Precios sin control

Vidal baja tarifas con el acuerdo de los intendentes que blindan sus fondos

Los cambios al proyecto que votó la Legislatura establecen que los municipios podrán “aplicar gravamen o derecho municipal que corresponda” a las empresas de luz y agua. Reaseguro de caja.

Los intendentes del PJ y los bloques minoritarios de extracción peronista le dieron los votos a Cambiemos para aprobar el proyecto de reducción de tarifas en la luz y el agua debido a los cambios que negociaron durante estos últimos días, donde se resolvió que los intendentes podrán cobrarle un gravamen extra a las empresas que no superará el 6% de las entradas brutas. 

 

Las modificaciones al proyecto que votó Diputados y ahora vuelve al Senado establecen que se sustituye el artículo 75 de la ley 11.769. De esta manera, la redacción final es la siguiente: “Establécese en el cero por ciento (0%), la contribución que los agentes de la actividad eléctrica a que se refiere el Artículo 7°, inciso c), abonan mensualmente a las Municipalidades de los partidos respectivos por las operaciones de venta con usuarios o consumidores finales”.

 

Además –y lo que significa el cambio más importante- se aclara que “cada municipio podrá aplicar a la distribuidora correspondiente, conforme a la normativa local, todo gravamen o derecho municipal que corresponda, los que en total no podrán exceder el seis por ciento (6%) de las entradas brutas de la distribuidora, netas de impuestos, recaudadas por la venta de energía eléctrica -con excepción de las correspondientes por suministros para alumbrado público. Las contribuciones especiales o de mejoras y aquellas que correspondan por la prestación efectiva de un servicio no vinculado a su actividad quedan exceptuadas del tope fijado precedentemente".
 

 


El presidente de la Cámara, Manuel Mosca (Foto: AG La Plata) 

 

“Acá la urgencia fue la caja de las tarifas. Vinieron, acordaron y final feliz. No, acá no hay final feliz: les siguen rompiendo el lomo a los bonaerenses”. La frase pertenece al diputado del FIT, Guillermo Kane -que se abstuvo en la votación-, y sintetiza parte de lo que sucedió en las últimas horas cuando los intendentes del PJ viajaron a La Plata para cerrar un acuerdo que les permitirá seguir cobrándoles una tasa a las empresas por la prestación de servicios. 

 

De haberse votado el proyecto tal como se aprobó en el Senado, los alcaldes hubieran tenido que resignar un fondo total de 1.300 millones de pesos que correspondía al 6% de los ingresos brutos que las empresas abonaban a las comunas pero que, a la vez, se incluía en la facturación final del usuario. Ese 6% fue el que se redujo al 0% -ése es el impacto de tarifas- y se habilitó a las intendencias a cobrar por fuera ese impuesto directamente a la empresa que se hará cargo de la erogación. 
 

 

 


Para eso, llegaron este miércoles a la capital provincial –como anticipó Letra P- los intendentes Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Gabriel Katopodis (San Martín), Santiago Maggioti (Navarro), Fernando Gray (Esteban Echevarría), Andrés Watson (Florencio Varela), Gustavo Arrieta (Cañuelas) y Hugo Corvatta (Saavedra).

 

Sergio Massa también fue clave en esa negociación. El líder del Frente Renovador mantuvo una reunión con María Eugenia Vidal y además con el presidente de la Cámara, Manuel Mosca, días antes al debate en el recinto. Mosca y Cambiemos habían mandado una clara señal al decir que no descartaba el proyecto del massismo bautizado como "tarifas limpias". Una vez sancionada la ley, el ex candidato presidencial felicitó a los legisladores propios. 
 

 


“Seguramente esto es insignificante y no les va a modificar la realidad a las pequeñas y medianas industrias, pero hace más de dos años que estamos trabajando para bajar las tarifas. Vamos a acompañar este proyecto puntual porque pudimos modificar lo que vino del Senado, que era imposible de acompañar porque era inviable para los intendentes”, dijo la diputada del bloque Convicción Peronista, Alejandra Martínez. 

