X
“No nos van a extorsionar”, respondió Stanley ante la denuncia del “malhumor social”, que lanzó el titular de Barrios de Pie y las manifestaciones que se produjeron esta semana.
Redacción 08/12/2018 10:13

La ministra de Desarrollo Social y Salud de la Nación, Carolina Stanley, sostuvo este sábado que no aceptará presiones de "quiénes utilizan a la gente vulnerable", luego de las diferentes manifestaciones que se produjeron esta semana de parte de organizaciones para reclamar aumentos de planes sociales.
 


“No nos van a extorsionar”, desafío la funcionaria que ganó peso en la estructura de gobierno tras el reacomodamiento de gabinete que realizó el presidente Mauricio Macri meses atrás. Stanley se refirió a las manifestaciones que distintas organizaciones sociales, como el Polo Obrero y otras, realizaron esta semana con la instalación de carpas frente a su ministerio con el objetivo de discutir un aumento de los planes sociales y sostuvo que “no podemos permitir que algunos se aprovechen de la vulnerabilidad de otros con fines personales o políticos y tomen a la gente de rehén”.

En declaraciones a Infobae, la ministra aseguró que “hay sectores que buscan exacerbar la angustia y creen en la lógica de cuanto peor, mejor", y advirtió que el Gobierno no va a ceder “ante los que persiguen objetivos que están muy lejos de los que tienen las personas que peor la están pasando en nuestro país”.

Esta semana, Barrios de Pie y otras organizaciones intentaron acampar en la puerta del ministerio de Desarrollo Social en pleno micro centro de la Ciudad de Buenos Aires. Se vivieron horas de tensión cuando las fuerzas de seguridad bloquearon el paso de las organizaciones a la altura del barrio de Constitución.Horas más tardes, pudieron llegar hasta el edificio ubicado en Belgrano y 9 de Julio. 

Stanley remarcó que “los piquetes y acampes no nos fortalecen en la Argentina, sino que profundizan la grieta”.
 

 

Pese a ello, los movimientos sociales piden como compensación de fin de año un aumento en los planes sociales, más allá del bono de fin de año que el Gobierno otorgará.

En este marco, Daniel Menéndez, titular de Barrios de Pie advirtió que "la paz social es un término demasiado fuerte como para que un bono lo pueda garantizar”.

“Lo mínimo que el gobierno podía hacer es discutir un bono que por lo menos permita pasar una fiesta mínimamente digna, aunque cualquier suma que hoy se pueda discutir es poco y no alcanza”, agregó este viernes el dirigente social. 

 

Fin de año caliente: tensión entre el Gobierno y los movimientos sociales

“No nos van a extorsionar”, respondió Stanley ante la denuncia del “malhumor social”, que lanzó el titular de Barrios de Pie y las manifestaciones que se produjeron esta semana. 

La ministra de Desarrollo Social y Salud de la Nación, Carolina Stanley, sostuvo este sábado que no aceptará presiones de "quiénes utilizan a la gente vulnerable", luego de las diferentes manifestaciones que se produjeron esta semana de parte de organizaciones para reclamar aumentos de planes sociales.
 


“No nos van a extorsionar”, desafío la funcionaria que ganó peso en la estructura de gobierno tras el reacomodamiento de gabinete que realizó el presidente Mauricio Macri meses atrás. Stanley se refirió a las manifestaciones que distintas organizaciones sociales, como el Polo Obrero y otras, realizaron esta semana con la instalación de carpas frente a su ministerio con el objetivo de discutir un aumento de los planes sociales y sostuvo que “no podemos permitir que algunos se aprovechen de la vulnerabilidad de otros con fines personales o políticos y tomen a la gente de rehén”.

En declaraciones a Infobae, la ministra aseguró que “hay sectores que buscan exacerbar la angustia y creen en la lógica de cuanto peor, mejor", y advirtió que el Gobierno no va a ceder “ante los que persiguen objetivos que están muy lejos de los que tienen las personas que peor la están pasando en nuestro país”.

Esta semana, Barrios de Pie y otras organizaciones intentaron acampar en la puerta del ministerio de Desarrollo Social en pleno micro centro de la Ciudad de Buenos Aires. Se vivieron horas de tensión cuando las fuerzas de seguridad bloquearon el paso de las organizaciones a la altura del barrio de Constitución.Horas más tardes, pudieron llegar hasta el edificio ubicado en Belgrano y 9 de Julio. 

Stanley remarcó que “los piquetes y acampes no nos fortalecen en la Argentina, sino que profundizan la grieta”.
 

 

Pese a ello, los movimientos sociales piden como compensación de fin de año un aumento en los planes sociales, más allá del bono de fin de año que el Gobierno otorgará.

En este marco, Daniel Menéndez, titular de Barrios de Pie advirtió que "la paz social es un término demasiado fuerte como para que un bono lo pueda garantizar”.

“Lo mínimo que el gobierno podía hacer es discutir un bono que por lo menos permita pasar una fiesta mínimamente digna, aunque cualquier suma que hoy se pueda discutir es poco y no alcanza”, agregó este viernes el dirigente social.