Congreso Nacional

El debate por el aborto larga el 20 y en tres meses podría llegar al recinto

El proyecto se presentó por séptima vez en el Congreso, con el apoyo de todos los bloques y récord de firmas. En dos semanas se dará a conocer el cronograma de audiencias en las comisiones.

Con récord de firmas, el apoyo de diputados de todos los bloques políticos y la presencia de los integrantes de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito se presentó por séptima vez en el Congreso el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo (IVE), que empezará a debatirse en comisiones el 20 de marzo y podría llegar al recinto a fines de mayo o principio de junio.

 

“Es la séptima vez que lo presentamos y nos preguntamos si esta será la última”, introdujo Pamela Martín García, militante radical y referente de la Campaña Nacional que tuvo a su cargo la apertura de la presentación. En la sala vidriada del segundo piso del Anexo C de la Cámara de Diputados resonó el grito de un “sí” como respuesta segura, empujada por la presencia desbordante de militantes feministas, legisladores, ex diputados, dirigentes de distintos partidos políticos y personalidades del mundo artístico, todos con el pañuelo verde en el cuello.

 

La apertura de las referentes de la campaña, que remarcaron su alegría por ver el triunfo del movimiento de mujeres que puso el tema en debate y lo llevó finalmente hasta el debate en comisiones, fue seguida por la palabra de las cuatro primeras firmantes del proyecto, Victoria Donda(Libres del Sur), Brenda Austin(UCR), Mónica Macha(Frente para la Victoria-PJ) y Romina del Plá(Frente de Izquierda).

 

“En esta presentación hay un olor a que lo vamos a tratar en el recinto”, celebró Donda, que remarcó que la discusión es entre quienes están “a favor del aborto seguro, legal y gratuito en un hospital” y quienes están “a favor de los abortos clandestinos”. “Esta ley tiene nombre, el de las mujeres que mueren haciéndose un aborto clandestino. Esta ley se llama Maria Campos, madre de cinco hijos que murió en Santiago del Estero en un aborto clandestino”, señaló Donda. Detás suyo la escuchaban las actrices Luisa Kuliok y Cristina Banegas y la directora de cine Paula de Luque, que se acercaron al Congreso a apoyar el proyecto.

 

En la sala resonaba el canto “anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir” cuando tomó la palabra Austin. “Quiero celebrar que estemos viviendo este tiempo histórico, que tiene que ver con saldar una de las deudas de la democracia”, dijo la diputada radical, que remarcó que el debate por el aborto “no tiene que ver con las elecciones individuales ni con la moral religiosa” sino con un tema de salud pública.

 

“Estamos pidiendo que la ley garantice el acceso al aborto a todas las mujeres. Que se termine el negocio de los abortos clandestinos, de los laboratorios”, pidió la kirchnerista Macha y destacó que la instancia de debate se logró gracias a la lucha de las organizaciones de mujeres que pelean por sus derechos.

 

El pedido de producción pública de misoprostol, el fármaco que utilizan muchas mujeres para abortar, también formó parte del reclamo que se presentó en Diputados. En 2017, la diputada Lucila de Ponti presentó dos proyectos, uno para incluir el misoprostol en el plan médico obligatorio y otro para su fabricación en nuestro país.

 

 

 

“Este debate no es 'aborto sí o aborto no'. Es aborto clandestino, muerte de mujeres mutiladas o aborto legal”, subrayó la diputada Del Plá. “Necesitamos que esta ley se apruebe. ¡Ahora vamos por el Senado!”, arengó la representante del Partido Obrero.

 

En la sala escuchaban varios de los 71 diputados que ya firmaron el proyecto:Gabriela Estevez (FPV), Laura Alonso (FPV), Daniel Lipovetzky (PRO), Miguel Bazze (USR), Mayra Mendoza (FPV), Alejandra Martínez (UCR), Hugo Yasky (UCR), Carla Carrizo (Evolución Radical), Horacio Pietragalla (FPV), Olga Rista (UCR), Lucila de Ponti (Peronismo para la Victoria), Vanesa Siley (FPV), Olga Rista (UCR), Daniel Filmus (FPV), Teresita Villavicencio (Evolución Radical), Lucila Masin (FPV), Gabriela Cerruti (FPV), Josefina Mendoza (UCR), Nathalia González Seligra (Frente de Izquierda), Araceli Ferreyra (Peronismo para la Victoria), Nicolás del Caño (Frente de Izquierda), Sergio Wisky (PRO), Fabio Quetglas (UCR), Marcelo Weschler (PRO) y Luana Volnovich (FPV), entre otros. Este año, el acompañamiento del proyecto es récord en cantidad de firmas.

 

Lipovetzky, como presidente de la Comisión de Legislación General, que será cabecera del debate, fue el encargado de anunciar cómo será el trámite parlamentario de la ley, que irá a cuatro comisiones. Tanto Legislación General como Familia, Niñez y Adolescencia – que preside Alejandra Martínez- y Legislación Penal – a cargo de Gabriela Burgos (UCR) – se constituirán este mismo martes. La restante, Salud, que preside Carmen Polledo (PRO), todavía no terminó de integrarse, pero estará constituida, como mucho, para la semana próxima.

 

 

 

La intención de Lipovetzky es fijar una fecha de reunión plenaria para el martes 20 de marzo, cuando se presentará el cronograma del debate. Según adelantó el diputado del PRO a Letra P, habrá audiencias públicas y reuniones informativas durante dos meses, para luego pasar a la firma del dictamen y llevar, finalmente, el tema al recinto, algo que podría darse entre fines de mayo y principios de junio.

 

“Vamos a escuchar a todos, pero queremos un debate rápido. No estamos lejos de la mayoría. Vamos a trabajar y vamos a lograr la media sanción que todos buscamos”, dijo Lipovetzky durante su intervención en la presentación. El diputado celebró que el presidente Mauricio Macri haya apoyado el debate parlamentario “desde un lugar institucional tan fuerte como la Asamblea Legislativa”.

 

 

 

“Los diputados, los senadores, no nos representemos a nosotros mismos. No es una decisión de posicionamiento individual. Hace falta ponerse en el lugar del otro”, señaló la diputada Carrizo, integrante del interbloque que conduce Martín Losuteau. Carrizo criticó a los legisladores que presentaron un proyecto de consulta popular para resolver el tema. “Que no se vayan por la tangente. Nuestra responsabilidad es decir sí, no o abstención. Una consulta popular no vinculante es una encuesta trucha”, dijo la diputada.

 

Además de los legisladores con mandato vigente, en la sala también estuvieron históricos impulsores de la ley como María Luisa Storani, Gabriela Troiano, Myriam Bregman, María José Lubertino, Claudio Lozano, Mabel Bianco, Néstor Pitrola, Silvia Augsburger, Cecilia Merchan y María Barbagelata.

 

Temas
Javier Milei y Luis Petri en una base aérea militar
Toto Caputo no logra cerrar la negociación por las deudas de Cammesa

También te puede interesar