X
Se realizó este sábado en Ensenada y participaron intendentes, legisladores y ex funcionarios de CFK. De Vido envió por carta su aval a la ex mandataria.
Por 11/08/2018 21:23

"En estos dos años y medio vemos cómo día a día destruyen, destruyen y destruyen; odian, odian y odian. Les pido a todos y todas que no caigamos en esas provocaciones, que al odio le responsamos con amor” afirmó el diputado nacional de Unidad Ciudadana, Máximo Kirchner, durante el inicio de su discurso, en el Plenario de la Militancia, que se desarrolló este sábado en Ensenada.

El hijo de la ex Presidenta de la Nación, Cristina Kirchner, estuvo acompañado por varios intendentes bonaerenses, por legisladores nacionales y provinciales y por ex funcionarios del kirchnerismo.

 

 

La jornada, que resultó un contraste con el armado “peronista anti K” que mociona el senador nacional, Miguel Angel Pichetto, tuvo toda la vieja liturgia del kirchnerismo. E incluyó, casi como una reconciliación, la carta enviada por el ex ministro de Infraestructura  procesado, condenado y preso por la causa vinculada a la compra de gas licuado, Julio De Vido, quien dejó palabras de aval a la ex presidenta.

“Hay que defender a Cristina de la brutal persecución política y también al resto de los compañeros” escribió el también ex diputado nacional. “Hay que respaldar a Cristina en la construcción política de este espacio dejando de lado cualquier disputa política interna” remarcó De Vido en su carta.

La actividad se inició al mediodía, con talleres de reflexión y se extendió hasta las 18.30 horas, cuando el intendente de Ensenada, Mario Secco, dio inició al cierre del plenario.

“No le tenemos miedo a (Mauricio) Macri” arengó el jefe comunal.  Y afirmó “el pueblo argentino quiere a Cristina, pero también es bueno que tengamos muchos dirigentes de nuestro espacio que quieren jugar” dijo, en alusión a varios de los presentes, como el caso del diputado nacional Agustín Rossi, que anticiparon sus intenciones electorales.

 

 

Jefe comunal y caudillo en su distrito, Secco dejó el clima “caliente” para el cierre de Máximo K, quien en un estilo más moderado, y hasta con lectura de pasajes de un libro que llevó para la ocasión, siguió la línea crítica al gobierno de Cambiemos.

“Los mismos que condujeron a la Argentina al desastre en 2001, volvieron” sintetizó el diputado.  Y afirmó que “este modelo económico está agotado, sólo va a cerrar con represión.

 “Esta pátina del déficit fiscal, de alcanzar el cero, quiero decirles: de qué va a servirle a los habitantes de nuestro país si llega un déficit fiscal cero que lo único que va a lograr con suerte es la paz de los cementerios. De qué vale ese cero si tenés más de la mitad de la población afuera, lo dijimos hace tiempo: los números tienen que cerrar con la gente adentro”.

 

 

Durante se exposición, que fue acompañada por vivas a CFK y puteadas a Macri y Vidal, Máximo K se permitió algunas bromas.

“Para (Nicolás) Dujovne era mucho más fácil tomar whisky en la tele que gobernar la Argentina, en la tele resolvía todo, en el ministerio de Economía empeora todo” afirmó.

Y también algunos bloopers, como cuando mencionó a “Fernando Espinoza” como el intendente de La Matanza, estando el actual diputado nacional y la jefa comunal de ese distrito, Verónica Magario, presentes.  Aunque riendo del error.

Máximo K también reservó un tramo de su discurso para cuestionar la gestión de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, de quien se pregunto de forma retórica: “¿Cómo puede ser que alguien que es tan bien tratada por el periodismo argentino le diga a su pueblo que va a cerrar las universidades y no va a abrir más hospitales?".

El legislador se refirió también a la explosión en la escuela de Moreno, ocurrida una semana atrás, y donde fallecieron la vicedirectora y un auxiliar docente.

 

 

“Por sacarle al intendente de Moreno (Walter Festa PJ K) el Consejo Escolar, dos trabajadores de la educación volaron por los aires cuando le estaban preparando la leche a sus alumnos” dijo Kirchner en alusión a la intervención del Consejo  determinada por la Provincia en octubre pasado.

“No hay que montarse con ellos en varias tragedias que sucedieron en la Argentina, pero sí hay que pedirle que abandonen la hipocresía y que defienda a su pueblo” sentenció.

Kirchner se refirió también, aunque sin detalles sobre la causa judicial denominada “cuadernos K”, a la avanzada judicial contra la ex presidenta y sus ministros.

“No le va alcanzar con perseguir, no va a modificar la realidad –afirmó - vemos que puede hacer lo que quiere con nosotros el emperador (por Macri). El Emperador dice 'Cristina' y está haciendo con el dedo así (pulgar abajo) y sale corriendo el partido judicial con jueces que han tenido más de 70 pedidos de juicio político que no laburaron  nunca para los argentinos, pero para mantenerse, obedecen al presidente, entonces lo que hacen es poner a Cristina a disposición del Poder Ejecutivo Nacional, como en las viejas épocas”.

