X
La fueguina Rosana Bertone pidió "llegar a un acuerdo" de unidad con la ex presidenta. Antes lo hicieron Bordet, Manzur y Zamora, otros de la foto que consiguieron Massa y Pichetto.
Redacción 24/12/2018 15:40

Mientras Alternativa Federal, el espacio que conducen Sergio Massa y Miguel Pichetto, busca mostrar volumen electoral anotando gobernadores en sus filas, ya son al menos cuatro de esos mandatarios los que buscan despegarse del rechazo que esos dos precandidatos a presidente expresan a la posibilidad de una unidad peronista que incluya al kirchnerismo y, especialmente, a Cristina Fernández de Kirchner. Esta vez fue la fueguina Rosana Bertone, quien solicitó "llegar a un acuerdo" con la ex presidenta.

Antes de Bertone fueron sus pares de Entre Ríos, Gustavo Bordet, de Tucumán, Juan Manzur, y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, los que, si bien se prestaron a la foto con el frente peronista de Massa y Pichetto, rápidamente salieron a despegarse del perfil anti K que estos dos dfirigentes buscan imprimirle a su armado.

 

 

"No se puede desconocer el aporte de votos de Cristina. Ignorar eso sería absurdo", deslizó Bertone, la mujer que Alternativa Federal buscó sumar a sus filas para romper la exclusividad de hombres en sus filas.

En una entrevista con la agencia Télam, Bertone explicó que esa liga de gobernadores comenzó a gestarse a partir de dos premisas: "Gobernar una provincia y tener problemas con el gobierno nacional", para dejar en claro que el enemigo electoral no está en ningún otro lado que no sea la Casa Rosada.

"En sus inicios fue un espacio de reclamo -recordó-. Después se sumaron más actores y comenzó a construirse una alternativa. Incluso surgió la idea de unificar la fecha de elecciones en los distritos participantes para que el candidato presidencial del sector tuviera un mayor respaldo."

Por otro lado, Bertone aceptó que el peronismo tiene “claras debilidades”, como “no gobernar la provincia de Buenos Aires y que no nos vaya bien electoralmente en distritos grandes como Santa Fe o Córdoba”. “Aún si el peronismo llega a la unidad -amplió-, no podrá imponerse en los comicios si obtiene triunfos únicamente en la periferia. Hay que mejorar en las provincias que aportan el mayor caudal de votos."
Bertone consideró que “cualquier peronista o no peronista que gane las elecciones tendrá que atravesar una situación delicada”.

 

Ya son cuatro los gobernadores del PJ federal que piden acordar con CFK

La fueguina Rosana Bertone pidió "llegar a un acuerdo" de unidad con la ex presidenta. Antes lo hicieron Bordet, Manzur y Zamora, otros de la foto que consiguieron Massa y Pichetto.

Mientras Alternativa Federal, el espacio que conducen Sergio Massa y Miguel Pichetto, busca mostrar volumen electoral anotando gobernadores en sus filas, ya son al menos cuatro de esos mandatarios los que buscan despegarse del rechazo que esos dos precandidatos a presidente expresan a la posibilidad de una unidad peronista que incluya al kirchnerismo y, especialmente, a Cristina Fernández de Kirchner. Esta vez fue la fueguina Rosana Bertone, quien solicitó "llegar a un acuerdo" con la ex presidenta.

Antes de Bertone fueron sus pares de Entre Ríos, Gustavo Bordet, de Tucumán, Juan Manzur, y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, los que, si bien se prestaron a la foto con el frente peronista de Massa y Pichetto, rápidamente salieron a despegarse del perfil anti K que estos dos dfirigentes buscan imprimirle a su armado.

 

 

"No se puede desconocer el aporte de votos de Cristina. Ignorar eso sería absurdo", deslizó Bertone, la mujer que Alternativa Federal buscó sumar a sus filas para romper la exclusividad de hombres en sus filas.

En una entrevista con la agencia Télam, Bertone explicó que esa liga de gobernadores comenzó a gestarse a partir de dos premisas: "Gobernar una provincia y tener problemas con el gobierno nacional", para dejar en claro que el enemigo electoral no está en ningún otro lado que no sea la Casa Rosada.

"En sus inicios fue un espacio de reclamo -recordó-. Después se sumaron más actores y comenzó a construirse una alternativa. Incluso surgió la idea de unificar la fecha de elecciones en los distritos participantes para que el candidato presidencial del sector tuviera un mayor respaldo."

Por otro lado, Bertone aceptó que el peronismo tiene “claras debilidades”, como “no gobernar la provincia de Buenos Aires y que no nos vaya bien electoralmente en distritos grandes como Santa Fe o Córdoba”. “Aún si el peronismo llega a la unidad -amplió-, no podrá imponerse en los comicios si obtiene triunfos únicamente en la periferia. Hay que mejorar en las provincias que aportan el mayor caudal de votos."
Bertone consideró que “cualquier peronista o no peronista que gane las elecciones tendrá que atravesar una situación delicada”.