X
Es el candidato de consenso del radicalismo y el PRO para conducir el Ministerio de Desarrollo Económico, que el Gobierno planea crear. Dudas por las “funciones” y la estructura que le habilitarán.
Por 15/11/2019 17:21

Fumata blanca. Tras días de negociación y propuestas de todo tipo, Horacio Rodríguez Larreta levantó el pulgar para abrir la puerta de su gobierno a un funcionario del riñón de la Unión Cívica Radical, como prueba de la alianza entre radicales y el PRO y la consolidación de Cambiemos en la Ciudad de Buenos Aires. El candidato es José Luis Giusti, el nombre de consenso que acordaron Danielel TanoAngelici y Emiliano Yacobitti para el Ministerio de Desarrollo Económico, que el alcalde le ofreció al radicalismo porteño.

Giusti, funcionario del Ministerio de Justicia y Seguridad, tuvo a su cargo la coordinación del traspaso de la Policía Federal a la Ciudad y la consecuente creación de la Policía de la Ciudad. Además, controla el despliegue de los móviles y efectivos policiales dentro del territorio porteño. Ocupó distintos cargos en el Estado porteño y fue decano de la Facultad de Ciencias Económicas (UBA), donde conoció a Yacobitti.

 

 

De extracción radical, Giusti hizo migas con Yacobitti durante los años de militancia universitaria en Franja Morada. Al mismo tiempo, entró en contacto con Angelici y el presidente de Boca Juniors lo acercó al PRO cuando Mauricio Macri ponía los cimientos del espacio amarillo y soñaba con ser jefe de Gobierno. Tiempo después, aprovechando la información que contaba por sus años en el gobierno porteño, proveía esos datos sobre la gestión a Angelici quien, a su vez, se la hacía llegar a Macri para que los utilizara como insumo en la campaña de 2003.

El vínculo de Giusti con el PRO data de años, pero el lugar y la consideración que obtuvo en el partido amarillo se da merced al apoyo de Angelici y del radicalismo porteño.

 

 

POROTEO Y DUDAS. El Ministerio de Desarrollo Económico no existe como tal, sino que actualmente es una subsecretaría dentro del Ministerio de Economía y Finanzas. Bajo esa lógica, como en cada inicio de mandato, Rodríguez Larreta modificará la ley de ministerios, pero la incertidumbre en torno a esta estructura ofrecida al radicalismo surge en torno a los “fierros” con los que contará y el espacio que tendrá la UCR dentro de la repartición. El radicalismo reclama el control de las concesiones de la Ciudad, pero Larreta no cede.

Eufemismos afuera, el tándem Angelici-Yacobitti espera libertad total para el armado del gabinete de ese ministerio, pero el PRO no da señales y resiste la propuesta de anexar el área social a esa cartera. Según pudo saber Letra P, la UCR pidió espacios en cinco áreas distintas, pero Larreta devolvió con esta contrapropuesta. En rigor, la negociación inicial marcaba que el radicalismo -unido- tendría dos ministerios, pero el alcalde empezó a llenar casilleros y esa propuesta comenzó a naufragar.

 

 

Este esquema de reparto es el que barajan el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, y el jefe de Gabinete, Felipe Miguel. Sin embargo, son definiciones que penden de la firma de Rodríguez Larreta, que prometió concluir la alineación oficial de su renovado plantel de ministros al regreso de su gira oficial por Italia, donde se encontrará con la alcadesa de Roma, Virgina Raggi.

Por otra parte, se apaga la idea de dividir Justicia y Seguridad, que seguirá bajo la órbita de Santilli. Además, como informó el diario Perfil, el alcalde quiere dividir Ambiente y Espacio Público y piensa en Clara Muzzio para ese lugar.