X
Cuestionó que en Buenos Aires el FpV no haya acompañado leyes del Ejecutivo y recordó que CFK no hizo traspaso de mando con Macri. Tenemos “diferencias profundas de valores”, dijo.
Por 06/05/2019 13:16

“En la provincia, en algunas leyes que consideramos fundamentales, lamentablemente no hubo acompañamiento del FpV”, afirmó este lunes la gobernadora María Eugenia Vidal, durante la entrevista que concedió al Grupo Clarín en el seminario que se desarrolla en el museo Malba. La crítica de la mandataria a la pasada gestión se da en medio de la convocatoria del presidente Mauricio Macri a sectores de la oposición para alcanzar un acuerdo institucional.

La Gobernadora dijo estar de acuerdo con que también se convoque a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, aunque recordó que “no hubo traspaso de mando (de la actual senadora nacional a su sucesor en la presidencia) que hubiera sido un buen comienzo de reconocimiento democrático” y remarcó la falta de “acompañamiento” del kirchnerismo bonaerense a su gestión.

“No hubo acompañamiento no solo en los presupuestos, sino también en los endeudamientos que eran para obras que fueron fundamentales para los 135 municipios y que se repartieron por coparticipación y sin distinción política” afirmo la gobernadora.

 

 

“En temas muy profundos como la eliminación de las jubilaciones de privilegio no tuvimos acompañamiento, donde el bloque del FpV que se ausentó del recinto durante la votación; y en la discusión por el tope a las reelecciones municipales (…) se abstuvieron diciendo que ese no era un tema de la gente, y se trataba de un proyecto que terminaba para siempre con los barones del conurbano”, descargó Vidal.

Según la gobernadora, existe entre ambos sectores políticos “diferencias profundas de valores”, aunque aclaró que “aun así deben ser convocados, siempre deben ser convocados”, dijo.

“Pero, lamentablemente, en el antecedente de 2013, cuando muchos de la oposición acompañamos la iniciativa de la iglesia contra el narcotráfico, tampoco acompañó el kirchnerismo”, sumó a sus críticas.

Respecto a la campaña electoral y la elección de este año, la gobernadora destacó que Cambiemos tiene “todos los candidatos a intendentes” ya resueltos, más allá de la posibilidad de alguna interna distrital, aunque indicó que aún no está definido quién será su compañera o compañero de fórmula.

 

 

“Al candidato a vicegobernador lo vamos a definir como al vicepresidente, más adelante. Aún hay tiempo”, indicó, sin dar certezas de si será nuevamente el radical Daniel Salvador su compañero de fórmula.

Vidal volvió a descartar una posible candidatura a la presidencia y aseguró: “No estoy interesada en eso, creo que a la provincia le hizo daño tener gobernadores trabajando para ser presidentes y los bonaerenses merecen tener un gobernador que quiera quedarse”.

Respecto a la figura de CFK en la provincia, quien tiene en el conurbano una intención de voto superior al 40%, indicó: “Ella representa una parte de la demanda electoral y no hay que desconocer eso, pero en estos tres años, que han sido pocos respecto a los 28 anteriores, los bonaerenses pudieron notar algunas diferencias como el asfalto que ahora sí dura, o saber que en muchos lugares no se inundan, y eso lo saben, no se lo cuentan”, afirmó.

Mientras Macri llama al consenso, Vidal pelea al kirchnerismo

Cuestionó que en Buenos Aires el FpV no haya acompañado leyes del Ejecutivo y recordó que CFK no hizo traspaso de mando con Macri. Tenemos “diferencias profundas de valores”, dijo.

“En la provincia, en algunas leyes que consideramos fundamentales, lamentablemente no hubo acompañamiento del FpV”, afirmó este lunes la gobernadora María Eugenia Vidal, durante la entrevista que concedió al Grupo Clarín en el seminario que se desarrolla en el museo Malba. La crítica de la mandataria a la pasada gestión se da en medio de la convocatoria del presidente Mauricio Macri a sectores de la oposición para alcanzar un acuerdo institucional.

La Gobernadora dijo estar de acuerdo con que también se convoque a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, aunque recordó que “no hubo traspaso de mando (de la actual senadora nacional a su sucesor en la presidencia) que hubiera sido un buen comienzo de reconocimiento democrático” y remarcó la falta de “acompañamiento” del kirchnerismo bonaerense a su gestión.

“No hubo acompañamiento no solo en los presupuestos, sino también en los endeudamientos que eran para obras que fueron fundamentales para los 135 municipios y que se repartieron por coparticipación y sin distinción política” afirmo la gobernadora.

 

 

“En temas muy profundos como la eliminación de las jubilaciones de privilegio no tuvimos acompañamiento, donde el bloque del FpV que se ausentó del recinto durante la votación; y en la discusión por el tope a las reelecciones municipales (…) se abstuvieron diciendo que ese no era un tema de la gente, y se trataba de un proyecto que terminaba para siempre con los barones del conurbano”, descargó Vidal.

Según la gobernadora, existe entre ambos sectores políticos “diferencias profundas de valores”, aunque aclaró que “aun así deben ser convocados, siempre deben ser convocados”, dijo.

“Pero, lamentablemente, en el antecedente de 2013, cuando muchos de la oposición acompañamos la iniciativa de la iglesia contra el narcotráfico, tampoco acompañó el kirchnerismo”, sumó a sus críticas.

Respecto a la campaña electoral y la elección de este año, la gobernadora destacó que Cambiemos tiene “todos los candidatos a intendentes” ya resueltos, más allá de la posibilidad de alguna interna distrital, aunque indicó que aún no está definido quién será su compañera o compañero de fórmula.

 

 

“Al candidato a vicegobernador lo vamos a definir como al vicepresidente, más adelante. Aún hay tiempo”, indicó, sin dar certezas de si será nuevamente el radical Daniel Salvador su compañero de fórmula.

Vidal volvió a descartar una posible candidatura a la presidencia y aseguró: “No estoy interesada en eso, creo que a la provincia le hizo daño tener gobernadores trabajando para ser presidentes y los bonaerenses merecen tener un gobernador que quiera quedarse”.

Respecto a la figura de CFK en la provincia, quien tiene en el conurbano una intención de voto superior al 40%, indicó: “Ella representa una parte de la demanda electoral y no hay que desconocer eso, pero en estos tres años, que han sido pocos respecto a los 28 anteriores, los bonaerenses pudieron notar algunas diferencias como el asfalto que ahora sí dura, o saber que en muchos lugares no se inundan, y eso lo saben, no se lo cuentan”, afirmó.