Ajuste federal

El desguace de Télam en Río Negro y Neuquén moviliza al arco político

Dirigentes de todos los partidos salieron en bloque a rechazar los despidos. El cierre total de las agencias Viedma y San Carlos de Bariloche.

El proceso de ajuste que desarrolla el titular del Sistema Federal de Medios Públicos, Hernán Lombardi, destruyó las corresponsalías de la agencia de noticias Télam en la provincia de Río Negro con el desmantelamiento de las redacciones de Viedma, la capital, y San Carlos de Bariloche. Por Neuquén, la ciudad más importante de la región norte, el despido de la mitad de los empleados condicionó a la planta de trabajadores. Ante tal determinación, fueron varios los actores políticos los que se manifestaron en ambas provincias.

 

Los vicegobernadores Rolando Figueroa (Neuquén) y Pedro Pesatti (Río Negro), salieron con énfasis en su reclamo. “Estos despidos afectan además a la libertad de expresión, porque deja en la calle a profesionales de la palabra, de la imagen y de la información; en un contexto donde la precarización del sector, con cierre de medios y pérdida de fuentes de trabajo en todo el país, hacen que peligre la pluralidad de voces deseable en toda democracia”, manifestó el neuquino. Pesatti, en esa línea, advirtió -mediante una carta a Lombardi- su “preocupación”.

 

En tanto, el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, se solidarizó con los periodistas, pero recordó que “es el momento de que las provincias, sobre todo aquellas que hemos avanzado para alcanzar el equilibrio económico financiero, apoyemos las medidas del Gobierno Nacional para lograr su meta”. El secretario de Medios de la provincia, Guillermo Campetti, salió del ostracismo con un comunicado oficial: “La reducción del déficit nacional no debe afectar a los trabajadores de ninguna manera. Repudio la medida”.  

 

En la Legislaturas de ambas provincias, se reprodujo el rechazo a la decisión. Los bloques de Juntos Somos Río Negro (JSRN) y el Frente para la Victoria (FpV) fueron voceros de la protesta en suelo rionegrino y, en la región del Comahue, el diputado Raúl Godoy (PTS-FIT) presentó un proyecto de declaración en rechazo a los despidos masivos que dejaron sin trabajo a 350 personas en todo el país.

 

 

 

Con un duro comunicado, el PJ rionegrino que conduce el intendente de General Roca, Martín Soria, sostuvo que "no es suficiente solidarizarse y que es "el inicio de ejecución de un plan de ajuste impulsado por orden del FMI y llevado a la practica por la ruinosa gestión del presidente (Mauricio) Macri". En tanto, el senador nacional Guillermo Pereyra (MPN), presentó un proyecto de declaración donde expresa "su preocupación" por la desvinculación de cerca del 40 por ciento de la nómina de empleados de la Agencia Nacional de Noticias, "quienes fueron despedidos de forma injustificada y sin previo" aviso. “Por la preocupación que genera esta situación para las 354 familias que quedan en la calle, sería importante se revea esta medida atento a la difícil situación por la que atraviesan personas con gran trayectoria en el ámbito periodístico”, expresa la declaración.

 

La Universidad Nacional de Río Negro, entidad clave en la Patagonia, declaró la emergencia económica y financiera.
Alberto Weretilneck, Pedro Pesatti y los legisladores electos de la UCR Lorena Matzen y Ariel Bernatene.

Las Más Leídas

También te puede interesar