Entrevista. Adrian Urreli.

"Vidal va a ir por la reelección y será protagonista de la campaña"

El diputado bonaerense por Cambiemos, reconoce la crisis y que “a nadie le gusta dar malas noticias”. Sin embargo cree que la gente no quiere “volver atrás”, y que los acompañará en 2019.

Adrián Urreli es diputado bonaerense por Cambiemos. Llegó a la Cámara tras la elección de 2017 y ocupa una banca representando a la Tercera sección electoral. Su inclusión en la lista estuvo pergeñada por el intendente de Lanús, Néstor Grindetti. Urrelli fue su Jefe de Gabinete en el municipio del conurbano y hasta el día de hoy oficia como un funcionario más de la intendencia PRO en pleno corazón del conurbano. “El distrito estaba olvidado, sumergido y todos los apodos que le fueron poniendo como ‘la capital del bache, de la inseguridad’ eran ciertos”, dice sobre Lanús. Hoy cree que la realidad distrital varió y que se potenciará con la puesta en marcha de la Red AMBA de Salud. “Nos sirve para que los vecinos puedan estar atendiéndose como corresponde en las salas del distrito”, explica sobre el sistema. También, como lo hace toda la plana Cambiemos, reconoce la crisis y dice “que a nadie le gusta dar malas noticias pero desde la responsabilidad hay que hacerlo”.

 

BIO. Diputado provincial. 45 años. Padre de dos hijos. Formó parte del gobierno de la Ciudad entre los años 2008 y 2009 en el área de Recursos Humanos. Luego fue asesor del Ministerio de Hacienda del gobierno de la Ciudad donde trabajó a la par con el hoy intendente de Lanús, Néstor Gridetti. Fue su jefe campaña en las elecciones del 2011, 2013 y 2015. En las elecciones del 2017, integró la lista por la Tercera sección electoral por Cambiemos. Actualmente ocupa una banca del oficialismo en la Cámara de Diputados.


- ¿Cree que se logró todo lo que se propuso Cambiemos desde 2015?

 

- Hemos hecho un gran esfuerzo por hacer en lo que nos comprometimos y se ha trabajado mucho en la concreción de los objetivos tanto a nivel nacional y provincial dando grandes pasos en términos de infraestructura y transparencia, pero todavía nos falta terminar de acomodar el tema económico. 

 

-¿A qué se debe no poder acomodar eso, como sostiene?

 

- De alguna manera hemos algunas cuestiones que tienen que ver con lo externo, que han conspirado contra los planes que se habían trazado. De verdad creo que había una bomba por explotar y se trató de desactivar, buscando la menor cantidad de daño posible. Es una cosa costosa, difícil y que tenemos que resolver entre todos. 

 

- ¿Lo dice por la oposición?

 

- Por ahí, con un poco de inocencia, esperaba un poco de colaboración de la oposición y veo que hay muchas mezquindades en juego. Creo que nos falta muchísimo, que hay que seguir haciendo el esfuerzo y transmitirle a la gente que este camino tiene un sentido, un destino y es para algo: salir adelante. Nadie es ciego a las dificultades que se generan. Es muy doloroso ajustar las tarifas por ejemplo pero es un hecho de la realidad que había que hacer y alguien se tenía que hacer cargo. Todo el mundo entiende que a nadie le gusta dar malas noticias pero desde la responsabilidad hay que hacerlo. 

 

- Usted fue funcionario en Lanús, que es un municipio complejo en términos sociales con una alta densidad poblacional, entre otros factores, ¿Qué reciben cuando salen a la calle? 

 

- Percibimos que hay una valoración de la gestión del intendente y eso se traduce después. Nosotros lo hemos visto reflejado en números concretos. Creo que es porque el intendente Néstor Grindetti puso la gestión al hombro y está transformando un distrito que estaba olvidado, sumergido y que realmente todos los apodos que le fueron poniendo como ‘la capital del bache, de la inseguridad’ eran ciertos porque el distrito estaba abandonado. Tenemos una valoración muy positiva pero con el reclamo de la gente por esta situación de la economía, de las tarifas y lo que podemos hacer es acompañar. Es un ajuste que lamentablemente hay que hacerlo. Insisto, a nadie le gusta dar malas noticias, ni rifar el capital político, pero desde la responsabilidad hay que hacerlo. 
 

 


- ¿Qué implica para Lanús la implementación de la Red Amba de Salud?

 

- La red AMBA nos permite interactuar y tener coordinados los servicios de primera atención a los vecinos pudiendo contar en las salas de los municipios con un médico generalista, un clínico, un enfermero y un pediatra, además del promotor de salud y nos va a permitir poner en condiciones 13 salas y tres salas más que se están haciendo. Todo coordinado con el hospital Evita, que es el más importante de Lanús. De esta manera vamos a tener una atención primaria de primera con los vecinos y nos va a permitir que no tengan que estar acudiendo a la guardia y por el contrario que puedan estar atendiéndose como corresponde en las salas del distrito. Esto se hace extensivo al primer cordón del conurbano y llega a 24 distritos, a dos millones de habitantes y son 363 las salas que se van a poner en condiciones en esta primera etapa. 

 

- ¿Cree que la crisis puede afectar el capital político de Cambiemos en la elección del año que viene?

