X
Intendentes PRO del conurbano le organizan encuentros cerrados con vecinos disconformes. Escucha quejas y busca volver a seducirlos. Video de difusión estratégicamente editado. Luego, terreno hostil.
Por 20/05/2019 18:30

“Hicieron las cosas tan bien como para que la gente no los vuelva a votar”, le dijo la mujer a la gobernadora María Eugenia Vidal y al intendente de Quilmes, Martiniano Molina. Fue durante un encuentro, el 10 de mayo, en un club de ese distrito al que había sido invitada junto con otros vecinos, y del que no sabía que iba a participar la mandataria. La visita es parte de la estrategia con la que Cambiemos busca recuperar el voto del electorado enojado, en la que la propia Vidal pone el cuerpo.

 

ESCUCHAR Muchas gracias a todos los que se acercaron a charlar con María Eugenia Vidal en Quilmes, y también a todos los que se inscribieron y no pudieron asistir esta vez. En las buenas y especialmente en las difíciles, los vamos a escuchar y estar cerca para mejorar juntos. Todavía nos falta mucho camino por recorrer, lo sabemos, pero no vamos aflojar hasta construir la Provincia que queremos.

Publicado por Gobierno de la Provincia de Buenos Aires en Jueves, 16 de mayo de 2019

 

En efecto, la reunión convocada por el intendente a un grupo de vecinos especialmente seleccionados es una variante de campaña que se integra a la lógica de "cercanía con la gente" que maneja la gobernadora desde el inicio de su gestión.

La decisión apuesta a recuperar a los votantes de Cambiemos que transitan una fuerte desilusión y enojo con el gobierno por razones diversas. Son convocados a estas reuniones, que se desarrollan en clubes, instituciones o sociedades de fomento de barrio, los vecinos que –presumen- votaron al oficialismo y padecen las medidas del Gobierno.

Fuentes del Ejecutivo indicaron a este portal que, para esta nueva modalidad de contacto, la gobernadora “pidió que no vayan aplaudidores” ni gente que quiera “adularla”. “Ella quiere que le digan lo que piensan cara a cara”, subrayó la fuente. Aunque en el video de difusión, se excluyeron los enojos direccionados a la gestión Cambiemos.

 

 

QUÉ MOSTRAR. En el video que luego difundió Molina en su cuenta de Facebook oficial, solo se escucha el tramo en el que la mujer afirma: “A nosotros los ingresos no nos aumentaron como el nivel de tarifas; nosotros no tenemos la culpa de los 12 años de robo que hubo acá; estamos pagando la fiesta de la anterior presidenta”. Es un discurso cercano a la “pesada herencia kirchnerista”, la razón de todos los males con el que machaca el gobierno de Cambiemos.

“El diálogo siempre es productivo pero no sé si la intención de ellos es escuchar para modificar, no lo sé”, dice Nadia Troller, una vecina que participó del encuentro en Quilmes.

También se incluye a un hombre que los felicita por la obra en la avenida Calchaquí, el único momento donde se reconoce un logro del gobierno, aunque el vecino es un comerciante varias veces asaltado que plantea el tema en el encuentro.

“El diálogo siempre es productivo, pero no sé si la intención de ellos es escuchar para modificar, no lo sé”, duda ante Letra P Nadia Troller, quien participó del encuentro en su rol de representante del Club Cooperarios de Quilmes, entidad que gestiona un subsidio para hacer frente al pago de las nuevas tarifas de los servicios.

Troller detalló que en el encuentro cada vecino contó lo que le pasa, “que ahora no le alcanza el sueldo o que le llegan fortunas en las tarifas, y en nuestro caso hablamos por los clubes de barrio y lo que cuesta mantener estos espacios con el servicio que aporta a la comunidad”, indicó.

 

 

 

-¿Cómo vio a Vidal durante el encuentro?

-La vi igual que como una puede verla en televisión. Igual cara, igual tono, quizá menos expresiva; tranquila, escuchándonos, y ante cada planteo respondía que entendía lo que nos pasaba, que sabía el esfuerzo y que se va a superar. Pero bueno, ellos tienen un manejo de la imagen distinta, están muy asesorados.

 

 

EL ARMADO. La ingeniería de las reuniones comienza con una primera selección del municipio, desde donde se convoca a los vecinos a un encuentro con el jefe comunal sin avisar que también participará Vidal. La selección incluye comerciantes, representantes de clubes o instituciones barriales, docentes y emprendedores, entre otros, provenientes de diferentes barrios de la localidad.

El intendente los recibe y escucha los reclamos por más de una hora, momento en que llega la mandataria para continuar el proceso, donde se les da vía libre a los vecinos para que continúen planteando sus inquietudes.

Luego del encuentro se les hace un mini reportaje a varios de los presentes donde se les pregunta su parecer sobre la reunión, si les resulta productiva esa modalidad de encuentro y también sobre alguna medida de gobierno, que en el caso de Quilmes apuntó a la red AMBA, el plan de salud para el área metropolitana. Todo previa firma de autorización para poder difundir esos contenidos.

Los encuentros, con un máximo de 15 vecinos, se desarrollan por el momento en municipios del conurbano de gestión PRO, como fue el caso de Pilar, Morón, San Isidro y Quilmes, entre otros. Pero la idea es hacerlos también en comunas del interior comandadas por la oposición.