20|11|2022

Vecinos militantes, la nueva estrategia de Vidal para vender su gestión

27 de mayo de 2019

27 de mayo de 2019

Busca convertir a los ciudadanos en voceros de Cambiemos mediante el uso de Whatshapp y redes sociales. Gambeta al descrédito de la dirigencia política en tiempos de campaña.

Celular en mano, un vecino graba contento el impacto positivo de la reparación de una ruta por la que transita a diario. Lo comparte en sus grupos de Whatshapp y también lo sube a Facebook, Instagram y Twitter. El mensaje llegará a todos sus conocidos y seguidores de manera horizontal: es un par el que comparte una buena noticia. Una buena noticia que favorece al gobierno de María Eugenia Vidal. La experiencia es parte de los diversos métodos generados en la usina de campaña de la gobernadora para llegar al votante, pero en este caso tiene una particularidad: convierte a un ciudadano en emisor del mensaje, es decir, ya no es una figura del gobierno quien lo cuenta sino un vecino, un amigo, un compañero de trabajo o un conocido del destinatario del mensaje. Como el método, los contenidos están celosamente estudiados: en capítulos, se abordarán temas clave, por área, que abarcarán niñez, economía, desarrollo social, infraestructura, educación y seguridad.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

 

La tarea, encargada a los diferentes jefes y equipos de prensa de la estructura de gobierno de la provincia de Buenos Aires, comenzó a gestarse este mes y continuará durante junio como parte de la pre campaña y con la idea de obtener resultados en su difusión durante la campaña formal. La iniciativa surgió en el oficialismo a partir de la certeza, acreditada por las encuestas y sondeos de opinión, del enojo o la desilusión que muestra la mayoría de los votantes con la clase política, sin distinción de espacios partidarios.

 

“Que no lo diga solamente la gobernadora o el ministro, que lo diga la gente”, define un operador de Cambiemos respecto a la nueva herramienta proselitista.

 

 

 

La intención es cambiar al emisor del mensaje con la intención de esquivar la crisis de credibilidad que padece la mayor parte de la dirigencia política.

 

Este nuevo formato, que no precisa más que de un celular para grabarse, se suma al esquema de campaña que ya puso en marcha la mandataria bonaerense, quien busca la reelección en Buenos Aires.

 

Vidal concreta todos los días un encuentro “cara a cara” con algún vecino, familia o institución, realiza al menos una recorrida semanal por el territorio acompañada por el intendente del lugar que visita o algún ministro o funcionario, y se entrevista -al menos- cada quince días con un grupo de vecinos especialmente seleccionados, en un lugar privado, para escuchar quejas y reclamos y contarle cara a cara determinadas medidas de gobierno que busca difundir.

 

 

 

Esta agenda incluye una actividad semanal con el presidente Mauricio Macri, los videos de gestión y los resúmenes semanales de la actividad desarrollada en los siete días transcurridos.

 

En este proceso, también se le dio mayor tarea a los ministros, que, a diferencia de lo ocurrido para la elección de 2017, ahora no pueden excusarse de realizar recorridas y conceder entrevistas radiales con cierta cotidianeidad.

 

También se ordenó la conformación de mesas de encuentro en cada ministerio donde se abordarán lo que denominan “segmentos”, en referencia a los o el tema central de gestión que atraviesa a esa cartera. En estas reuniones se deberán plantear los puntos centrales de proyección de gestión para los próximos cuatro años, en caso de que Cambiemos logre la reelección.