elección de Pichetto les habilitó el reclamo por la presidencia de la Cámara de Diputados.

-El radicalismo tenía varias alternativas, planteaba centralmente la apertura del gobierno a otras expresiones. La vice era una manera, también se planteó una interna.

-Pero entre esas opciones no estaba la vice de Pichetto.

-Lo importante no es el detalle, la cuestión de fondo es la apertura. Ampliar las bases de sustentabilidad política. Después, en conjunto con esa ampliación se van definiendo otras cuestiones. La apertura se está cumpliendo y Pichetto es la expresión.

 

 

 

-¿Obtener la vicepresidencia no era algo importante para el radicalismo?

-El cargo es lo de menos. Se lo habían ofrecido a Ernesto Sanz y no lo aceptó.

-¿Por qué?

-Fue una decisión personal.

-Pero Sanz representa a la UCR. Es extraño que en esa circunstancia de negociación tome una decisión a título personal.

-No, porque la oferta fue para él. Según entiendo y lo que estaba en discusión, lo que nosotros planteábamos, era un cambio de actitud, una apertura. Quien ocupe los cargos es secundario. Nosotros no mezquinamos cargos sino que pretendemos una coalición amplia de gobierno. Queremos participar en el proceso de toma de decisiones más allá de quién ocupe el cargo.

 

 

-¿Qué opina de la elección de Cristian Ritondo como candidato diputado nacional y jefe de Diputados?

-Se decidió postergar esa discusión porque hay que ver primero si se gana o no la elección.

-Pero generó una discusión la elección…

-Está claro que es un cargo que genera tensión porque hablamos de espacios importantes. Pero es una discusión de segunda jerarquía en el marco de la discusión política general.

-¿Cree que está bien que Vidal reclame ese lugar para su ministro?

-Claro. Hace lo que tiene que hacer por el interés de la provincia y es legítimo que lo haga. Pero esa discusión se inscribe en un debate político posterior a la elección.

 

 

-A diferencia de la Nación, en la provincia de Buenos Aires no hubo sorpresas y se reeditó sin problemas la fórmula de 2015.

-En la provincia somos actores diferentes, privilegiamos un proceso de unidad partidaria que dio certidumbre y tenemos un espacio para poder negociar.  Y los resultados están a la vista.

-¿La elección de Pichetto, un peronista, determinó la candidatura de Salvador?

-No, lo de salvador estaba definido de antemano.

-¿Quiere decir que se hubiera repetido la fórmula bonaerense aunque el candidato a la vicepresidencia hubiese sido un radical?

-Sí, porque la decisión fue fruto de un proceso previo, y tuvo mucho que ver con cómo se organizó el radicalismo bonaerense.