24|7|2022

Cornejo y De Ángeli juegan en tándem y pintan de amarillo la Federación Agraria

21 de septiembre de 2018

21 de septiembre de 2018

El presidente de la UCR colocó un dirigente de su confianza en la presidencia de la entidad del campo hasta ahora más ´dura con el Gobienro. Y el senador entrerriano arrimó al vice primero.

Federación Agraria, la entidad del campo que hasta ahora tuvo una de las posturas más críticas con el gobierno de Cambiemos, dio este viernes un fuerte volantazo y eligió como su nuevo presidente al mendocino Carlos Achetoni, un hombre cercano al gobernador radical Alfredo Cornejo.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Achetoni es un histórico militante radical y dirigente de la FAA mendocina. Incluso estuvo cerca de ser secretario de Agricultura de su provincia en el inicio de la gestión de Cornejo, pero su enfrentamiento con el que por entonces era presidente de la Federación, Omar Príncipe, se lo impidió.

 

“Con esto queda neutralizada la posición más crítica y combativa contra el Gobierno nacional”, confió una fuente de la entidad a este medio.

 

Hay más. Achetoni tendrá como vicepresidente primero a Elvio Ghia, un dirigente entrerriano de gran amistad con el senador y federado de esa provincia Alfredo De Ángeli.

 

Justamente, el peso de De Ángeli y Cornejo fue importante a la hora de volcar la elección a favor de Achetoni. Príncipe, que era presidente y mantenía sus aspiraciones de renovar, no pudo hacer frente a la coalición que contó con apoyo y operadores de alto nivel político.

 

 

FILIALES TRUCHAS Y ROSCA. En la Federación Agraria el voto es por filial, lo que implicó que hace más de diez años, durante el mandato de Eduardo Buzzi, se crearan varias entidades que son conocidas por los federados como “filiales truchas”, porque no representan a productores.

 

Ese aparato le permitió tanto a Buzzi como a Príncipe conducir la entidad, pero esta vez se volcó por un candidato más amigable con el Gobierno nacional. Achetoni cumplía con las condiciones y tenía el apoyo de Cornejo, nada menos que el presidente del Comité Nacional de la UCR.

 

“El esquema de filiales truchas tiene un costo y eso fue cubierto con aportes de la UATRE (el gremio de los peones de campo) y del gobierno mendocino”, denunció a este medio un dirigente federado de la provincia de Santa Fe, de donde es oriundo Príncipe.

 

 

 

LA MANO DE LA CASA ROSADA. En los últimos meses, Príncipe endureció su perfil crítico e inclusive llegó a empujar movilizaciones al Ministerio de Agroindustria para denunciar los despidos en el área de Agricultura Familiar. Allí justamente está otro dirigente federado, Julio Currás, que hoy ostenta el cargo de director del área.

 

Sin un aval claro del jefe de la cartera, Miguel Etchevehere, que no mostró interés en la interna, Currás fue uno de los operadores que empujó tanto a Achetoni como a Ghia a armar un frente opositor a Príncipe y estuvo en permanente diálogo con todos los dirigentes opositores al ahora presidente saliente. En jueves y viernes, los dos días que duró el congreso federado en Rosario, Currás fue clave para que la provincia de Buenos Aires le diera su apoyo a Achetoni.

 

Como una carta de presentación, el nuevo presidente federado dijo: “Vamos a criticar al Gobierno si se equivoca, pero a no a poner palos en la rueda”.