 

- El ajuste tarifario, la corrección no son fáciles. Pero creo que la gente sabe que esto es así. Pero, a su vez, que de ninguna manera quiere volver atrás. Todo lo contrario: quiere terminar de cruzar el río y ver la luz al final del túnel y estar mejor. Soy un convencido que es una transición que hay que pasar y creo que la gente lo sabe. En ese sentido creo que nos van a volver a elegir.
 

 


Urrelli en su despacho, decorado con una camiseta del Club Atlético Independiente de Avellaneda, autografiada por el defensor Nicolás Tagliaficco (Foto: AG La Plata)

 


- En la campaña del 2017, la gobernadora María Eugenia Vidal fue la no candidata, más candidata de todo Cambiemos. ¿Entiende que será determinante pensando en la elección nacional?

 

- María Eugenia es la gran candidata que tiene Cambiemos en la provincia de Buenos Aires y desde ese lugar es una de las figuras más importantes en la Nación porque logra interpretar las necesidades de la gente y hacerse cargo, y eso le genera un vínculo con la gente. No sé cuánta gente lo logra. Va a ir por la reelección y será protagonista de la campaña, sin lugar a duda. 

 

- A priori, esta lectura le es más funcional a Mauricio Macri 

 

- Es tan necesario para María Eugenia tener un presidente que la entiende, como para el presiente, que en la provincia más importante, haya una figura que lo acompañe. 

 

- Por estos días hay un pedido de los gobernadores para que la p rovincia de Buenos Aires y la Ciudad se hagan cargo del servicio y mantenimiento de las empresas de servicio AySA, Edenor y Edesur. Todas operan en el conurbano y se financian con subsidios nacionales, ¿ qué opinión tiene al respecto?

 

- La provincia de Buenos Aires no está en condiciones económicas de hacerse cargo de las empresas que viene además con los subsidios incorporados. La explotación de esos servicios tiene incluidos los subsidios y no creo que hoy la provincia esté en condiciones presupuestarias. Hay un déficit enorme en términos de inversión; nosotros tuvimos un cruce con Edesur por los cortes de luz y nos decían que Lanús tenía un índice de mejor estabilidad del sistema eléctrico de la provincia. Si ese es el mejor sistema, qué queda para los demás. Lo más significativo es en términos presupuestarios pero también hay un juego político de los gobernadores para ver si le tiran una mochila a María Eugenia. 

 

- El planteo que hacen es ¿por qué un cordobés tiene que pagarle la luz a alguien que vive, por ejemplo, en Lanús?

 

- Sí, pero eso tiene que ver con un esquema de subsidio que ya estaba armado. A mí siempre me llamó la atención eso: por ejemplo ‘¿por qué nosotros tenemos que subsidiar través de un impuesto a lugares del sur’. Pero eso tiene que ver con una cuestión de solidaridad. Hay un montón de consideraciones y subsidios cruzados que tal vez habría que ver cómo se resuelve.
 

 


Urreli en su despacho y un mapa de la Terecera sección electoral (Foto: AG La Plata) 

 


- Usted forma parte del armado político y electoral de la Tercera sección, ¿es la deuda pendiente para Cambiemos?

 

- La Tercera sección se transforma en un objetivo central para nosotros porque se termina convirtiendo en una quinta o sexta provincia. Es fundamental dar la batalla y ganarla, hoy tenemos 7 distritos de los 19. Tenemos que ver cómo conservamos estos 7 y avanzar sobre otros. 

 

- ¿Cómo están de candidatos? 

 

- Nosotros en particular desde Lanús lo que hacemos es acompañar a distintos equipos de gobierno para saber qué es lo que les puede servir. Por un lado en campaña, por el otro en temas de gestión. Cuando entramos al municipio teníamos un plan de gobierno y lo estamos cumpliendo. Estamos haciendo lo que decía el libro amarillo de plan de Gobierno. Por una cuestión de responsabilidad, todos los que estamos peleando por un ejecutivo tenemos que saber qué hacer el día después. Ganar es muy lindo pero tenés que saber qué hacer después, es mucho más complejo de lo que parece. Uno piensa que es sencillo y no. Hay que tener una idea clara de lo que hay que hacer. 

 

- ¿Hay casos que han ganado y que la gestión no les ha sido simpática?

 

- Más de uno nos hemos encontrado con sorpresas. En Lanús por ejemplo nos encontramos con cuestiones imprevistas. Esas cuestiones imprevistas hicieron que el arranque haya sido complejo como fue para todos. Creo, igual, que Grindetti es uno de los mejores intendentes. Vencer la inercia inicial ha sido muy difícil. 

 

- En año electoral es cuando se pone en juego la solidez de un acuerdo político, ¿cómo imagina que será dentro de Cambiemos? 

 

- Lo mejor es que todos podamos tener un lugar en una mesa de charla, entendiendo que cada uno tiene un rol. Tenemos una relación muy sana y creo que lo que no tenemos que hacer nosotros y los otros es meternos en las distintas internas. Cada uno de los espacios tiene que poder abordar la discusión con una claridad y que no se terminen dirimiendo las internas en las discusiones de listas. Creo que la única manera que vamos a llegar bien es si integramos a todos, porque estamos en un momento en el que no hay que cerrarse ni ser mezquino. 

 

montenegro quiere declarar esenciales a los empleados municipales para que no hagan paro
La Agencia Télam permanece bloqueada por la policía pero paga salarios por más de 700 millones de pesos mensuales.

También te puede interesar