 

Por su parte, la presidenta del bloque Peronismo Kirchnerista, Rocío Giaccone, no acompañó la medida. Durante su exposición en el recinto, remarcó: "Estamos asistiendo a otra brillante construcción publicitaria cambiando el eje del debate. Ya no discutimos el costo de la tarifa, discutimos sobre los impuestos, que, en concreto, es la plata de la gente, la plata de los municipios para poder hacer obras".

 

Además, pidió discutir su propio proyecto, que pone el ojo en la rentabilidad de las empresas. "Todos los legisladores que estamos acá tenemos la obligación de discutir el costo de la distribución, la regulación de un mercado monopólico sin competencia, con clientes cautivos, con concesiones por 90 años y que, además, pertenece a un solo grupo empresario”.
 

 


La diputada del bloque Peronismo Kirchnerista, Rocío Giaccone  (Foto: AG La Plata)

 


"Hay una iniciativa de la gobernadora María Eugenia Vidal para que el vecino pague menos. Entiendo que nos digan que es poco, tienen que hacer más. Ahora, ¿qué hacemos con esto? ¿Le vamos a decir al vecino 'no vas a pagar un 22% porque es poco'?", se preguntó el oficialista Mario Giacobbe en un mensaje directo a Unidad Ciudadana. "Es en beneficio de los bonaerenses y quiero agradecer a los bloques de la oposición que nos acompañan", cerró el diputado del bloque oficialista. 

 

Además de Cambiemos, el proyecto contó con el acompañamiento del Frente Renovador, el bloque del PJ Unidad y Renovación, Peronismo Kirchnerista e Integrar y el rechazo de Unidad Ciudadana y la abstención del FIT. Volvió al Senado para su sanción definitiva.

 

VOLVER A CASA. En la Cámara alta, la discusión fue en espejo a lo que había pasado en Diputados. Esta vez los bloques del PJ y del FR acompañaron la norma con los cambios, situación que no se dio cuando el proyecto pasó por el Senado y se aprobó solo con las votos de Cambiemos. 

 

"Estamos hablando de una quita de impuesto que los vecinos venían pagando y que sumada a la quita que ya aprobamos implica un monto superior al 20%2, dijo el presidente del bloque oficialista, Roberto Costa

 

Además se refirió a la cuestión de las arcas municipales -principal reclamo para que el proyecto regrese al Senado- y deslizó que "nunca antes los municipios recibieron tanto acompañamiento económico por parte de un gobierno provincial"

 

"Se están realizando obras en todos los municipios y debemos mencionar el Fondo del Conurbano como una medida histórica y de alto impacto en los distritos de la provincia. Mienten quienes dicen que queremos asfixiar a los intendentes", cargó. 

 

Diametralmente opuesta fue la posición de Unidad Ciudadana que, a diferencia de los bloques opositores, rechazó nuevamente la norma. "Consideramos que se sigue desfinanciando a los municipios. Se trata de una baja mentirosa para el bolsillo de los ciudadanos, y un grave problema para los municipios del interior de la Provincia", dijo el senador Juan Manuel Pignocco. 

 

"Las tarifas son impagables. Los hogares humildes tienen que elegir entre alimentos o calefacción. No podemos festejar esta baja de alícuotas que en realidad es insignificante, cuando las tarifas aumentaron 1500%. Y como si esto fuera poco, estamos dejando afuera de la tarifa social a la mayor parte de los usuarios elegibles de nuestra Provincia", apuntó el senador Federico Susbielles, también de Unidad Ciudadana. 

 

El gobernador Maximiliano Pullaro y Patricia Bullrich durante una de las visitas de la ministras a Rosario.
El presidente Javier Milei y la gerenta del FMI Kristalina Georgieva. 

También te puede interesar