X

El rompecabezas de cuatro piezas que Vidal intenta mantener en la Legislatura

Radicales, lilitos, purísimos y volátiles serán parte del staff del Cambio 2020. En plan jefa de la oposición, la gobernadora comenzó a tender redes, consciente de que habrá mudanzas.
Por 17/10/2019 12:46

Ante las altas probabilidades de no conseguir la reelección, la gobernadora María Eugenia Vidal ya trabaja para convertirse en jefa de la futura oposición y, en ese camino, la Legislatura emerge como escenario central desde donde librar batallas ante una eventual gestión peronista. Este puzzle, que tendrá en la elección del domingo 27 la última parada ordenadora, no es una tarea sencilla ni predecible para la mandataria, busca mantener cohesionadas las cuatro partes que hoy componen Cambiemos. Lograrlo es un paso fundamental para tener el poder aun perdiento la corona de gobernante.

Si se proyecta el voto de las PASO y se cruza con las bancas que no están en juego, puede deducirse que Vidal tendrá a partir del próximo 10 de diciembre un bloque de aproximadamente 25 senadores y de 43 diputados. Ese universo heterogéneo lo integran la UCR, la CC-ARI, el vidalismo puro y territorial y un sector más volátil.

 

 

Vidal cuenta para la etapa que se viene con la espalda del intendente de Vicente Lopez, Jorge Macri, quien logró un aplastante triunfo en las PASO. Allí, Cambiemos triunfó en todas las categorías. Como jefe del PRO bonaerense y armador territorial con tropa propia en la legislatura, Macri se observa como una de las espadas que acompañará a Vidal en su cruzada opositora. Esta proyección incluye de forma ineludible al jefe de Gabinete, Federico Salvai, quien aun en la derrota no dejó de ser el funcionario de mayor confianza de la mandataria.

Fue el jefe de ministros vidalista quien empuñó la lapicera para aprobar los nombres en las listas, dirigentes que desembarcarán en la legislatura con el sello del vidalismo puro. Entre los viejos y los nuevos del oficialismo PRO sumán 13 senadores y 27 diputados.

 

Vidalistas
SENADO: Aldana Ahumada - Roberto Costa - Walter Lanaro - Owen Fernández - Felicitas Béccar Varela - Franco Bagnato - Gabino Tapia - Juan Fiorini - Daniela Reich - Lorena Petrovich - Nidia Moirano - Daltón Jaúregui – Juan Pablo Allan
DIPUTADOS: Alex Campbell - Verónica Barbieri -Noelia Ruiz -Matías Ranzini- Gabriela Besana -Anastasia Peralta -Sergio Siciliano -Juan Carrara - Gustavo Vélez - Susana Lázzari - Laura Aprile - Natalia Sánchez Jáuregui - Martín Domínguez Yelpo - Johanna Panebianco - Carolina Píparo - Carolina Barros Schelotto - Mauricio Viviani -  Santiago Passaglia - Andrea Bosco - Adrián Urrelli - Guillermo Sánchez Sterli - Laura Ricchini - Néstor Resico - María Elena Torresi- Rosío Antinori - Santiago Nardelli - Fernando Rovello

 

Los grupos que reportan al radicalismo y a la Coalición Cívica - ARI y que representan volúmenes e interesas diferentes son otras patas de la mesa que debe mantener en pie Vidal.

En el caso de la UCR, hay una moción de un sector boina blanca para armar bloque propio. Son quienes intentarán –ya avisaron- disputar poder de forma más horizontal. La estrategia de Vidal en este caso es demorar tal decisión.

Como jefe de la UCR provincial, el vicegobernador Daniel Salvador fue hasta la fecha el interlocutor del Partido ante la mandataria, un rol que perdería si pierde el oficialismo.

Si se repitieran los resultados de las PASO, la UCR conservaría las seis bancas que tiene en el Senado y las once de diputados, con la salvedad que, en el camino, el diputado Fernando Pérez, de Quilmes, emigró a Consenso Federal, por lo que descendió a diez la cantidad de correligionarios que integran el espacio.

 

Radicales
SENADO: Emiliano Raparaz -Agustín Máspoli - Leandro Blanco -Flavia Delmonte - David Hirtz -Alejandro Celillo
DIPUTADOS: Sandra París - Valentín Miranda -Vanesa Zuccari - Maximiliano Abad - Melisa Greco - Emiliano Balbín - Anahí Bilbao - Alejandra Lordén -Diego Rovella- Walter Carusso

 

En el caso de la CC-ARI, la mayor o menor sumisión a la jefatura de Vidal dependerá de la decisión de su líder partidaria, la diputada nacional Elisa Carrió, quien resulta una pata fundamental en la construcción de contenidos del oficialismo, pero no está claro qué rol buscará desempeñar en caso de convertirse en opositores.

Al igual que la UCR, la CC-ARI también conservará las tres bancas que pone en juego en el Senado y las dos de Diputados.

 

CC-ARI
SENADO: Elisa Carca - Andrés De Leo - Carolina Tironi.
DIPUTADOS: Luciano Bugallo - Maricel Etchecoin.

 

Otras figuras que hoy son parte de la alianza gobernante podrían buscar otro destino. Se trata de la senadora Ana Geloso y el diputado Guillermo Bardón, quienes responden al presidente de la Cámara Baja nacional, Emilio Monzó, quien aún no definió su destino político, aunque desde hace tiempo no participa del esquema de campaña de la gobernadora Vidal.

A juzgar por sus movimientos de los últimos meses, no integrarán el nuevo bloque de Juntos por el Cambio, aunque no está definido si conformarán un bloque propio o se fusionarán con el Frente de Todos.

El senador Lucas Fiorini y Catalina Buitrago -con grandes chances de convertirse en diputada- responden al ministro de Gobierno, Joaquín de la Torre. Sus destinos también están atados a la movilidad política de su jefe, quien ingresó tarde al gobierno de Vidal y podría ser uno de los primeros en emigrar.

Por último, la futura senadora Claudia Rucci, quien ingresó a las listas de Cambiemos de la mano del candidato a la vicepresidencia, Miguel Angel Pichetto. Su suerte dependerá del destino que siga el senador nacional, quien a fin de año podría quedar fuera de todo. Lo único claro es que la hija del histórico sindicalista peronista no se sumará a ninguna construcción kirchnerista.