X
Algunos se fueron a pie y otros le robaron un auto a un vecino de la dependencia donde estaban alojados. Atraparon a uno de los prófugos. Se trata de otro hecho que sacude la gestión del ministro.
Redacción 06/11/2019 20:27

Un episodio escandaloso rodea nuevamente la figura del ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo. En la tarde de este miércoles, once personas detenidas en la comisaría tercera de Quilmes se dieron a la fuga y son intensamente buscadas. El episodio se suma a otros de mayor gravedad durante toda la gestión del electo diputado nacional al frente de la cartera de seguridad provincial. Desde casos de gátillo fácil hasta muertes de reclusos en comisarías. 

Según las primeras informaciones, la policía ya capturó a uno de los prófugos. Sin embargo, quedan diez detenidos que todavía son buscados. Las personas aprovecharon el momento del almuerzo para darse a la fuga. Algunos de ellos lo hicieron a pie, otros optaron por robarse el automóvil de un vecino de la seccional. El caso pega de lleno en el ministro de Seguridad bonaerense y futuro diputado nacional.
 


La dependencia donde se produjo la fuga (Imagen: Street View-Google)


Es que la fuga de Quilmes se suma a diferentes episodios que rodearon la gestión Ritondo durante estos cuatro años al frente de la cartera de Seguridad.
 


La llamada masacre de Pergamino, donde el incendio en una comisaria de esa ciudad del interior bonaernese, terminó con la vida de siete personas en marzo de 2017, es uno de los antecedentes negros de la gestión Ritondo. Por aquel hecho, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) había denunciado las malas condiciones de detención en cárceles y la flagrante violación a la prohibición de la permanencia de detenidos en comisarías.

Un hecho similar se dio en Esteban Echevarría. Otro incendio se había cobrado la vida de diez reclusos. Fue el 15 de noviembre de 2018. El hacinamiento, las condiciones inhumanas de detención y la falta de elementos mínimos de seguridad en el lugar fueron letales cuando las llamas crecieron en los calabozos de aquella dependencia.

La CPM también se había referido sobre aquel suceso. “Los relatos coinciden en que la Policía primero cortó la luz en los calabozos cuando un grupo de detenidos se negó a apagar la música. Esa decisión, sumada a las degradantes condiciones de alojamiento como la falta de colchones, derivó en una protesta con fuego por parte de los detenidos. Fue allí cuando los efectivos deliberadamente cerraron el suministro de agua a los calabozos, lo que habría evitado las muertes”, sostuvo el organismo de derechos humanos.

El último episodio conocido bajo la administración Ritondo fue la masacre causada por policías de Buenos Aires en San Miguel del Monte, lo que terminó con la muerte de tres menores y un adulto. Aquel hecho a cargo de la Bonaerense también contó con el intento por fraguar los hechos por parte de los efectivos. A mayo de este año, la gestión Ritondo acumulaba 21 muertes en episodio de violencia policial.

Ritondo será diputado nacional a partir de diciembre. Su tarea al frente del ministerio fue premiada tanto por el presidente Mauricio Macri como por la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, cuando definieron que encabece la lista de diputados nacional por Juntos por el Cambio por la provincia de Buenos Aires.