 

 

El diputado afirmó con ironía “Que nos venga a correr con la vaina de la transparencia un Macri...(risas), que fue el socio Rousellot, el que contrabandeó autopartes en Argentina y lo salvó la Corte Suprema con la mayoría automática, el que montó una red de espionaje para escuchar a su propia familia, por lo que estuvo procesado años sin que nadie ni el gobierno lo persiguiera, con todas sus garantías, incluso pudo ser candidato a presidente y ganar”.

“Ellos eligieron. Han elegido cumplir con la señora (Christine) Lagarde (titular del Fondo Monetario Internacional), con los acreedores externos y han decidido no cumplir con las promesas de campaña al pueblo argentino para ganar las elecciones de 2015”.

Máximo K aprovechó el plenario, y la presencia de más de militantes para convocar: “lo que tenemos que pensar muy bien en estos plenarios es cómo empezamos a construir una mayoría lo más amplia, plural y diversa posible, un frente policlasista que incluya a todos: trabajadores, científicos, estudiantes, a todos.”

“Tenemos que tener la mayor generosidad posible para que ese frente político pueda cumplir con la gente. Pero no vamos a permitir que la oposición sea a medida del Gobierno y eso fue lo que vimos en parte en 2017” indicó, en un contrapunto que pudo ir asestado a los que avalan la consigna anti K de Pichetto.

 

 

Con un pañuelo verde anudado en su muñeca izquierda, y que compartieron gran parte de los presentes, Máximo K aseguró que en la pasada sesión del Senado nacional, donde se voto en contra del proyecto de ley de legalización del aborto, “no ganó nadie”.

“Tenemos que trabajar para que el senado tenga representantes que permitan ampliar los derechos (aborto legal)” afirmó y cerró su discurso bregando porque “en Argentina vuelva a gobernar el amor y la igualdad y no esto que estamos teniendo ahora”.

Participaron del plenario, los intendentes, Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Andrés Watson (Varela), Gustavo Arrieta (Cañuelas),  Jorge Barrera (Gésell), Leo Nardini (Malvinas), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Alfredo Fisher (Laprida), entre otros. También el dirigente social, Jorge D´Elía; el ex vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, los diputados nacionales de Unidad Ciudadana, Mayra Mendoza, Carlos Castagneto, Mónica Macha, Leopoldo Moreau, Fernanda Vallejos, Hugo Yasky, entre otros. 

Con críticas a Macri y Vidal, Máximo K comandó un plenario “militante”

Se realizó este sábado en Ensenada y participaron intendentes, legisladores y ex funcionarios de CFK. De Vido envió por carta su aval a la ex mandataria.

"En estos dos años y medio vemos cómo día a día destruyen, destruyen y destruyen; odian, odian y odian. Les pido a todos y todas que no caigamos en esas provocaciones, que al odio le responsamos con amor” afirmó el diputado nacional de Unidad Ciudadana, Máximo Kirchner, durante el inicio de su discurso, en el Plenario de la Militancia, que se desarrolló este sábado en Ensenada.

El hijo de la ex Presidenta de la Nación, Cristina Kirchner, estuvo acompañado por varios intendentes bonaerenses, por legisladores nacionales y provinciales y por ex funcionarios del kirchnerismo.

 

 

La jornada, que resultó un contraste con el armado “peronista anti K” que mociona el senador nacional, Miguel Angel Pichetto, tuvo toda la vieja liturgia del kirchnerismo. E incluyó, casi como una reconciliación, la carta enviada por el ex ministro de Infraestructura  procesado, condenado y preso por la causa vinculada a la compra de gas licuado, Julio De Vido, quien dejó palabras de aval a la ex presidenta.

“Hay que defender a Cristina de la brutal persecución política y también al resto de los compañeros” escribió el también ex diputado nacional. “Hay que respaldar a Cristina en la construcción política de este espacio dejando de lado cualquier disputa política interna” remarcó De Vido en su carta.

La actividad se inició al mediodía, con talleres de reflexión y se extendió hasta las 18.30 horas, cuando el intendente de Ensenada, Mario Secco, dio inició al cierre del plenario.

“No le tenemos miedo a (Mauricio) Macri” arengó el jefe comunal.  Y afirmó “el pueblo argentino quiere a Cristina, pero también es bueno que tengamos muchos dirigentes de nuestro espacio que quieren jugar” dijo, en alusión a varios de los presentes, como el caso del diputado nacional Agustín Rossi, que anticiparon sus intenciones electorales.

 

 

Jefe comunal y caudillo en su distrito, Secco dejó el clima “caliente” para el cierre de Máximo K, quien en un estilo más moderado, y hasta con lectura de pasajes de un libro que llevó para la ocasión, siguió la línea crítica al gobierno de Cambiemos.

“Los mismos que condujeron a la Argentina al desastre en 2001, volvieron” sintetizó el diputado.  Y afirmó que “este modelo económico está agotado, sólo va a cerrar con represión.

