X
Será la primera cumbre después de las PASO. Participarán autoridades, intendentes y legisladores. Entre la conducción horizontal y la estrategia de la gobernadora para ser jefa de la oposición.
Por 08/10/2019 12:19

La gobernadora María Eugenia Vidal se reunirá este miércoles con las autoridades del radicalismo, sus legisladores, intendentes y dirigentes de la juventud, en el Comité Provincia, situado en La Plata. Será la primera cumbre de la mandataria con los correligionarios, encabezados por el vicegobernador, Daniel Salvador, tras la derrota en las PASO de agosto que generó especulaciones en torno a una posible división del bloque Cambiemos.

La foto de unidad, necesaria para la campaña, esconderá las especulaciones de ambos sectores, que miran el futuro desde el lugar de espacio opositor al calor de lo sucedido el 11A y que hace presagiar un resultado similar para el 27 de octubre.

Vidal apuesta a una cumbre que ratifique su jefatura mientras que los radicales, que evalúan un 2020 con bloque legislativo propio, reclaman una futura conducción horizontal.

 

 

El encuentro, que se desarrollará a partir de las 11.30 en la sede del Comité Provincia ubicada en calle 14 Nº 1023 de la capital bonaerense, será a puertas cerradas y tendrá un formato más institucional que electoral.

Según confiaron a Letra P, la mandataria espera contener y entusiasmar a sus socios radicales para sostener el último tramo de la campaña donde existe una apuesta fuerte a lo territorial. La UCR constituye el partido de mayor estructura de Cambiemos, además de ser el que gobierna la mayoría de los distritos del interior bonaerense.

Desde el radicalismo, aunque en reserva, reconocen a este portal que dan por perdida la provincia y apuestan los últimos cartuchos a sostener su territorio. En esta proyección, imaginan una legislatura con bloques propios aunque conformados de manera testimonial en interbloques de Cambiemos, y en un proceso que no necesariamente se dará de forma inmediata, ya que entienden que es mejor que la vuelta al poder del peronismo los encuentre unidos.

 

 

La evolución de la grieta en Cambiemos en el parlamento bonaerense también dependerá del resultado de las elecciones generales. Resta ver si Vidal logra retener sus distritos PRO del conurbano, que penden de un hilo por el avance de la marea peronista, y si los radicales puede mantener todas sus comunas del interior.

Estas circunstancias marcarán los futuros liderazgos de Cambiemos en un contexto donde Vidal puede quedar descompensada y el radicalismo, perdido en su inercia por construir y conquistar poder.