X
"Hay otros que tienen más energía" para ir por la Provincia, dijo durante su paso por Río Negro. Reclamó "acuerdos básicos" para una gran PASO nacional. Rechazó la re-re de Weretilneck.
Redacción 21/02/2019 14:06

Felipe Solá, de gira por el Alto Valle de Río Negro, recorrió General Roca este jueves junto al intendente de esa ciudad y candidato a gobernador, Martín Soria, con la intención de promover su postulación a presidente. Mientras el Partido Justicialista (PJ) bonaerense comenzaba a definir su política de alianzas en un Congreso en La Matanza, el exgobernador descartó volver a la Provincia y pidió reglas claras -y acuerdos básicos- para que una gran PASO defina el candidato que enfrente a Mauricio Macri.

“Le tengo fe al pingo”, dijo en alusión a Soria, con el festejo de quienes lo acompañaban de fondo. Después de darle sustento al tándem Ramón Rioseco-Darío Martínez del otro lado del río Negro, cuando recorrió un yacimiento cercano a Cutral Có, en Neuquén, el experimentado dirigente justicialista respondió a la consulta de Letra P en torno al futuro de la oposición, sobre todo de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

“Me parece muy importante para el peronismo la sucesión de elecciones provinciales. Apostamos al triunfo, estamos muy confiados en un triunfo en Río Negro. Esperamos que eso contribuya a ganar en octubre”, inició Solá la rueda con periodistas en el hall de entrada del Municipio de Roca. Detrás, lo escuchaban las diputadas nacionales María Emilia Soria, Silvia Horne y quienes lo escudaron en la visita.

 

 

-Habla de unidad del PJ y el kirchnerismo. ¿Piensa que Cristina puede ser la candidata de unidad?

-No soy quién para decir quién tiene que ser candidato o candidata. Sí siento que soy precandidato. Por supuesto, no niego la importancia que tiene en el kirchnerismo su jefa y dentro del peronismo, el kirchnerismo. Esperemos un poco. Sé que hay ansiedad, pero todo se va a ir resolviendo con el tiempo. Mientras tanto, es saludable que fuéramos a las PASO, siempre con acuerdos básicos previos; que no sea una pelea. Necesitamos una unidad muy fuerte y, desde ahí, unir a una cantidad de argentinos que no nos votaron.

-¿Cómo ve al peronismo bonaerense? ¿Quién será el candidato?

-La gente rumbea y se encolumna fuerte cuando hay un candidato o una candidata. Esperemos que se resuelva, porque el tiempo, por suerte, obliga a tomar decisiones. Vamos a ir fuertes a esa elección. Pero quiero aclarar una cosa, por experiencia: la elección en la provincia es el mismo día que la elección nacional, que es lo que llena los ojos y arrastra la elección bonaerense.

 

 

-¿Le gusta alguno en especial? ¿Martín Insaurralde, Axel Kicillof?

-A mi candidato no se lo voy a decir, lo tengo in pectore.

-¿No le quedaron ganas de ser gobernador? ¿Lo intentaría si no es candidato a presidente?

-Fui seis años gobernador. Hay otros que tienen más energía y derecho a acceder a esa posibilidad. No hay que insistir, porque hay sensación de ahogo en las generaciones que vienen.

RE-RE. El tema político en Río Negro es el intento de ir por un tercer mandato del gobernador Alberto Weretilneck. Justamente, Solá sabe bien lo que es pretender ir por otro período. En ese sentido, comparó la situación del 2006 (N de R: al final, Solá desistió por orden de Néstor Kirchner) y citó el caso de Gerardo Zamora, en 2013, cuando la Corte Suprema desestimó la postulación del hoy gobernador. “La Corte fue muy clara diciendo que la elección como vice equivale a la de un gobernador. Son una yunta indivisible, una unidad. Claro está, la elección de vice equivale a la de un gobernador, eso no lo sabía en 2006. Sí lo supimos en 2013”, admitió.