 “Esta pátina del déficit fiscal, de alcanzar el cero, quiero decirles: de qué va a servirle a los habitantes de nuestro país si llega un déficit fiscal cero que lo único que va a lograr con suerte es la paz de los cementerios. De qué vale ese cero si tenés más de la mitad de la población afuera, lo dijimos hace tiempo: los números tienen que cerrar con la gente adentro”.

 

 

Durante se exposición, que fue acompañada por vivas a CFK y puteadas a Macri y Vidal, Máximo K se permitió algunas bromas.

“Para (Nicolás) Dujovne era mucho más fácil tomar whisky en la tele que gobernar la Argentina, en la tele resolvía todo, en el ministerio de Economía empeora todo” afirmó.

Y también algunos bloopers, como cuando mencionó a “Fernando Espinoza” como el intendente de La Matanza, estando el actual diputado nacional y la jefa comunal de ese distrito, Verónica Magario, presentes.  Aunque riendo del error.

Máximo K también reservó un tramo de su discurso para cuestionar la gestión de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, de quien se pregunto de forma retórica: “¿Cómo puede ser que alguien que es tan bien tratada por el periodismo argentino le diga a su pueblo que va a cerrar las universidades y no va a abrir más hospitales?".

El legislador se refirió también a la explosión en la escuela de Moreno, ocurrida una semana atrás, y donde fallecieron la vicedirectora y un auxiliar docente.

 

 

“Por sacarle al intendente de Moreno (Walter Festa PJ K) el Consejo Escolar, dos trabajadores de la educación volaron por los aires cuando le estaban preparando la leche a sus alumnos” dijo Kirchner en alusión a la intervención del Consejo  determinada por la Provincia en octubre pasado.

“No hay que montarse con ellos en varias tragedias que sucedieron en la Argentina, pero sí hay que pedirle que abandonen la hipocresía y que defienda a su pueblo” sentenció.

Kirchner se refirió también, aunque sin detalles sobre la causa judicial denominada “cuadernos K”, a la avanzada judicial contra la ex presidenta y sus ministros.

“No le va alcanzar con perseguir, no va a modificar la realidad –afirmó - vemos que puede hacer lo que quiere con nosotros el emperador (por Macri). El Emperador dice 'Cristina' y está haciendo con el dedo así (pulgar abajo) y sale corriendo el partido judicial con jueces que han tenido más de 70 pedidos de juicio político que no laburaron  nunca para los argentinos, pero para mantenerse, obedecen al presidente, entonces lo que hacen es poner a Cristina a disposición del Poder Ejecutivo Nacional, como en las viejas épocas”.

 

 

El diputado afirmó con ironía “Que nos venga a correr con la vaina de la transparencia un Macri...(risas), que fue el socio Rousellot, el que contrabandeó autopartes en Argentina y lo salvó la Corte Suprema con la mayoría automática, el que montó una red de espionaje para escuchar a su propia familia, por lo que estuvo procesado años sin que nadie ni el gobierno lo persiguiera, con todas sus garantías, incluso pudo ser candidato a presidente y ganar”.

“Ellos eligieron. Han elegido cumplir con la señora (Christine) Lagarde (titular del Fondo Monetario Internacional), con los acreedores externos y han decidido no cumplir con las promesas de campaña al pueblo argentino para ganar las elecciones de 2015”.

Máximo K aprovechó el plenario, y la presencia de más de militantes para convocar: “lo que tenemos que pensar muy bien en estos plenarios es cómo empezamos a construir una mayoría lo más amplia, plural y diversa posible, un frente policlasista que incluya a todos: trabajadores, científicos, estudiantes, a todos.”

“Tenemos que tener la mayor generosidad posible para que ese frente político pueda cumplir con la gente. Pero no vamos a permitir que la oposición sea a medida del Gobierno y eso fue lo que vimos en parte en 2017” indicó, en un contrapunto que pudo ir asestado a los que avalan la consigna anti K de Pichetto.

 

 

Con un pañuelo verde anudado en su muñeca izquierda, y que compartieron gran parte de los presentes, Máximo K aseguró que en la pasada sesión del Senado nacional, donde se voto en contra del proyecto de ley de legalización del aborto, “no ganó nadie”.

“Tenemos que trabajar para que el senado tenga representantes que permitan ampliar los derechos (aborto legal)” afirmó y cerró su discurso bregando porque “en Argentina vuelva a gobernar el amor y la igualdad y no esto que estamos teniendo ahora”.

Participaron del plenario, los intendentes, Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Andrés Watson (Varela), Gustavo Arrieta (Cañuelas),  Jorge Barrera (Gésell), Leo Nardini (Malvinas), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Alfredo Fisher (Laprida), entre otros. También el dirigente social, Jorge D´Elía; el ex vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, los diputados nacionales de Unidad Ciudadana, Mayra Mendoza, Carlos Castagneto, Mónica Macha, Leopoldo Moreau, Fernanda Vallejos, Hugo Yasky, entre otros.