Casa Rosada

Día de la Bandera: Macri no fue a Rosario por las manifestaciones anunciadas

Se informó a última hora del martes. Desde el macrismo provincial afirmaron que no estaba garantizada la seguridad del Presidente. De Andreis adjudicó los posibles incidentes a grupos "kirchneristas".

"Había demasiados avisos de manifestaciones". Esa fue la explicación que, a última hora del martes, dio el presidente de PRO de Santa Fe, el legislador provincial Federico Angelini, para justificar la decisión de la Casa Rosada de suspender la presencia del presidente Mauricio Macri en el tradicional acto por el Día de la Bandera, en Rosario. Suspensión que causó muchas repercusiones en la provincia, no solo por la excusa utilizada sino por no haberlo confirmado con mayor antelación.

 

Quien habían convocado a una marcha hasta el Monumento Nacional a la Bandera fue la Multisectorial contra el Tarifazo. A ellos fue que Angelini calificó de "violentos". Fue el mismo dirigente el que habló de la necesidad de que Macri no viaje a Rosario para "preservar la paz". 

 

La organización había preparado un doble vallado que hacía inaccesible la llegada hasta donde estaba montado el escenario en el que se esperaba un discurso del Presidente, finalmente supendido.

 

"Remarcar que el presidente no viene a Rosario por los violentos de siempre o porque queremos alterar la paz social, es estar más errados que un caballo. Es una excusa injustificada", afirmó Juan Alcaraz, representante de la Multisectorial. "En ningún momento hicimos un alto de violencia y mucho menos atentamos contra la paz social", afirmó.

 

 

La misma línea retomó en Buenos Aires el secretario General de la Presidencia, Fernando de Andreis. "Nuestra preocupación no es la seguridad del presidente para el acto de mañana (miércoles), porque en el acto iba a estar todo vallado: el Presidente iba a entrar y salir y no iba a tener ningún problema su seguridad; lo que nos preocupa es la seguridad de los rosarinos y todos los disturbios que querían generar para empañar esta fiesta", dijo.

 

En su explicación involucró al kirchnerismo: "Son organizaciones sindicales, de izquierda, pero sobre todo kirchneristas que no se dieron cuenta todavía que la sociedad argentina votó un cambio".

 

La información la confirmó este martes por la noche el Ministerio del Interior, a través de un comunicado que echaba por tierra con la gacetilla que Presidencia había distribuido apenas un par de horas antes, casi a las 19, confirmando la presencia de Macri en Rosario. "Con motivo de haber recibido notificaciones de los responsables de la seguridad presidencial y del gobierno de la Provincia de Santa Fe donde se indicaba que se debía reforzar las medidas de seguridad para evitar la posibilidad de que se generen disturbios en las calles de Rosario de organizaciones políticas, se suspenderá mañana la asistencia del Presidente a esa ciudad para la celebración del Día de la Bandera", anunció la cartera a cargo de Rogelio Frigerio.

 

Maximiliano Pullaro y el ministro de Desarrollo Productivo Gustavo Puccini.
El gobernador de Santa Fe Maximiliano Pullaro celebró la ley Bases y espera inversiones

También te puede interesar