X
La gobernadora desempolvó la liturgia de lucha contra las mafias y, al enumerar casos en la Policía, la Justicia y gremios, apuntó: “Es difícil entender que eso sucediera sin que el Estado lo supiera”
Redacción 12/09/2018 18:49

Luego de presentar un paquete de medidas anti-crisis, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, volvió a elegir un espacio mediático amigable para explayarse acerca de temas de la coyuntura. En declaraciones a radio Mitre, la mandataria desempolvó la liturgia de lucha contra las mafias y, al enumerar casos delictivos en la Policía, la Justicia y gremios, apuntó directamente contra su predecesor en el cargo, complicado judicialmente por estos días: “Me cuesta creer que eso sucediera sin que el Estado lo supiera”. En esa línea, disparó: “Scioli es parte del pasado, definitivamente”.  

Si hace dos años y medio atrás decía que íbamos a sacar a 11 mil policías y a jueces corruptos, aparte de eliminar búnkers, creo que no me hubiesen creído. Por supuesto que enfrentar a cierta gente nos genera enemigos, por eso vivo en una base militar, hay peleas que incomodan”. En esa línea, y al recordar que “el Pata Medina (encarcelado dirigente de la Uocra) iba a los actos” del por entonces oficialismo,  que “Balcedo (Soeme) truchó miles de afiliaciones”, Vidal sostuvo: “Me cuesta creer que eso sucediera sin que el Estado lo supiera”.
 


“Los bonaerenses saben muy bien quién es quién, quién es Scioli, quién es Cristina y van a ser ellos quienes definan”, señaló con vistas a las próximas elecciones, aunque evitó hablar de candidaturas: “Ni pienso en eso, casi me parece una falta de respeto”.

Por otro lado, ponderó los anuncios de tenor social dados a conocer este miércoles aunque negó la existencia de una creciente tensión en puntos vulnerables: “En la calle hay dificultades pero hay paz”, deslizó para negar la existencia de saqueos en la provincia: “Tuvimos tres situaciones puntuales de robos organizados en zonas que no eran pobres”, dijo y recurrió nuevamente a la herencia: “Veo que la inmensa mayoría de los bonaerenses no quiere volver al pasado, no creen que haya una salida mágica”.
 


En cuanto al paro docente por 48 horas que comenzó este miércoles, sostuvo que “la adhesión se mantuvo alrededor del 50%” y consideró que la medida de fuerza “es un fracaso de los dirigentes gremiales, del gobierno, de todos los que somos adultos y que terminan afectando a los chicos”. Más allá de esto, apuntó contra el Frente de Unidad Docente: “Veinte días de paro es algo que ningún gremio ha hecho. Claramente nos parece un exceso”. Sin embargo, no dio definiciones en torno a realizar una oferta salarial que equipare a la inflación prevista para 2018, sino que se limitó a prometer una propuesta “que se acerque a la inflación todo lo que podamos”.

Sobre la escalada del dólar, afirmó: “Sin dudas eso nos preocupa a todos y el gobierno nacional ha trabajado mucho sobre esto, para lograr estabilidad y llevar tranquilidad a la gente. No hay que mirar la foto, hay que mirar la película”.

Vidal reflota la herencia en la crisis: “Scioli es parte del pasado”

La gobernadora desempolvó la liturgia de lucha contra las mafias y, al enumerar casos en la Policía, la Justicia y gremios, apuntó: “Es difícil entender que eso sucediera sin que el Estado lo supiera”

Luego de presentar un paquete de medidas anti-crisis, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, volvió a elegir un espacio mediático amigable para explayarse acerca de temas de la coyuntura. En declaraciones a radio Mitre, la mandataria desempolvó la liturgia de lucha contra las mafias y, al enumerar casos delictivos en la Policía, la Justicia y gremios, apuntó directamente contra su predecesor en el cargo, complicado judicialmente por estos días: “Me cuesta creer que eso sucediera sin que el Estado lo supiera”. En esa línea, disparó: “Scioli es parte del pasado, definitivamente”.  

Si hace dos años y medio atrás decía que íbamos a sacar a 11 mil policías y a jueces corruptos, aparte de eliminar búnkers, creo que no me hubiesen creído. Por supuesto que enfrentar a cierta gente nos genera enemigos, por eso vivo en una base militar, hay peleas que incomodan”. En esa línea, y al recordar que “el Pata Medina (encarcelado dirigente de la Uocra) iba a los actos” del por entonces oficialismo,  que “Balcedo (Soeme) truchó miles de afiliaciones”, Vidal sostuvo: “Me cuesta creer que eso sucediera sin que el Estado lo supiera”.
 


“Los bonaerenses saben muy bien quién es quién, quién es Scioli, quién es Cristina y van a ser ellos quienes definan”, señaló con vistas a las próximas elecciones, aunque evitó hablar de candidaturas: “Ni pienso en eso, casi me parece una falta de respeto”.

Por otro lado, ponderó los anuncios de tenor social dados a conocer este miércoles aunque negó la existencia de una creciente tensión en puntos vulnerables: “En la calle hay dificultades pero hay paz”, deslizó para negar la existencia de saqueos en la provincia: “Tuvimos tres situaciones puntuales de robos organizados en zonas que no eran pobres”, dijo y recurrió nuevamente a la herencia: “Veo que la inmensa mayoría de los bonaerenses no quiere volver al pasado, no creen que haya una salida mágica”.
 


En cuanto al paro docente por 48 horas que comenzó este miércoles, sostuvo que “la adhesión se mantuvo alrededor del 50%” y consideró que la medida de fuerza “es un fracaso de los dirigentes gremiales, del gobierno, de todos los que somos adultos y que terminan afectando a los chicos”. Más allá de esto, apuntó contra el Frente de Unidad Docente: “Veinte días de paro es algo que ningún gremio ha hecho. Claramente nos parece un exceso”. Sin embargo, no dio definiciones en torno a realizar una oferta salarial que equipare a la inflación prevista para 2018, sino que se limitó a prometer una propuesta “que se acerque a la inflación todo lo que podamos”.

Sobre la escalada del dólar, afirmó: “Sin dudas eso nos preocupa a todos y el gobierno nacional ha trabajado mucho sobre esto, para lograr estabilidad y llevar tranquilidad a la gente. No hay que mirar la foto, hay que mirar la película”.