Solá no quiere ir por la gobernación aunque CFK pelee por la presidencia

"Hay otros que tienen más energía" para ir por la Provincia, dijo durante su paso por Río Negro. Reclamó "acuerdos básicos" para una gran PASO nacional. Rechazó la re-re de Weretilneck.

Felipe Solá, de gira por el Alto Valle de Río Negro, recorrió General Roca este jueves junto al intendente de esa ciudad y candidato a gobernador, Martín Soria, con la intención de promover su postulación a presidente. Mientras el Partido Justicialista (PJ) bonaerense comenzaba a definir su política de alianzas en un Congreso en La Matanza, el exgobernador descartó volver a la Provincia y pidió reglas claras -y acuerdos básicos- para que una gran PASO defina el candidato que enfrente a Mauricio Macri.

“Le tengo fe al pingo”, dijo en alusión a Soria, con el festejo de quienes lo acompañaban de fondo. Después de darle sustento al tándem Ramón Rioseco-Darío Martínez del otro lado del río Negro, cuando recorrió un yacimiento cercano a Cutral Có, en Neuquén, el experimentado dirigente justicialista respondió a la consulta de Letra P en torno al futuro de la oposición, sobre todo de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

“Me parece muy importante para el peronismo la sucesión de elecciones provinciales. Apostamos al triunfo, estamos muy confiados en un triunfo en Río Negro. Esperamos que eso contribuya a ganar en octubre”, inició Solá la rueda con periodistas en el hall de entrada del Municipio de Roca. Detrás, lo escuchaban las diputadas nacionales María Emilia Soria, Silvia Horne y quienes lo escudaron en la visita.

 

 

-Habla de unidad del PJ y el kirchnerismo. ¿Piensa que Cristina puede ser la candidata de unidad?

-No soy quién para decir quién tiene que ser candidato o candidata. Sí siento que soy precandidato. Por supuesto, no niego la importancia que tiene en el kirchnerismo su jefa y dentro del peronismo, el kirchnerismo. Esperemos un poco. Sé que hay ansiedad, pero todo se va a ir resolviendo con el tiempo. Mientras tanto, es saludable que fuéramos a las PASO, siempre con acuerdos básicos previos; que no sea una pelea. Necesitamos una unidad muy fuerte y, desde ahí, unir a una cantidad de argentinos que no nos votaron.

-¿Cómo ve al peronismo bonaerense? ¿Quién será el candidato?

-La gente rumbea y se encolumna fuerte cuando hay un candidato o una candidata. Esperemos que se resuelva, porque el tiempo, por suerte, obliga a tomar decisiones. Vamos a ir fuertes a esa elección. Pero quiero aclarar una cosa, por experiencia: la elección en la provincia es el mismo día que la elección nacional, que es lo que llena los ojos y arrastra la elección bonaerense.

 

 

-¿Le gusta alguno en especial? ¿Martín Insaurralde, Axel Kicillof?

-A mi candidato no se lo voy a decir, lo tengo in pectore.

-¿No le quedaron ganas de ser gobernador? ¿Lo intentaría si no es candidato a presidente?

-Fui seis años gobernador. Hay otros que tienen más energía y derecho a acceder a esa posibilidad. No hay que insistir, porque hay sensación de ahogo en las generaciones que vienen.

RE-RE. El tema político en Río Negro es el intento de ir por un tercer mandato del gobernador Alberto Weretilneck. Justamente, Solá sabe bien lo que es pretender ir por otro período. En ese sentido, comparó la situación del 2006 (N de R: al final, Solá desistió por orden de Néstor Kirchner) y citó el caso de Gerardo Zamora, en 2013, cuando la Corte Suprema desestimó la postulación del hoy gobernador. “La Corte fue muy clara diciendo que la elección como vice equivale a la de un gobernador. Son una yunta indivisible, una unidad. Claro está, la elección de vice equivale a la de un gobernador, eso no lo sabía en 2006. Sí lo supimos en 2013”, admitió.