X

La pirueta de CFK para explicar el cambio de su postura histórica sobre aborto

Como Presidenta nunca alentó el debate, pero en el Senado votó por la legalización citando medidas de su gestión y explicó que cambió de postura por el movimiento feminista.
Redacción 09/08/2018 8:04

Cristina Fernández de Kirchner hizo malabares durante la histórica sesión por la legalización del aborto en el Senado para explicar su cambio de postura histórica sobre la interrupción voluntaria del embarazo, por la que terminó votando a favor en el marco de un mensaje cargado de épica kirchnerista, un reconocimiento al movimiento feminista y un extemporáneo repaso de su gestión “a favor de la vida”.

 

 

Cristina arrancó su alocución con la enumeración de medidas de su gestión, según su visión, vinculadas con estar “a favor de la vida”. En rigor, la ex presidenta se refirió a iniciativas sociales ejecutadas durante su gobierno –como el matrimonio igualitario- y a normativas que votó durante su anterior paso por el Senado.

“Yo siempre he votado por la vida, he gobernado por la vida, lo hice cuando votamos la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, cuando votamos el Parto Humanizado, la Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes”, relató. De esa manera, CFK esquivó tener que explicar que durante ocho años como presidenta jamás alentó el debate sobre la interrupción voluntaria del embarazo, mientras que la iniciativa llegó al Poder Legislativo tras un guiño de Mauricio Macri en la apertura de sesiones ordinarias del 2018, que marcó su posición a “favor de la vida” pero dejó correr del debate.

 

La votación final del Senado ante la ley de interrupción voluntaria del embarazo (FOTO: NA)

 

Para explicar su cambio de postura, CFK citó algunas medidas de su gestión y, también, se apoyó en el movimiento feminista. A su vez, citó a Néstor Kirchner y la generación del ’70 como ejes de la “equidad”.

“Si quieren saber quiénes me hicieron cambiar de opinión -reconoció la senadora--fueron las miles y miles de chicas que se volcaron a las calles. Verlas abordar la cuestión femenina, criticar pero también describir la realidad de una sociedad patriarcal, nos debe colocar a todos en un lugar distinto”.

 

 

"Tuve la suerte de formar una generación educada, formateada en aquellos años de los sesenta y setenta donde surgía la pastilla anticonceptiva, la minifalda, los bustos y la revolución cubana. En definitiva, no teníamos esta cuestión de género. Fue una ráfaga en el mundo, luego hubo retrocesos", explicó CFK y marcó que "aquella generación, que luego fue aniquilada, no tenía distinción entre hombre y mujer". "Éramos pares", agregó.

Para cerrar, apeló a la épica K y destacó al ex presidente Kirchner: "Tuve la suerte de casarme, de ser compañera, de un hombre que nunca me consideró su mujer, sino su par". "Pero esta no es la realidad de muchísimas mujeres", sumó.

 

Por otra parte, cuestionó a quienes se inclinaron por rechazar el aborto porque no plantearon una propuesta distinta a la interrupción voluntaria. “Lo grave es que estamos rechazando un proyecto sin proponer alternativas”, subrayó.

“Quiero decirles que no es fácil abordar un tema de esta naturaleza, pero sí es obligación de hacerlo a partir de la comprensión de que más allá de nuestras creencias y convicciones, todas respetables, más allá de estas cuestiones, hoy cuando se rechace estamos rechazando un proyecto sin proponer nada alternativo y la situación va a seguir siendo la misma”, dijo CFK en el recinto.

La pirueta de CFK para explicar el cambio de su postura histórica sobre aborto

Como Presidenta nunca alentó el debate, pero en el Senado votó por la legalización citando medidas de su gestión y explicó que cambió de postura por el movimiento feminista.

Cristina Fernández de Kirchner hizo malabares durante la histórica sesión por la legalización del aborto en el Senado para explicar su cambio de postura histórica sobre la interrupción voluntaria del embarazo, por la que terminó votando a favor en el marco de un mensaje cargado de épica kirchnerista, un reconocimiento al movimiento feminista y un extemporáneo repaso de su gestión “a favor de la vida”.

 

 

Cristina arrancó su alocución con la enumeración de medidas de su gestión, según su visión, vinculadas con estar “a favor de la vida”. En rigor, la ex presidenta se refirió a iniciativas sociales ejecutadas durante su gobierno –como el matrimonio igualitario- y a normativas que votó durante su anterior paso por el Senado.

“Yo siempre he votado por la vida, he gobernado por la vida, lo hice cuando votamos la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, cuando votamos el Parto Humanizado, la Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes”, relató. De esa manera, CFK esquivó tener que explicar que durante ocho años como presidenta jamás alentó el debate sobre la interrupción voluntaria del embarazo, mientras que la iniciativa llegó al Poder Legislativo tras un guiño de Mauricio Macri en la apertura de sesiones ordinarias del 2018, que marcó su posición a “favor de la vida” pero dejó correr del debate.

 

La votación final del Senado ante la ley de interrupción voluntaria del embarazo (FOTO: NA)

 

Para explicar su cambio de postura, CFK citó algunas medidas de su gestión y, también, se apoyó en el movimiento feminista. A su vez, citó a Néstor Kirchner y la generación del ’70 como ejes de la “equidad”.

“Si quieren saber quiénes me hicieron cambiar de opinión -reconoció la senadora--fueron las miles y miles de chicas que se volcaron a las calles. Verlas abordar la cuestión femenina, criticar pero también describir la realidad de una sociedad patriarcal, nos debe colocar a todos en un lugar distinto”.

 

 

"Tuve la suerte de formar una generación educada, formateada en aquellos años de los sesenta y setenta donde surgía la pastilla anticonceptiva, la minifalda, los bustos y la revolución cubana. En definitiva, no teníamos esta cuestión de género. Fue una ráfaga en el mundo, luego hubo retrocesos", explicó CFK y marcó que "aquella generación, que luego fue aniquilada, no tenía distinción entre hombre y mujer". "Éramos pares", agregó.

Para cerrar, apeló a la épica K y destacó al ex presidente Kirchner: "Tuve la suerte de casarme, de ser compañera, de un hombre que nunca me consideró su mujer, sino su par". "Pero esta no es la realidad de muchísimas mujeres", sumó.

 

Por otra parte, cuestionó a quienes se inclinaron por rechazar el aborto porque no plantearon una propuesta distinta a la interrupción voluntaria. “Lo grave es que estamos rechazando un proyecto sin proponer alternativas”, subrayó.

“Quiero decirles que no es fácil abordar un tema de esta naturaleza, pero sí es obligación de hacerlo a partir de la comprensión de que más allá de nuestras creencias y convicciones, todas respetables, más allá de estas cuestiones, hoy cuando se rechace estamos rechazando un proyecto sin proponer nada alternativo y la situación va a seguir siendo la misma”, dijo CFK en el recinto.